Apuntes Perdidos

APUNTES PERDIDOS

Archivo

Noche vieja

Por Marco Antonio Domínguez Niebla

Podría preocuparme porque ya no lo tengo a él (con quien gritaba los goles al unísono y con quién habría gritado los dos del último campeonato apenas hace un par de semanas), pero prefiero pensar que todavía la tengo a ella que me sigue cuidando como cuando niño y que a través del amor que le sigue profesando a él lo mantiene vivo, como vivo sigue en mi memoria a pesar de que sólo estuvo conmigo dieciocho de mis cuarenta y seis.

Podría preocuparme porque uno de ellos no me llama ni me saluda ni quiere saber de mí, pero prefiero pensar que tengo al otro que me llama y me saluda y siempre quiere saber de mí, como el hermano fiel y solidario que es.

Podría preocuparme por prácticamente no tener eso que algunos llaman amigos del alma, pero prefiero pensar que tengo al menos uno y que con él basta y sobra para sentir que tengo cubierta esa cuota de complicidad y lealtad necesaria en la vida de cualquiera.

Podría preocuparme que a esta altura del partido, ya pasados los 45 del primer tiempo, sigo libre y sin firmar un documento que me una a alguien, pero prefiero pensar que ya están por cumplirse dos desde que la tengo a ella y que desde que la conocí hemos construido nuestra propia libertad, compartida y sin firmas ni ataduras de cualquier tipo (por el momento).

Podría preocuparme por no tener un trabajo común y corriente, de los que llaman estables y seguros, pero prefiero pensar que hago lo que me gusta hacer y que tengo qué comer, dónde vivir y con qué sostener a los dos pilares de mi vida, esos pequeños ya de quince ella y de doce él.

Podría preocuparme por no haber publicado esa novela ni ese libro de cuentos que me propuse publicar desde que empecé a escribir y desde que quise ser como esos señores que firmaban esos libros que leía, pero prefiero pensar que tengo dónde publicar lo que escribo y que soy un periodista de esos de antes, de los que soñaban con escribir esa novela y ese libro de cuentos y no como los que abundan ahora y que se satisfacen con ejercer el oficio poniendo su jeta frente a un celular a decir cualquier barbaridad.

Podría preocuparme por tantas cosas, pero prefiero festejar el hecho de estar aquí y publicar lo que se me pega la gana, siempre y cuando me guste porque siempre he creído que si a mí me gusta lo que se me pega la gana publicar bien podrá existir otro distraído al que le guste.

Podría preocuparme por seguir escribiendo, pero ya pasan de las siete y me esperan ellas y ellos para abrazarnos y decirnos puras verdades, que nos queremos y que estamos juntos y unidos, aprovechando el pretexto de que hay que cambiarle un numerito al último casillero del año que se va por el que estamos por vivir.

Y podría preocuparme por pensar si esto será leído este año que agoniza, pero para qué preocuparse por nada; prefiero desearles lo mejor para este año que nace a todos quienes llegaron hasta el siguiente punto final.

*El autor es colaborador de AGP Deportes.

1 Comment

1 Comment

  1. CARLOS RAMON ROMERO

    17 enero 2019 at 8:02 am

    MIS MEJORES DESSEOS PARA TI MARCO Y TU FAMILIA, HA SIDO UN FINO Y FIEL AMIGO, DE LOS MEJORES QUE TENGO, SIEMPRE ESTAS AHI AUNQUE NO NOS FRECUENTEMOS TANTO Y CUANDO NOS VEMOS SIEMPRE ME QUEDO CON UN BUEN SABOR DE BOCA, POR EL APRENDIZAJE ADQUIRIDO CADA VEZ QUE CHARLAMOS.
    SIEMPRE TE HE ADMIRADO POR TU INTERESANTE TRABAJO.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top