Apuntes Perdidos

APUNTES PERDIDOS

Alejandro Zepeda

Por Marco Antonio Domínguez Niebla

El codo del alcalde

“Qué tal, mucho gusto”. Tres veces al menos. Y qué importa. Un reportero más al que desconoce, al que no ubica. Incluso da la impresión de que desconoce y no ubica un montón de cosas. El caso es que siempre lo veo distraído y ausente, dubitativo y sobreactuado, declarando frases hechas y respondiendo nada de lo que se le pregunta y sí cualquier ocurrencia. Tal vez sea una apreciación personal, pero me recuerda a Pelayo, su amigo, el alcalde de principios de década, el del caos, el que lo tenía como brazo derecho, su alfil desde las diferentes posiciones en que lo colocó proyectándolo como el sucesor indirecto que finalmente fue, un trienio más tarde. Tres veces al menos el alcalde actual, el de finales de década, me ha dicho que fue un tenista muy bueno, pero que se lesionó el codo, y luego me enseña el codo y la cicatriz de la cirugía, esa que le impidió “llegar a ser lo que fue Raúl Ramírez” cuando desde la universidad californiana USC proyectaban: “Marco Novelo, el prospecto número uno de su programa de tenis”. No les exagero, al menos tres veces: mucho gusto, el codo, la cirugía, el tenis, Raúl Ramírez, USC… Eso seguido del “yo soy deportista” y “vienen cosas muy buenas para el deporte de Ensenada, canchas, inversión, promoción de torneos…” (aunque él ni enterado de que al personal de su instituto del deporte le paguen días, hasta semanas después, lo desquitado durante la catorcena). Entonces, uno como periodista, tiene que separar la opinión de la información, la visión personal del dato duro, las dudas sobre lo que pudo venirse contra lo que se nos ha venido, la palabrería inconexa contra los resultados. Mientras tanto, en redes sociales, Cristian, el regidor independiente, una especie extraña en el cuarto piso del palacio municipal por lo decente que parece (a esta altura ya tan sólo parecerlo, es ventaja), manifiesta su desaprobación al Presupuesto de Egresos propuesto en el cual se sugieren recortes a cultura, desarrollo humano y esa bandera que enarbola orgulloso el presidente municipal tenista: deporte. Y si, en las semanas que el presidente municipal se ha ausentado con rumbo a quién sabe dónde (dejando la ciudad que gobierna y en tanto ardían temas como, por ejemplo, lo de la Baja 1000 y la anarquía de sus organizadores), Inmudere solicita 13 millones 700 mil pesos para nómina, le autorizan en total 11 millones 800 mil pesos, y si la paramunicipal dedicada a la promoción del deporte requiere presupuesto de 21 millones 87 mil 238 pesos, únicamente le son autorizados 14 millones 781 mil 863 pesos. Hoy han boletinado información del ayuntamiento. Ya está en Ensenada, donde tiene tanto por hacer. Mucho gusto, señor alcalde.

*El autor es colaborador de AGP
Deportes.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top