| Crónicas del emparrillado | Deportes | Futbol Americano | CRÓNICAS DEL EMPARRILLADO (Seattle, campeón)

Crónicas del emparrilladoDeportesFutbol Americano

CRÓNICAS DEL EMPARRILLADO (Seattle, campeón)

Por Julio Arturo Couoh   DEJA VU: El Super Bowl XLVIII me recuerda al XXXVII que se jugó en San Diego. Así como la defensiva de los Tampa Bay Buccaneers hizo el gasto fuerte para neutralizar a Rich Gannon, Seattle aplicó a su perímetro y sus equipos especiales para mantener cautivo a Peyton Manning hasta […]

Los campeones neutralizaron a Peyton Manning

Los campeones neutralizaron a Peyton Manning

Por Julio Arturo Couoh

 

DEJA VU: El Super Bowl XLVIII me recuerda al XXXVII que se jugó en San Diego. Así como la defensiva de los Tampa Bay Buccaneers hizo el gasto fuerte para neutralizar a Rich Gannon, Seattle aplicó a su perímetro y sus equipos especiales para mantener cautivo a Peyton Manning hasta antes del cuarto período. Pero existen también otros detalles interesantes que se han dado a traves de la historia del Super Domingo. Recordemos cómo los Dallas Cowboys limitaron a los Dolphins de Miami en la Edición VI a sólo un gol de campo y la llamada “Doomsday” Defense no sólo paró en seco, sino acorraló a Bob Griese un año antes de que su equipo se redimiera con la llamada temporada perfecta. Fue un difícil arranque para Peyton Manning. Fue su primer cuarto más tormentoso con el safety, justo al inicio del partido. Falló la comunicación con su línea ofensiva. Hay que recordar que algo similar le sucedió en 2007 en Miami contra los Bears de Chicago tras un regreso de patada que a los Colts de Indianápolis los puso en contra en el inicio del encuentro del Super Bowl XLI. Pocos “safeties” son los que recuerdo en los súper tazones desde la edición XXV a la fecha. Uno de ellos fue precisamente en aquella ocasión que la defensiva de los Bills de Búfalo derribo a Jeff Hostetler en Tampa cuando formaba parte de los New York Giants, que para su fortuna otro error los hizo campeones: la patada fallida de 37 yardas de Scott Norwood. Monarca en la Costa Oeste Peter Carroll sumará a su vitrina de trofeos colegiales obtenidos al fente de USC, el máximo galardón de la NFL tras ganar el Super Bowl. Seattle también obtendrá su primer título y su marca queda en 1-1. Hace ocho años jugaron su primer Super Bowl y lo perdieron ante Pittsburgh en Detroit. Antes de los Seahawks ningun otro equipo de Seattle había conseguido un campeonato de Liga Mayor, con excepción de los Supersonics en la NBA. Los Mariners (para variar de Beisbol) se han quedado en el camino. Hace casi 15 años, Carroll tuvo temporadas con más pena que gloria en los Patriotas de Nueva Inglaterra. Emigró al ovoide universitario e hizo renacer la mística de los Trojans. Hoy es un regreso a la NFL coronado por la puerta grande. Era algo que no veía desde la época de Jimmy Johnson con los Hurricanes de Miami en la NCAA y los Dallas Cowboys de los 90′. Pero hay otro dato interesante: Russell Wilson se convierte en el segundo mariscal de campo con raices afroamericanas en ganar un Super Bowl. No sucedía desde 1988 con Doug Williams y los Washington Redskins, precisamente ante Denver. Y si nos vamos más atrás, las llamadas minorías, tuvieron a su primer campeón mariscal abridor de Super Bowl con Jim Plunkett, de ascendencia mexicana, cuando los Raiders conquistaron su segundo Super Tazón. Previamente, Tom Flores lo hizo, aunque como suplente de Len Dawson con los Kansas City Chiefs. Pero aún no se ha cumplido otra expectativa en la historia de este juego: No ha habido quarterback campeón con dos camisetas distintas. Morton, Manning y Warner no pudieron lograrlo. Jugando a ser Knopfler o Sting El medio tiempo con Bruno Mars fue otro “Deja Vu”. Insisto en que la cancion “Out of Heaven” tiene acordes que se parecen a “Sultans of Swing” de Dire Straits sin la voz ni requintos de Mark Knopfler. Esa cancion que no dejó de sonar toda la semana en las emisoras de habla inglesa en San Diego, también me recuerda a varias piezas de “The Police” como “Spirits in the Material World”, “I can’t Stand Loosing”, “Roxanne” e inclusive “Message in a Bottle”. Mars en el escenario parece evocar al personaje de Bob, hermano mayor de Richie Valens en “La Bamba”, interpretado por Esaí Morales. No todo es deporte, pero sí espectáculo Afortunadamente esto es lo que hace diferente al Super Bowl y a la NFL de cualquier otra cosa. El comercial “censurado” de Scarlett Johansson acabó por pasarse pero sin la frase: “Sorry Pepsi, Sorry Coke”. Al mismo tiempo, veo la nueva campaña de “24” con el hashtag de “Jack is Back”, ahora en el Reino Unido, pero Jack me parece demasiado violento y bruto. No tiene la finura del “Doctor Who” ni la caballerosidad ni perspicacia de Luther. La accion predomina sobre el drama y ahí los Británicos guardan cierta diferencia con el estilo de produccion que se hace en la América Hollywoodesca. Es como el Whisky Escocés y el destilado en Wisconsin o Tennessee. Para cerrar, reaparece Jerry Seinfield con menos cabello y algunos años encima. Mucho se habla de los episodios especiales de reencuentro de los personajes que aún salen al aire en retransmisiones en horarios nocturnos. La Rambler Pacer sale a cuadro y parece congelar el tiempo como las canciones de Bob Dylan, quien fue elegido como “vocero” de la campaña de Chrysler bajo el slogan “American Import”. De nueva cuenta Detroit viene a la meta. Detroit esa ciudad en la que los Seahawks se quedaron en el camino hace ocho años. Pero hoy hay nuevo campeón.

recommended