Apuntes Perdidos

APUNTES PERDIDOS

 

Por Marco Antonio Domínguez Niebla

Contra las cuerdas. “No te golpeo nada más porque eres periodista”, dijo el ex campeón mundial, ahora comisionado de boxeo de la ciudad. “Voy a ir con tus superiores a pedir que te corran como te corrieron del otro periódico porque la traes conmigo y eres el único que me critica”, agregó. La discusión ya era acalorada cuando las siguientes preguntas apuntaron hacia la alteración a los veredictos de un juez en un par de combates, así como su promesa de cambiar un resultado y la sospechosa programación de un par de funciones en días consecutivos, más la presencia de familiares políticos entre sus colaboradores y tantas rarezas generadas desde esa comisión en apenas un año, meses después de que sufriera la extraña mutación de boxeador carismático a dirigente cegado por la cerrazón: “No tengo porqué mostrarte las tarjetas de ninguna pelea ni a ti ni a nadie y menos voy a contestarte porque eres un amarillista y sólo publicas lo malo y no todo lo bueno que he logrado en la comisión, como sí lo hacen mis amigos de los otros dos periódicos que siempre escriben bien de mí y no andan preguntando lo negativo, lo malo…”. Es más, “ni al presidente municipal tengo nada que explicarle porque es un cargo honorable (sic) y no me paga, aunque tú no lo entiendas porque estás malaconsejado por mi ex entrenador y ex comisionado”. Además, cada vez más iracundo frente a las preguntas relacionadas con presuntos actos de corrupción, advirtió: “Te voy a demandar por dañar mi imagen porque yo soy ex campeón del mundo y la gente me quiere, y a ti nadie te quiere por el periodismo negativo que haces”. El compendio de citas textuales, extraídas de la grabadora (donde permanecerán intocables), y legitimadoras del trabajo del periodista (que antes fue desafiado al intercambio de trompadas por un montón de gente pero jamás por un ex campeón del mundo) evidencian a un hombre sobre las cuerdas, desesperado y tan parecido a aquel boxeador que hace poco más de año y medio bajó del cuadrilátero en camilla hacia a un quirófano, con destino al retiro.

Involución. Había de todo, incluso los que llevaban roles estelares porque aparecían enlazados al Canal de las Estrellas por la mañana, al mediodía y hasta en la noche, para reportar “lo sucedido en el puerto”. También estaban los universitarios llegados desde el Golfo y los que pasaron por las aulas de la prestigiada Carlos Septién. Nunca, en cualquiera de las épocas, han faltado los improvisados, sobre todo en la radio y hablando de lo que sea, hasta de deportes. En realidad ni ha pasado tanto de ese tiempo en el que el hecho de mencionar sus nombres era referencia de periodismo en Ensenada. La mayoría aún son jóvenes, cincuentones en plena madurez para desarrollar a plenitud el oficio; sólo que algo se torció porque ni las redacciones de los diarios ni las cabinas de radio ni los foros de televisión ni las nuevas tecnologías reproducen esos nombres, ahora colocados en oficinas de gobierno o en escuelas privadas o públicas contando ficciones sobre sus supuestas hazañas periodísticas a grupos de estudiantes desesperados por escuchar el punto final de tales relatos. En el peor de los casos, hay quienes se han dedicado a payasear encima de un escenario con el rostro embarrado de maquillaje como si eso fuera suficiente para legitimar la caricatura en que se han convertido. Son contados los que han superado la prueba del tiempo, empatando el discurso de aquellos años con su actualidad. La congruencia nunca fue la virtud de esa generación perdida.

Cumple virtual. El Grandes Ligas que instaló la bandera de Ensenada, aún solitaria, al más alto nivel como Cachorro de Chicago. También el técnico del equipo local de futbol que ganó una Copa de Oro como seleccionado nacional. Encontrados por ahí también la mayoría de los chicos que han hecho que el boxeo renazca en esta ciudad, cuyos mensajes acompañan a los enviados por los entrenadores de alto rendimiento que han puesto al estado en la selecta lista de tres. Y entre todos el capitán de la selección de softbol ganadora de la plata en los centroamericanos de Veracruz y los beisbolistas y softbolistas y futbolistas y karatecas y gimnastas y basquetbolistas y voleibolistas y un montón de colegas. Esto de las redes sociales vale la pena por días como ayer, en el que, además de los afectos, uno puede ser apapachado por la gente que admira.

Marco Antonio Domínguez.  Trabajó en los grupos radiofónicos Estereo Sol 92.1 y Grupo ACIR, donde condujo y dirigió programas deportivos, entre 1994 y 2003. Produjo y presentó el programa semanal de televisión "Tiempo Extra" en Canal 5 de Cable, parte de Síntesis TV, de 1999 a 2003. Desde noviembre de 2002 hasta abril de 2012 fue reportero de la sección deportiva de Periódico El Vigía. También ha colaborado para medios como ESPN.com, Agencia Fronteriza de Noticias, Puro Beisbol, Periódico Frontera y AGP Noticias.

Marco Antonio Domínguez.
Trabajó en los grupos radiofónicos Estereo Sol 92.1 y Grupo ACIR, donde condujo y dirigió programas deportivos, entre 1994 y 2003.
Produjo y presentó el programa semanal de televisión “Tiempo Extra” en Canal 5 de Cable, parte de Síntesis TV, de 1999 a 2003.
Desde noviembre de 2002 hasta abril de 2012 fue reportero de la sección deportiva de Periódico El Vigía.
También ha colaborado para medios como ESPN.com, Agencia Fronteriza de Noticias, Puro Beisbol, Periódico Frontera y AGP Noticias.

Más leídas

© Julio 2017, Todos los derechos reservados AGP Media

Copyright © 2017 AGP Media México, powered by Wordpress VIP.Themetf

To Top