Columnas

DIARIO HASTA LA FINAL (Día 9)

 

Por Marco Antonio Domínguez Niebla

De la suerte a la certeza. Luis Gabelo Conejo. Así se llamaba. Y qué Memo Ochoa ni qué nada. Ese sí que era él solo contra el mundo. Los brasileños sólo les ganaron 1-0 por sus atajadas, todas increíbles. Y luego fue clave para las victorias sobre escoceses y suecos, sus otros rivales de la primera ronda. La estrategia era más o menos así: que el arquero tape todo, láncela arriba a ver qué nos da la suerte y que la divinidad nos ilumine. Y así los ticos del sobrevaluado Bora (el mismo yugoslavo desgreñado que siendo local con México en 86 jugaba con tres contenciones cuando los penales ante Alemania y los calambres de Hugo y la expulsión del Vasco) llegaron a los octavos de Italia 90 donde la extinta Checoslovaquia se encargó de mandarlos de regreso, goleados 4-1, con todo y el genial Luis Gabelo Conejo. Ahora, a 24 años, vaya que la cosa ha cambiado. Sólo van dos juegos. Pero qué juegos. Las víctimas, dos históricos. Primero los uruguayos (3-1) y luego los italianos (1-0) con el cabezazo de Bryan. Ambos vencidos con autoridad por esa selección centroamericana de futbol vistoso, protagónico. Ambos superados por esta gran selección tica del colombiano Pinto, la supuesta víctima sembrada en el grupo de la muerte, el de los tres campeones mundiales. Ya clasificados, nada más les falta la eliminada Inglaterra, sin esperar a ver qué les da la suerte.

Mata gigantes. Podrían ser el gran Pirlo y el letal Super Mario con todos los azurris. O bien podrían ser Luis el ariete de moda y el cotizado Cavani con todo y la garra charrúa. Porque Rooney y Gerrard y los siempre prometedores y luego decepcionantes ingleses ya fueron. Quién diría que los ticos…

Para rato. ¿Resaca por tanto juego? ¡Bah! Eso déjenselo a Messi caminando contra los bosnios, o a Cristiano lanzando zapatazos de todos lados en busca de su gol contra los tanques germanos, o a Casillas recibiendo siete en dos juegos y a Ramos y Piqué y Xavi con v y Xabi con b y Javi con J haciéndola de coladera contra holandeses y chilenos. Benzema, el francés goleador tan menospreciado en el Madrid, metió dos de los tres contra los hondureños y dos de los cinco ante los suizos, más penal errado, más golazo anulado este viernes, más los que vengan contra los ecuatorianos, nomás para festejar la calificación. Y como va la cosa, la carga de juegos aumentará para el delantero campeón de Champions y los nuevamente poderosos blues, como navajitas aun con el trajín europeo.

Entre el menos fuertes y el más débil. El menos fuerte de la fuerte Conmebol contra el más débil de la tradicionalmente débil Concacaf. Y en realidad no hubo tanta diferencia. El gol hondureño de Costly, remontado por los dos del ecuatoriano Valencia, sentenciaron la historia. El perdedor, sin puntos luego de dos juegos, en espera del adiós oficial cuando encuentren a los suizos heridos tras el 5-2. El ganador, con tres, por todo ante la Francia líder e invicta.

Más leídas

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

Copyright © 2017 AGP Media México, powered by Wordpress VIP.Themetf

To Top