BOXEO Y MMA

Chris Orozco, un ensenadense dedicado, por el campeonato nacional de kickboxing

Alejandro Zepeda

Ensenada, Baja California.- Lo del “Cañón” es por la potencia de su pegada. Pero Chris Orozco se encuentra a punto de viajar al Campeonato Nacional de Kickboxing, como campeón estatal, no sólo por esa virtud, sino por el tesón con que desarrolla su carrera deportiva.

“Desde las cinco de la mañana que me levanto voy a correr y el resto del día lo dedico a alimentarme bien, a entrenar y a dar clases de boxeo y kickboxing”, dijo el peleador nacido el 23 de enero de 1995.

A horas de volar rumbo Tampico, Tamaulipas, sede del nacional, el líder del Team Orozco, ubicado en la Calzada Cortez de Ensenada, tiene confianza en que, pese a que “allá estarán los mejores peleadores de México”, saldrá adelante en la disputa del cinturón de las 160 libras.

Apenas en junio ganó el campeonato estatal de dicha división durante una función organizada por los especialistas en la materia, José Guardado y Miguel Azuara, “venciendo en la final a un rival de Mexicali en el gimnasio Óscar Tigre García”.

En el nacional serán de dos a tres peleas, “esperando cuánta gente llegue a participar. Hay buen nivel en México, pero Baja California es fuerte”, afirmó.

Sobre sus características, explicó que le gusta “ser inteligente” y “no arriesgar”.

“Prefiero hacer mis puntos y si se da la oportunidad, entonces sí buscar el nocaut porque tengo buena pegada y aguante, resisto. Mi fuerte es el boxeo, pero también pateo”, apuntó el peleador cuyo récord es de 5-1.

En caso de ganar el campeonato nacional, “vendrá el siguiente filtro, que sería continental, porque el evento es avalado por el Consejo Mundial de Kickboxing”.

“Después tal vez dejé un poco el kickboxing, porque siento que lo mío es el boxeo y espero debutar como profesional el próximo año, ya con 18 peleas y récord de 16-2, siempre dirigiéndome solo y peleando en diferentes lugares de México, también en el estado”, añadió.

En el gimnasio, cada tarde, lo esperan tres peleadores, cuyas edades son de 20, 18 y 9 años, a quienes prepara con la meta de “convertirlos en campeones”.

Y para poder cumplir sus metas como peleador, próximamente profesional, es indispensable el apoyo de su entorno. “En especial el de mi mujer; mi sueño es el sueño de ambos”, concluyó.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top