| Crónicas del emparrillado | Deportes | CRÓNICAS DEL EMPARRILLADO

Crónicas del emparrilladoDeportes

CRÓNICAS DEL EMPARRILLADO

Por Arturo Couoh EL JIM HARBAUGH QUE CONOCÍ.- San Francisco se quedó en el camino.  Los aficionados de Pittsburgh, que no consiguieron calificar esta temporada a playoffs, pueden destapar con calma la champaña y respirar una vez más, por que los Steelers siguen siendo los máximos poseedores de trofeos Lombardi y por ende, el equipo […]

Por Arturo Couoh

EL JIM HARBAUGH QUE CONOCÍ.- San Francisco se quedó en el camino.  Los aficionados de Pittsburgh, que no consiguieron calificar esta temporada a playoffs, pueden destapar con calma la champaña y respirar una vez más, por que los Steelers siguen siendo los máximos poseedores de trofeos Lombardi y por ende, el equipo con mas viajes al Súper Bowl en la historia del Juego.

Este ritual es el que la vieja generación del 72 de los Delfines de Miami realiza cuando algún equipo de la NFL que resulta temporalmente invicto, termina su racha ganadora.

El momento más cercano fue en 2008 cuando los Patriotas perdieron el último el Super Bowl en Glendale, Arizona, contra los Gigantes de NY.

“Habrá que agradecerle a los Gigantes”, dijo alguna vez Bob Griese, en plan de broma.

Muchos aficionados de los “Niners” se jactaban de que la perfección y la marca de 1.000 de porcentaje histórico dentro del Super Bowl era lo que los ponía como los mejores por el hecho de tener un récord de 5-0 hasta que perdieron con Baltimore.

El llamado “porcentaje de la soberbia”, antes de verse ensombrecido por la derrota ante Ravens hace un año, salía a relucir sin considerar que  Pittsburgh contaba ya con seis títulos y dos subtítulos para un total de ocho apariciones en el Super Bowl.
Paso por San Diego

Jim Harbaugh durante su etapa con Chargers

Jim Harbaugh durante su etapa con Chargers

Aunque nunca he sido partidario de los Gambusinos – mi anticuarentaynuevismo con todos sus asegunes se remonta a los 80- me considero admirador de los hermanos Harbaugh en especial de Jim.

Hace unos días y previo a la realización de los Campeonatos de Conferencia, su esposa lo “ventaneaba” con el hecho de que gustaba de comprar pantalones de pinzas para usarlos para dirigir en los partidos.

Otros detalles que no muchos conocen de el, son que también el entrenador de los Gambusinos es bilingüe y aprendió a hablar español en la preparatoria.
También que estuvo cerca de jugar un Super Bowl cuando fue quarterback de los Indianápolis Colts a mediados de los 90′ antes de la llegada de Peyton Manning.

Harbaugh con Toreros

Harbaugh con Toreros

Después jugó en los Ravens,mucho antes de que su hermano se convirtiera en entrenador en jefe. De Baltimore, Harbaugh fue canjeado a los Chargers en 1999, con los que jugó dos temporadas para después irse a Carolina y posteriormente iniciar su carrera como entrenador en jefe.

La vida de Harbaugh como dirigente en sus inicios, esta íntimamente ligada a San Diego y California. Fue entrenador de los Toreros de USD y posteriormente estuvo en Stanford además de que fue entrenador asistente en la plantilla de los Raiders antes de San Francisco.
Sin embargo, hay una pieza que aún falta por embonar en el esquema de Harbaugh.
Es un entrenador extraordinario pero no ha alcanzado el título con los Niners, será que mejor podría lograrlo con otro equipo? Por su carácter me gustaría verlo en Dallas, Miami, Chicago y por que no Oakland o San Diego en algún futuro mediato?

Menos trabajo para el pateador

Resultará absurdo, pero es mi posición favorita. Alberto Gálvez nunca me dio tiempo de jugar, a excepción de un par de kickoffs y unos cuantos despejes, pero lo disfruté en grande. El hombre me ve y dice no conocerme. Poco importa en realidad.

