Apuntes Perdidos

APUNTES PERDIDOS

 

Por Marco Antonio Domínguez Niebla

La cena del Comandante. Fue un día duro. Entre la carretera, la odisea de llegar al estadio de beisbol ubicado junto a ese cerro rodeado de zonas residenciales, más los apagones que sucedieron a la ceremonia inaugural, ya pasaba de medianoche y en el estómago apenas nos acompañaba un ligero desayuno vespertino tomado antes de salir con rumbo a Tijuana. Entonces había terminado el juego, pero no las tareas ni el hambre que pudimos haber mitigado gracias a las atenciones del jefe de prensa del equipo local, cuya invitación agradecimos pero dejamos de lado frente a la tensión registrada en el terreno de juego durante el primer encuentro de la temporada en el Gasmart. Cuando bajamos de la sala de prensa en busca de “las impresiones de los protagonistas”, dos compañeros salían de la oficina ubicada dentro de la caseta del equipo de casa y nos señalaron que ahí estaba Eddie, que podíamos pasar. Y entonces pasamos, pero lo encontramos cenando. Era un platillo austero, como esos que sirven los servicios de banquetes cuando se trata de quinceañeras o bodas. El manager de los Toros, sin embargo, nos hizo pasar, y atendió con diligencia cada pregunta formulada que explicó a detalle, seguramente como lo hizo con el par de colegas que nos antecedieron. A esas alturas, resultaba imposible que tanto entrevistador como fotógrafo, a diferencia del atento entrevistado, nos concentráramos totalmente en la charla sin dejar de mirar de reojo hacia ese plato desechable que despedía un aroma tentador. Respondidas las preguntas de rigor luego de “la doble victoria con la que su equipo, Toros de Tijuana, ha iniciado la temporada frente a los campeones Diablos Rojos del México”, nos despedimos. “El Comandante” de los Toros nos hizo una última precisión antes de que saliéramos: “Cuando termine cada juego, gane o pierda el equipo, nada más tocan esa puerta y pasan, siempre estaré para ustedes”. De regreso, casi para tomar carretera, comentamos que no hay manera de desear otra cosa que a Eddie y a su equipo, durante toda la temporada que apenas ha comenzado, les vaya tan bien como esa noche. Y que, después de cada jornada como la de ese domingo de presentación triunfal, disfrute su cena. Nosotros salimos rumbo a Ensenada con una sola escala, ya a punto de dar la una, decididos y esperanzados: ojalá sigan abiertos los tacos de costumbre.

El “espectáculo” de medio tiempo. Son un montón de tipos con camisetas naranjas y con facha de todo menos de gente de fiar. El hombre que toma el micrófono se anuncia como el licenciado fulano de tal, representante del Movimiento Ciudadano. En la grada del estadio de Ciudad Deportiva hay poco más de 100 personas que miran con curiosidad a ese tipo de sombrero achicharronado y camiseta a medio fajar, cuyo mensaje va encaminado a “pedirles su confianza para que me dejen representarlos como su diputado por el 03 Distrito Electoral”. Luego, aprovechando el medio tiempo del partido de futbol, dice que hay una cita relacionada con el deporte que siempre ha aplicado en su vida, aunque para repetirla tenga que sacar una hoja maltrecha que desdobla y después lee con dificultad, a tropezones. Ante las primeras expresiones burlonas enviadas desde el graderío, apresura su discurso (si así se le puede llamar) y entonces lanza otra frase en un intento por dominar al respetable: “¡El futbol no es el mejor de los deportes, es el único!”. Sin lograr el impacto esperado tras su arenga pro balompié, decide despedirse y se pone “a las órdenes de todos ustedes en la oficina del partido, ahí… este… eh… entre la Macheros y la Miramar, por…”. De pronto, revelada su dirección, en vecindad con uno de los tantos congales célebres de la zona roja de Ensenada, los aficionados lo interrumpen y gritan a coro: “¡¿atiendes en La Potranca, güey?!”. De inmediato, el candidato que mejorará la vida de “todos”, si es que el voto le favorece, responde de acuerdo a lo que podría esperarse de un político de su talla: “¡Sí, muy cerca de donde empieza la diversión, estamos nosotros, Movimiento Ciudadano!”. Y entre risas, deja el micrófono para salir de la escena. Desde entonces, dos cosas han quedado claras: Los Tiburones Blancos, invictos y cada vez más consistentes en el torneo de la Tercera División tras golear minutos después a Caborca 4-1, merecen más de un centenar de aficionados en las gradas; también les urge mejorar su espectáculo de medio tiempo.

Cómo suena un gol. Ya tiene ocho años y medio. Justo ocho con seis meses. Pasado ese tiempo jamás ha escuchado la voz de su chiquillo solicitándole “quiero ver el futbol contigo” o “cómprame el uniforme de tal equipo” o “llévame a jugar futbol contigo”, o todo aquello que él le pedía a su padre cuando tenía ocho y medio. Todo lo contrario: “No quiero ver el futbol contigo” o “no me compres el uniforme de ningún equipo” o “no me lleves a jugar futbol”. Incluso juguetean con el tema. El padre le oferta tentaciones futboleras y el chico las rechaza, enfático. Se aceptan y se disfrutan a pesar de sus diferencias en la materia, por estos días ya irreconciliables. Lo único que lamenta, más allá de no poder compartir su pasión con ese chiquillo tan parecido a él en otras tantas cosas, es que jamás conozca el gozo de escuchar el sonido resultante de la pelota encontrándose con las redes un día de partido cualquiera.

Marco Antonio Domínguez.  Trabajó en los grupos radiofónicos Estereo Sol 92.1 y Grupo ACIR, donde condujo y dirigió programas deportivos, entre 1994 y 2003. Produjo y presentó el programa semanal de televisión "Tiempo Extra" en Canal 5 de Cable, parte de Síntesis TV, de 1999 a 2003. Desde noviembre de 2002 hasta abril de 2012 fue reportero de la sección deportiva de Periódico El Vigía. También ha colaborado para medios como ESPN.com, Agencia Fronteriza de Noticias, Puro Beisbol, Periódico Frontera y AGP Noticias.

Marco Antonio Domínguez.
Trabajó en los grupos radiofónicos Estereo Sol 92.1 y Grupo ACIR, donde condujo y dirigió programas deportivos, entre 1994 y 2003.
Produjo y presentó el programa semanal de televisión “Tiempo Extra” en Canal 5 de Cable, parte de Síntesis TV, de 1999 a 2003.
Desde noviembre de 2002 hasta abril de 2012 fue reportero de la sección deportiva de Periódico El Vigía.
También ha colaborado para medios como ESPN.com, Agencia Fronteriza de Noticias, Puro Beisbol, Periódico Frontera y AGP Noticias.

Más leídas

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

Copyright © 2017 AGP Media México, powered by Wordpress VIP.Themetf

To Top