Deportes

Ángel Marín, el esgrimista que apunta a Juegos Olímpicos inspirado en Star Wars

 

Ensenada, Baja California.- Ángel Fernando Marín Manríquez repetía una y otra vez la saga de películas Star Wars, mientras soñaba con ser portador de los sables de luz a través de los cuales dirimían sus diferencias los protagonistas; los del lado oscuro contra los del lado luminoso.

Esto, sumado a las leyendas de espadachines que le relataba su padre “cuando todavía era muy pequeño”, forjó la meta del ahora pre-seleccionado nacional de esgrima: defender a México en Juegos Olímpicos con una sable o un florete en la mano.

“Siempre, desde niño, he contestado que quiero ser campeón olímpico de esgrima”, relató durante la más reciente visita que realizó a Ensenada, su ciudad natal.

Y es que apenas con 17 años de edad, el sexto lugar individual de la Copa Mundial de Esgrima realizada en Tijuana durante la primera semana de enero de 2017, sabe lo que es sacrificar la estabilidad que supondría seguir junto a su familia en Ensenada.

Ya hace cinco años decidió emigrar primero a Tijuana, y luego a la Ciudad de México, para perseguir el proyecto construido en base a las cintas de La Guerra de las Galaxias, una de sus aficiones de infancia.

Inicios

Todo empezó en 2010, cuando, recién inaugurado el Centro de Alto Rendimiento de Ensenada, se promovió un incipiente proyecto de Esgrima a cargo del multi medallista en karate, Ángel Carrillo Angulo.

“Fue en noviembre de ese año cuando me llevó mi papá, y éramos muy pocos alumnos. Siempre que compito, donde sea, veo por mi municipio, porque empezamos de cero, entrenando con palos de madera, tarugos…

“Yo no conocía el florete, jamás había visto el arma; carecíamos del equipo, y Ángel, que también practico esgrima a muy buen nivel, hacía lo posible por darnos las bases”, recordó.

La expectativa que le generó dicho deporte no desentonó con lo encontrado en la aún limitada zona de práctica.

“Desde el primer día no dejé de ir. Me encantó el combate. Y empecé a ver lo lejos que se puede llegar, incluso a Juegos Olímpicos. Por eso tomé este deporte tan en serio desde el principio”, afirmó.

Cinco años fuera de casa

Ángel Marín logró clasificar casi de inmediato a Olimpiada Nacional y eso lo llevó a mudar su residencia al Centro de Alto Rendimiento de Tijuana, donde fue tomado por el titular del programa de esgrima en el Instituto del Deporte de Baja California (INDE), Alain Tandron, a partir de 2012.

“Fui el primer clasificado de Ensenada a la Olimpiada Nacional dentro de esa generación y me concentré un tiempo en Tijuana para progresar, y así, en 2012, alcancé la medalla de segundo lugar, una plata, en la Olimpiada Nacional de Puebla”.

Producto de ese resultado, “me invitaron a concentrarme y vivir en el CAR de Tijuana. En ese momento, pasé a entrenar con Alain Tandron y crecí muchísimo allá”.

Entonces llegó el siguiente paso: “En 2014 gané un selectivo nacional y el presidente de la Federación (Mexicana de Esgrima), Jorge Castro, me invitó al Cnar (Centro Nacional de Alto Rendimiento) después de dos años en el CAR”.

“Soy hijo único y a mis padres le pareció difícil que me fuera a los 12 años, porque no sabían la importancia con la que tomé el deporte. Ya son cinco años de esfuerzo y no me arrepiento, aunque sí extraño Ensenada. Pero el apoyo de mis papás ha sido importantísimo”, subrayó.

Aspiración olímpica

En la capital, el espadachín ensenadense se encuentra concentrado de tiempo completo y ha podido ver de cerca el trabajo de seleccionados a los que ha tomado como ejemplo; principalmente las bajacalifornianas que clasificaron a los Juegos Olímpicos de Río: Tania Arrayales y Julieta Toledo.

“Ellas estaban antes que yo y desde que entré supe que ellas son grandes. Antes iban pocos esgrimistas a Juegos Olímpicos y ahora tenemos que dos son de Baja California.

“Pienso que podemos ser más en el futuro. Me veo con posibilidades, si sigo cómo voy, de pensar en Tokio. Las ganas las tengo. La disciplina también; por eso he llegado a dónde estoy”, apuntó.

Futuro de Ensenada

Lejos de las carencias que experimentó en sus inicios, Ángel Fernando ve con optimismo el porvenir de la esgrima en Ensenada, ahora bajo la dirección del entrenador de origen cubano, Valodia Borges.

“Ahora hay que valorar el equipo y las máquinas, los petos electrónicos, ya con una sala de tres pistas en Ensenada. Además (el entrenador) Valodia (Borges) ha trabajado muy bien”, consideró.

En ese sentido, aseguró que “Ensenada seguirá creciendo, para tratar de igualar a Tijuana y Mexicali, con un entrenador del nivel de Valodia, a la altura de Alain Tandron, con quien trabajo un gran equipo técnico”.

“Si yo hubiese tenido esas facilidades y hubiera empezado con Valodia estaría mejor preparado. Los niños más chicos que van surgiendo, seguro llegarán lejos”, pronosticó.

Triunfo contra el número uno en la Copa del Mundo

La victoria que consiguió semanas atrás en Tijuana frente al argentino Augusto Cervello, primer sembrado de la Copa Mundial de Florete, ha venido a convertirse en un impulso anímico dentro de su carrera.

Con un 2016 “complicado”, en el que no obtuvo los resultados que esperaba como competidor del Panamericano y la Copa del Mundo de Mayores, para iniciar 2017 pudo reponerse con ese sexto lugar.

“Con el resultado ante mi rival argentino entendí que puedo tirarle a gente más grande y me convencí, más de lo que estaba, de que podía ganarle a cualquiera. Ahora mi objetivo es volver a demostrar que ese resultado puedo darlo contra gente de ese nivel en cualquier país”, expresó.

Lo que lamentó fue haber encontrado en el camino al también mexicano José Narváez, a la postre campeón, ya que “pudo darse una final contra él si no se hubiera dado ese cruce tan rápido”.

Apoyo

Para volver a encontrar adversarios de talla mundial y “poder seguir creciendo”, el estudiante de segundo año de bachillerato señaló que “a Conade (Comisión Nacional del Deporte) le ha faltado apoyar más porque la mayoría de las veces nosotros tenemos que pagar los viajes. Y creo que no tendría que ser así”.

“Esto debe cambiar para que mejoren los resultados en todos los deportes, porque en México existe el potencial y el talento; falta el apoyo y encontrar patrocinios”, estimó.

Además, admitió, “es cierto que, por lo caro del equipo para practicarlo, mi deporte puede ser considerado elitista”.

Competencias nacionales

Ya con experiencia internacional, el esgrimista ensenadense aseguró que no demerita las competencias nacionales programadas durante el año.

“Si no estás bien en los nacionales, no puedes seguir adelante en el proceso. Por eso todo hay que tomarlo en serio, aunque no haya el nivel que uno encuentra en competencias internacionales”, detalló.

Corral, inspiración

Concentrado en la Ciudad de México, Ángel Marín siguió de cerca la participación del gimnasta Daniel Corral en los Juegos Olímpicos de Río.

“Era un orgullo verlo sabiendo que es de mi ciudad. Eso me ha motivado y ojalá yo pueda ser el próximo ensenadense en Juegos Olímpicos”, concluyó.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más leídas

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

Copyright © 2017 AGP Media México, powered by Wordpress VIP.Themetf

To Top