Después, los Misioneros del Bachillerato UIA, esa escuadra de jóvenes mercenarios de los noventa, corridos de la Lázaro Cárdenas, cortados de Castle Park y de la Montgomery High de San Diego, que jugaban con Jerseys Parchados y hombreras prestadas, quedaron en el olvido.

La foto de al lado del escritorio llena de papeles y recibos, fue rescatada tras la limpia de fin de año. En ella no aparece el pateador por que tuvo que prestarle el uniforme a un linebacker que también era tight end, las hombreras y los nitros a un ala que también era esquinero.

Esa foto tiene 20 años. El “underdog” invisible hacía de los escasos 30 segundos de juego el momento de su vida, sin importar lastimarse el empeine en medio del lodo. Al fin y al cabo Héctor, uno de los asistentes le decía “el Tee no duele”, levanta la pierna hasta que sientas que tu rodilla toca el hombro. El mejor intento: 23 yardas, aunque nunca fue oficial. Sólo un “drill” que sin embargo rescataba el espíritu de lo lúdico.

Uno de los protagonistas de la foto ahora es entrenador, de los mejores. Sólo me ha tocado verlo una vez en San Diego. En una conferencia de Prensa posterior a un juego de Pretemportada entre Chargers y los Seattle Seahawks, cuando Norv Turner aún era head coach. Después de la NFL vinieron, el voleibol y las pelis. Aún hay deseos de convertir esa anécdota en guion o novela. Al fin y al cabo el periodismo es efímero y la literatura perpetua.

Lo cierto es que entre lo efímero y lo finito, la NFL analiza también la necesidad de eliminar los puntos extras en su sistema de juego.

¿Que pasaría entonces? ¿El extra será por pase o acarreo? ¿No habrá conversión a dos puntos como opción para remontar o acercarse al marcador? ¿Cuanto valdrá ahora el touchdown? ¿Será de siete puntos? ¿Se quedara en seis?


¿Cronismo anacrónico o Anacronistas Deportivos?

Regis Philbin en Crowd Goes Wild! de Fox Sports

Regis Philbin en Crowd Goes Wild! de Fox Sports

Hace algunos años resultaría Inconcebible ver a Donovan McNabb hablando de Artes Marciales Mixtas en la televisión.

Ese esquema convencional sometido bajo ciertas “voces”, es ya anacrónico. Parte del pasado aunque algunos se aferren a regresar y a intentar revivirlo.

El discurso ha cambiado en los últimos 14 ó 15 años y empezó a modificarse al aparecer producciones como “Best Damn Sports Show Period!”

A partir de ahí comenzó a gestarse un modelo de televisión curioso que ha sido retomado por producciones como “Fox-live”, en el que sus presentadores dejan de lado la “solemnidad” y esa postura del culto a la nota, para desenvolverse con un tono más histriónico, pero con calidad en los contenidos y sin caer en extremos de la televisión en México.

Es cierto, hay excepciones, como los análisis sustanciosos de Pepe Segarra o aquellas “cátedras” dominicales de Pepe Espinosa (Q.E.P.D.), en el que hablaba de metodología aplicada a las ciencias del ejercicio por sus experiencias vividas en sus capacitaciones tomadas en UCLA.

A los jocosos contenidos de “Fox Live” se suma “Crowd Goes Wild” en el que el “primer actor” o ” conductor, mejor dicho, es Regís Philbin.

Hay quienes reniegan por estar en los medios deportivos y hay quienes estando en el medio del entretenimiento, experimentan ciertas innovaciones en su carrera. Philbin es uno de ellos al darle un toque menos rígido a la televisión de deportes en EEUU.

Hace unos días en Direct TV USA (en México sólo se ve Sky) Philbin y el resto del elenco de “Crowd Goes Wild!” Realizaba una entrevista en el Estudio de Fox Sports con la selección Noruega de curling, la cual participará en los Juegos Olímpicos de Sochi, Rusia.
Y no sólo fue eso, sino también una exhibición de lo que se trata esa disciplina a la que en una ocasión, Sintesis TV le dedicó un reportaje especial. ¿Se vale o no?

recommended