Apuntes Perdidos

APUNTES PERDIDOS

 

Por Marco Antonio Domínguez Niebla

Clichés. La sede fue Cearte. Imposible imaginarla en otro lugar que no fuera ahí, adonde va la gente culta. El ponente, un reconocido periodista cultural que, entre las tareas asignadas a los aprendices, ha solicitado la redacción de notas elaboradas en base a entrevistas que él mismo ha realizado frente a ellos con algún personaje reconocido de la cultura local. Entre un montón de anécdotas, les cuenta a los asistentes que si algunas entrevistas se le han dificultado fueron aquellas en las que tuvo frente a sí a un boxeador, chicos que generalmente sería difícil encontrar ahí, adonde va la gente culta, y que, en opinión del ponente, sufren problemas a la hora de expresarse. El ponente es un tipo culto, con  trayectoria, seguramente un buen interlocutor a la hora de discutir algún tema (clichés, por ejemplo). Pero me ha resultado imposible acudir a ese curso del que me cuentan maravillas. Y es que hay tres funciones de boxeo en meses consecutivos y han sido semanas pesadas, de visitar lugares adonde va otro tipo de gente, aquella que ha hecho carrera partiéndose la cara y otras cosas (literal) para salir adelante, justo esa gente que, en su mayoría, ha aprendido a expresarse sin problema alguno, sin poses, como abastecedores de historias apasionantes, tanto de éxito como de desventura. Han sido días pesados, sí, pero también productivos. Las entrevistas con boxeadores siempre han sido mis favoritas.

Chocolate y chayote. Somos equipo. Por eso cuando me contó que había una licenciatura en periodismo, otorgada sin mayor trámite que enviar una serie de documentos a quién sabe dónde, le recomendé que lo pensara bien. Y así lo hizo. Lo pensó bien y desistió de la idea compartida por un grupo de aspirantes a ser licenciados sin serlo, que trataban de disuadirlo y que, de haberlo convencido, lo habrían expuesto al descrédito generado por estos días a causa del regalito gubernamental cuyas imágenes aparecen en todos lados. Al final, entendió que en este oficio, para tomar las fotografías que él toma, no resulta necesario el aval de un título de chocolate con esencias de chayote.

Una tarde de lunes. Caminan por la playa alejados lo suficiente del bullicio carnavalero, y ella ejecuta piruetas, preferentemente parada de manos, sin importar que la arena se instale entre sus ropas escolares. Metros más adelante, una vez más, interrumpe la marcha y estira sus piernas, cada una en sentido contrario, con una elegancia y una elasticidad coronadas por esa especie de arco formado entre sus brazos alzados en todo lo alto. Él la mira idiotizado, como acostumbran mirar los hombres tocados por la fortuna. Al fondo de la playa, luego de una larga caminata, topan con una zona de aparatos para hacer ejercicio y ella sube a todos y a todos les halla el tiempo y el ritmo, mientras él intenta imitarla sin éxito. Ella ríe y le gasta bromas frente a su falta de habilidad en cada uno de los esfuerzos por seguirle el paso, y también descarga comentarios irónicos dedicados al calzado formal que él lleva, ya cubierto en ese momento por restos de arena y agua de mar. Ella, que habla de repeticiones y asuntos técnicos relacionados con cada una de las distintas suertes que ejecuta a la menor provocación, ha sido tomada, absorbida por una pasión. Él lo sabe y echa el último vistazo al reloj. El tiempo ha pasado volando para ambos. Miran el reloj y son cerca de las cinco. La cita, el pacto semanal de encontrarse sin más testigos que esa complicidad nacida desde que ella nació, está por terminar. Y entonces, ya enterada de la hora, ella, su niña gimnasta, le pide un favor: Esa tarde de lunes no le importa faltar al gimnasio, porque prefiere seguir a su lado. Él, hombre afortunado, cómo podría negarse a tal petición.

Marco Antonio Domínguez.  Trabajó en los grupos radiofónicos Estereo Sol 92.1 y Grupo ACIR, donde condujo y dirigió programas deportivos, entre 1994 y 2003. Produjo y presentó el programa semanal de televisión "Tiempo Extra" en Canal 5 de Cable, parte de Síntesis TV, de 1999 a 2003. Desde noviembre de 2002 hasta abril de 2012 fue reportero de la sección deportiva de Periódico El Vigía. También ha colaborado para medios como ESPN.com, Agencia Fronteriza de Noticias, Puro Beisbol, Periódico Frontera y AGP Noticias.

Marco Antonio Domínguez.
Trabajó en los grupos radiofónicos Estereo Sol 92.1 y Grupo ACIR, donde condujo y dirigió programas deportivos, entre 1994 y 2003.
Produjo y presentó el programa semanal de televisión “Tiempo Extra” en Canal 5 de Cable, parte de Síntesis TV, de 1999 a 2003.
Desde noviembre de 2002 hasta abril de 2012 fue reportero de la sección deportiva de Periódico El Vigía.
También ha colaborado para medios como ESPN.com, Agencia Fronteriza de Noticias, Puro Beisbol, Periódico Frontera y AGP Noticias.

Más leídas

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

Copyright © 2017 AGP Media México, powered by Wordpress VIP.Themetf

To Top