Daniel Corral

Daniel Corral por sus terceros olímpicos: “Quiero medalla en Tokio”

Alejandro Zepeda
 

Ensenada, Baja California.- Daniel Corral no se va.

El gimnasta representante de México en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y Río 2016 ha confirmado que, pese a un par de lesiones de consideración, una de las cuales requirió cirugía, cumplirá el proceso a Tokio 2020.

En sus dos experiencias olímpicas, el atleta surgido del Club de Gimnasia de Ensenada, que aguardó por meses la decisión en torno a su continuidad o su retiro, únicamente participó en un par de aparatos: barras paralelas y arzones.

Y sólo en Londres llegó a una final. Fue en barras paralelas.

Para Tokio, la aspiración es competir en el concurso all around, consistente en los seis aparatos, para ir en pos de su única asignatura pendiente como gimnasta: la medalla olímpica.

En 2020, Daniel Corral tendrá 30 años. Y confía en que la madurez propia de la edad, así como las dos participaciones olímpicas, allanarán el nuevo camino.

Pero va con calma.

Primero necesita sanar al completo de su cirugía de hombro derecho, y luego ocuparse de su espalda.

AGP: ¿Viene el tercer ciclo olímpico?

DC: Sí. Nunca anuncié mi retiro oficial. Después de Juegos Olímpicos decidí tomarme un tiempo de descanso psicológico porque terminé mermado en todos sentidos. Quise descansar la mente de tantos años de entrenamiento.

AGP: ¿También lo físico?

DC: También. Meses antes de Río, ya en Inglaterra, tuve una lesión muy fuerte en la espalda baja por mes y medio. Eso no me permitió hacer los seis aparatos en Juegos Olímpicos. Ya en este año fui a Tijuana con un cirujano, Javier Pérez Domenech, especialista en hombro, que me detectó varios problemas del lado derecho. De hecho, cuando regresé a entrenar, por ahí de abril, ya no podía hacer nada: ni colgarme de la barra, ni pararme de manos, nada. Entonces decidí checarme y de inmediato fui candidato a las artroscopia que me hicieron en el hombro derecho. Me la hice en junio y ahora espero regresar poco a poco, gradualmente, porque apenas se cumplen dos meses de la cirugía. El cirujano también me ha estado atendiendo las molestias de la espalda.

AGP: ¿Para cuándo está planeado el regreso en forma y en qué aparatos se centrará el trabajo inicial?

DC: Mi intención es regresar poco a poco y dependo de la evolución, después del procedimiento quirúrgico. Por el momento, estoy en rehabilitación con Hugo Meza, quien dirige esta etapa. El descanso me ha ayudado muchísimo y he podido ver mejor las cosas. Estamos apuntando a octubre para hacer gimnasia súper básica. El cirujano me ha prohibido hacer parado de manos o lagartijas, por eso ahora estoy trabajando con pura liga porque tengo que recuperar toda la flexibilidad del hombro, que es muy importante; también fortalecer las piernas, la espalda, todo. Es como empezar de cero.

AGP: ¿Sin prisa?

DC: Sí, eso ya lo hablé con el presidente de la federación (mexicana de gimnasia), Gustavo Salazar, y con Saúl Castro (director del Instituto del Deporte de Baja California). Me interesa sanar porque si no tomo este año estaré en muy malas condiciones en 2018 y 2019. Quiero llegar a tope a los Juegos Panamericanos, en mi mejor forma deportiva, para que no me pase lo del ciclo pasado cuando llegué a Inglaterra en diciembre de 2015 y le di tan duro que mi espalda no aguanto, tronó. Esa experiencia es la que debe servirme ahora.

AGP: ¿Un par de aparatos o all around en Tokio?

DC: Me siento muy bien y voy all around. Tokio es hasta 2020 y tengo tres años para volver y poder presentar la mayor cantidad de aparatos el próximo año, poquito a poco. Dentro de los aparatos que haré el próximo año tengo considerados arzones, paralelas y piso. Ahorita hay cambio en el código de arzones y quiero seguir fuerte ahí, además de trabajar los demás aparatos para apoyar al equipo. No tengo prisa. Apuntamos a 2019 para estar listos.

AGP: ¿Quién es el entrenador designado para iniciar el nuevo proceso?

DC: Con la experiencia de los dos ciclos olímpicos y lo que he vivido en Inglaterra, creo que puedo dirigir mis entrenamientos con la guía y el punto de vista de Luis Sosa, que fue mi compañero en selección y sabe cómo funciona el cuerpo de un gimnasta de 26-27 años. Me siento muy a gusto con la mancuerna que hemos hecho aquí en Ensenada, en espera de que así vayan las cosas ya en competencia. Pienso a largo plazo en el trabajo con Luis. Me escucha y eso es muy importante. En Inglaterra aprendí que allá se le da valor a la palabra del atleta desde chico. A los 14-15 años los gimnastas toman decisiones por su cuenta. Se les da responsabilidad sin depender tanto del entrenador.

AGP: ¿Falta la medalla olímpica?

DC: Es lo único que le falta a mi carrera y me encantaría ganarla. Siempre he sido de la idea de subir al pódium en cada competencia a la que voy, pero durante los otros dos ciclos pensaba mucho en la medalla. No es que haya sufrido los procesos anteriores, los viví intensamente, pero pude haberlos disfrutado más. Y eso es lo que hará la diferencia ahora: más que enfocarme en resultados, disfrutaré más mi gimnasia. Por eso me he mantenido silencioso. Quería tranquilidad este año para planear el proceso en base a mi experiencia.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más leídas

© Julio 2017, Todos los derechos reservados AGP Media

Copyright © 2017 AGP Media México, powered by Wordpress VIP.Themetf

To Top