Deportes

Eduardo Espona, el argentino campeón del mundo con México, regresa a Ensenada

Alejandro Zepeda

Ensenada, Baja California.- Fue campeón del mundo con México, aunque nació en Argentina.

Es contemporáneo del actual entrenador de la selección mexicana de futbol, Gerardo “Tata” Martino, cuando ambos jugaban en las filiales de Newell´s Old Boys de Rosario, el mismo equipo del que es hincha y en el que alguna vez jugó Diego Maradona, además de ser la cuna futbolística de Lionel Messi.

Nació en Casilda, el pueblo donde también vieron la primera luz el ex seleccionador argentino Jorge Sampaoli y el arquero de la Argentina mundialista en 2018, Franco Armani.

Conoce más que muchos las fortalezas y debilidades de jugadores simbólicos de la selección mexicana, como Carlos Vela y Javier “Chicharito” Hernández, ambos conducidos desde lo físico por él en aquellas selecciones menores de mediados de la década pasada.

Eduardo Espona, también campeón del mundo con la selección argentina de futsal en 1992 y con el plantel juvenil de Boca Juniors en 2002, está en Ensenada.

Ha vuelto después de 12 años.

Junto al seleccionador de entonces, Chucho Ramírez, se concentró varias veces en el puerto bajacaliforniano desde donde preparaban a la selección Sub20 que fue a Canadá en 2007 con la base de la campeona del mundo Sub17.

De este martes y hasta el viernes, el hoy técnico de selecciones argentinas de futsal impartirá un Curso Teórico-Práctico dirigido a entrenadores, instructores, maestros de educación física, estudiantes universitarios y padres de familia en la Ciudad Deportiva y el Salón Rojo del Riviera.

Pavel Alvarado, Eduardo Espona y el director de Inmudere, Javier Beltrán

México campeón

Para Eduardo Espona, discípulo del legendario Jorge Griffa, formador de talentos en Argentina, el futbol mexicano le debe a Chucho Ramírez “la modificación de su estructura”, pues gracias a su trabajo, además del campeonato del mundo Sub17 de México, “se entendió la importancia de que debía existir un departamento de selecciones menores”.

En base a eso se reunió “una generación fantástica” que, a diferencia de lo que ha sucedido en otros casos, llegó a colocar hasta siete u ocho elementos en la selección mexicana mayor por casi un par de décadas.

Vela y Chicharito: talento puro y fortaleza mental

Todo México ha visto a Carlos Vela y Javier Hernández. Pero pocos los conocen como su primer preparador físico en selecciones mexicanas.

“A Carlos Vela lo describiría como puro talento, un atrevido, desfachatado, que juega al futbol en el ámbito profesional como se juega en el barrio. Siempre es necesario tener ese tipo de jugadores porque te dan frescura”, describió.

“Quisiera muchos Carlos Vela, una porción en cada equipo”, agregó.

Y al Chícharo, “lo quisiera tener dentro y fuera de la cancha siempre, porque en los dos lugares es importantísimo: tiene una gran fortaleza mental”.

“Ha vivido y ha trascendido. Es responsable, serio y trabajador”, abundó.

En los dos casos, “son personas preparadas para la vida. Buena gente”.

Tata en México

Eduardo Espona se formó en Newells Old Boys donde ya despuntaba un joven instalado en el primer equipo. Un 10 de clase, puro talento también: Gerardo Martino.

“Compartimos una etapa en Newells cuando yo jugaba en reservas y él era jovencito ya como jugador de Primera División”, recordó.

En México lo ve con posibilidades de que “le vaya bien”, porque “defiende y pregona los mismos principios que Menotti, el buen trato de balón, un juego de presión…”.

“La selección argentina tuvo una actuación destacadísima con él. Y Paraguay jugó siempre a centros y cabezazos, garra, hasta que él lo hizo jugar muy bien al futbol”, reconoció.

Además, “en Newells gano sin ningún tipo de discusiones y jugando como nos gusta a los hinchas del equipo”.

“Tiene las condiciones y la capacidad, la experiencia y la edad, pero tienen que darse factores, que te lleven de la mano y te ayuden quienes te contrataron”, estimó.

Menotti en Argentina

La vuelta del técnico campeón del mundo en 1978 a la estructura de selecciones argentinas “puede ser un aporte para marcar el rumbo” de un país que ha dejado de ser protagonista en el orden internacional, sobre todo en las divisiones menores.

“(Menotti) le dio la identidad a la selección de Argentina desde 1978 y la posicionó en el primer nivel. Me parece que la edad no es una limitante para el conocimiento. Celebro que haya llegado”, añadió.

Curso

El curso impartido por Eduardo Espona tiene costo de 1000 pesos para público en general y 500 para estudiantes de la UABC.

Lo organiza el técnico ensenadense Pavel Alvarado Ojeda y lo respalda el Instituto Municipal del Deporte y Recreación de Ensenada (Inmudere), dirigido por Javier Beltrán.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más leídas

To Top