Apuntes Perdidos

APUNTES PERDIDOS

Por Marco Antonio Domínguez Niebla

El mesero y el boxeador. “Chichí” le decían a su hermano. Entonces era un hombre feliz, una especie de mesero-comediante que solía trabar amistad de inmediato con los clientes del restaurant de los señores Mares y Valdez, primero dentro del Hotel Santa Isabel y luego a espaldas de la funeraria que está frente al Seguro Social de la Reforma, una casona de dos pisos que hoy parece abandonada, justo sobre una esquina. El “Chichí” se llevaba fuerte con los comensales de La Ermita, “La Casa de los Chiles en Nogada en Ensenada”. Mi padre era uno de ellos; y vaya que aguantaban los dos. Pero había respeto, más allá de las bromas un tanto subidas de tono que sonaban graciosas cuando las disparaba ese pequeño hombre con tendencia prematura a perder el cabello, ojos redondos de mirada viva, nariz un tanto aguileña, siempre de camisa blanca, pantalón negro y moño sobre el cuello, también en un tono oscuro que contrastaba con la actitud festiva que acompaña a quienes han encontrado la fortuna de ejercer el oficio para el que nacieron. Alguna de esas bromas lo refirió a él, el “Carita”. Sí, es mi hermano, dijo el “Chichí”, durante alguna charla con “El Señor Domínguez”. Resultaba difícil relacionarlo con el ídolo de la ciudad, el boxeador admirado por los hombres y asediado por las mujeres, según relataban los cronistas y los aficionados de la época. Corría la primera mitad de los años ochenta cuando Andrés Sandoval, técnico y con una pegada digna de apuntarlo entre los integrantes distinguidos de la camada de peleadores bajacalifornianos que había surgido de manera espontánea en ese momento, despachaba rivales sobre el cuadrilátero y enorgullecía a los aficionados al boxeo de Ensenada desde que fue descubierto por Ramón Marchena padre (quien seguramente lo bautizó con ese sobrenombre que los identificaba a ambos, “Carita”) y hasta que rompió con él para ser patrocinado por empresarios que lo abastecían de un buen auto y toda la clase de comodidades que requiere un chico con aspiraciones de llegar lejos en ese universo de promotores, apoderados y entrenadores dispuestos a sacar tajada de un ídolo en ciernes. Lo que pasó después, por contradictorio que parezca, lo tengo menos claro que lo de aquellos años. Lo concreto es que finalizó la sociedad de los señores Mares y Valdez y poco después cerró La Ermita cuando el primero de ellos falleció de modo trágico; la carrera del “Carita” entró en una espiral descendente desde que perdió en 1989 con el hijo de su primer entrenador, Ramón Junior, y hoy, luego de colaborar con las más recientes comisiones de boxeo como juez, vive de dar clases en un modesto gimnasio, según vi en un anuncio colocado dentro de un camión de transporte público, ya como un hombre maduro que acostumbra a correr los eventos atléticos que se organizan en la ciudad acompañado de su hija, siempre sonriendo a todos quienes lo reconocen como aquel boxeador que pudo ser; y el “Chichí”, de acuerdo a lo que me han contado, acude a comer continuamente al restaurant del Hotel Coral y Marina como recompensa al trabajo hecho durante años en ese lugar, pero, aun jubilado, acepta las invitaciones para “meserear” ya sea ahí o en cualquier otro lugar, es decir, sigue siendo un hombre feliz.

Marco Antonio Domínguez.  Trabajó en los grupos radiofónicos Estereo Sol 92.1 y Grupo ACIR, donde condujo y dirigió programas deportivos, entre 1994 y 2003. Produjo y presentó el programa semanal de televisión "Tiempo Extra" en Canal 5 de Cable, parte de Síntesis TV, de 1999 a 2003. Desde noviembre de 2002 hasta abril de 2012 fue reportero de la sección deportiva de Periódico El Vigía. También ha colaborado para medios como ESPN.com, Agencia Fronteriza de Noticias, Puro Beisbol, Periódico Frontera y AGP Noticias.

Marco Antonio Domínguez.
Trabajó en los grupos radiofónicos Estereo Sol 92.1 y Grupo ACIR, donde condujo y dirigió programas deportivos, entre 1994 y 2003.
Produjo y presentó el programa semanal de televisión “Tiempo Extra” en Canal 5 de Cable, parte de Síntesis TV, de 1999 a 2003.
Desde noviembre de 2002 hasta abril de 2012 fue reportero de la sección deportiva de Periódico El Vigía.
También ha colaborado para medios como ESPN.com, Agencia Fronteriza de Noticias, Puro Beisbol, Periódico Frontera y AGP Noticias.

Somos un sitio web especializado en deportes, llevamos hasta tus dispositivos información oportuna, verídica y de interés general. Como Agencia contamos cobertura fotográfica y escrita de alta calidad. Nuestras plataformas son AGP Deportes, AGP TV, AGP Net Screen, Agencia AGP.

Copyright © 2017 todos los derechos reservados para AGP Media México, powered by Wordpress VIP.Themetf

To Top