BEISBOL

Alberto Mancilla anticipa sacudida en el campeón Mariscos Bahía tras eliminación en semifinal

 

Ensenada, Baja California.- Hasta el inicio de la serie semifinal, Mariscos Bahía mantenía su invicto ante rivales de la Liga Industrial Comercial.

El equipo campeón defendía su campeonato y lo había hecho bien.

Sólo perdió un juego del torneo interligas antes los Halcones de la Liga Municipal, pero después se repuso para ganar esa competencia en la que también se involucró la Liga Rural de Maneadero.

Pero en el torneo interno de la Industrial Comercial, el circuito que ha dominado durante las últimas décadas, todo parecía marchar bajo control.

La semifinal inició con una victoria que prolongaba su invicto. Luego se registró la primera derrota ante las Mantarrayas. Mariscos Bahía volvió a tomar la delantera, pero entones vendría la debacle. Derrota en el cuarto encuentro y un inesperado revés en el quinto y definitivo.

Y fue inesperado no tan sólo por el paso mostrado hasta ese momento, sino por la forma: Los campeones ganaban 7-1 hasta la séptima entrada cuando las Mantarrayas resucitaron con siete carreras que definieron la pizarra final de 8-7.

“Claro que dolió, y mucho”, admitió Alberto Mancilla Ávalos, quien garantizó que “el equipo va a seguir, pero habrá una reestructuración”.

“Queremos revancha pero a varios jugadores se les acabó el corrido en el equipo porque no se comportaron a la altura”, agregó el patrocinador y primera base.

Sobre la derrota que derivó en su eliminación, señaló que “el pitcheo, que fue la base de toda la temporada, estuvo terrible”.

“Reynaldo Andrade tiró bien hasta esa séptima entrada en la que dejó el juego con ventaja de 7-3 al admitir dos carreras, pero aún había cuatro de ventaja para nuestro relevo de experiencia”, precisó en torno a los ingresos de Ricky Guzmán y “Chacho” Madrigal.

Además, “hubo jugadores de experiencia que se quedaron muy cortos porque tuvieron oportunidades de cambiar todo con un swing que nunca llegó”, sin embargo reconoció lo hecho por el juvenil Marco Cárdenas, pues “respondió cuando se le necesitó”

“Por eso estamos eliminados y nos duele porque somos un equipo de tradición que ha conjuntado gente valiosa y responsable, pero esto se trata de ganar. La materia prima estaba pero varios no dieron el ancho, se los comió la presión. Y va a haber cambios”, adelantó.

En cuanto a la conformación de la selección rumbo al estatal de primera fuerza, aseguró que “Mariscos Bahía no va a pedir lugares para los jugadores que no se ganaron el derecho en el terreno de juego”, además que su padre, Alberto Mancilla Ponce, “ya dijo que no peleará por un lugar que le pertenecerá al manager campeón”.

“Apoyaremos como siempre lo hemos hecho, reconociendo a quien haya hecho las cosas mejor en el campo”, agregó.

En lo personal expresó que su deseo era retirarse como campeón en su faceta de pelotero, pero, a los 40 años de edad, todavía se siente en condiciones de continuar frente a la exigencia de “enfrentar a jovencitos de 18-19 años, muy preparados”.

“Esta es mi pasión, mi único vicio, no concibo un domingo sin jugar beisbol, pero tengo una doble responsabilidad como patrocinador e integrante del equipo, porque debo mantener buenos números para seguir adelante”, afirmó.

Reconocimiento a Mantarrayas

Alberto Mancilla Ávalos elogió lo hecho por las Mantarrayas, “un rival que se ha distinguido por siempre venir de atrás”.

“Era un equipo muy limitado con apenas 12 o 13 jugadores. Pero sabíamos de su peligrosidad con un patrocinador como mi tío Fernando (Mancilla Ponce), a quien le gusta el beisbol y sabe competir exigiéndole a su gente”, precisó.

En ese sentido, sostuvo que los ahora finalistas “supieron jugar con la garra y el coraje que faltó del otro lado”.

Y particularizó el desempeño de los pitchers Omar Hernández, César Siqueiros y Josué González, así como al juvenil Luis Ángel Ceceña junto a “toda la gente de experiencia con la que cuentan”.

Mal ampayeo

Para Alberto Mancilla el trabajo del cuerpo de ampayers, encabezado por Héctor “Lacra” Ceseña y completado por Chava Gómez y Noé “Wendy” Fernández “fue muy malo, en especial durante ese juego”.

“Hubo un conato de bronca en la quinta entrada cuando un jugador de experiencia de ellos (Mantarrayas) como Agustín Campa le pidió al pitcher Josué González que me diera un pelotazo; mis compañeros escucharon esto, empezaron las discusiones y los ampayers no supieron controlar la situación”, relató.

Lo anterior, detalló, a consecuencia de que Mariscos Bahía pretendía ejecutar un squeeze play cuando tenía ventaja de varias carreras, lo que para Mantarrayas significó violentar un código no escrito dentro del beisbol.

“Nosotros necesitábamos carreras y queríamos hacerlas sin la menor intención de burlarnos. Y al final nos hizo falta la carrera que pudo llegar de esa forma”, lamentó.

También cuestionó que, luego de vaciarse las casetas, sólo fuera expulsado un jugador de Mantarrayas, el pitcher Omar Hernández, “que ya había salido del juego”.

“En cambio por Mariscos fuimos expulsados tres jugadores, el capitán Alejandro ´Fiero´ García, el pitcher Juan de la Cruz y yo, y también el coach Iván Ibarra, así que fue más doloroso ver desde fuera lo que sucedió en la séptima entrada que ellos remontaron”, cuestionó.

Alberto Mancilla insistió en calificar el trabajo de los ampayers como “desastroso” y aclaró: “Nosotros no nos distinguimos por echar culpas ni hablar de este tema, pero así como varios jugadores de mi equipo dejaron mucho que desear, lo mismo digo del ampayeo”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más leídas

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

Copyright © 2017 AGP Media México, powered by Wordpress VIP.Themetf

To Top