FUTBOL

El primer 10 de Primera, Raúl Enríquez, recuerda su paso por Xolos

Club Tijuana Xoloitzcuintles de Caliente

           

Tijuana, Baja California.- Raúl Enríquez es un jugador histórico para el Club Tijuana. Se trata del máximo anotador en la historia de los Xoloitzcuintles.

“El 10 Eterno”, como se le conocía en sus mejores tiempos con la camiseta Rojinegra, sumó 81 goles con el escudo Xoloitzcuintle en su pecho, anotaciones conseguidas en diferentes etapas, primero en la Liga de Ascenso, así como en la Primera División nacional, es todo un pilar en la edificación de la Institución Fronteriza.

“Empecé con el equipo jugando en el CREA, me invitó Víctor Rangel, me tocó jugar en contra un torneo anterior, y me dijo que iban a armar un equipo en Tijuana, que se iba a llamar Xoloitzcuintles, que la directiva que lo estaba formando era gente seria, entonces me gustó la idea, para el 2007 llegué a Tijuana para jugar, crecí bastante aquí, me encariñé con la ciudad, con la institución y viendo todo lo que ha crecido, es un orgullo ser ese jugador goleador histórico del equipo”, comentó Enríquez en una entrevista especial, en la que se enfundó de nuevo con los colores Rojinegros, y dónde dijo que cambiaría todos esos goles por volver a jugar como Xoloitzcuintle.

“Así de grande es el cariño que siento por esta institución”, resaltó. 

EL PRIMER RECUERDO COMO XOLOITZCUINTLE 

Fueron muchos los momentos de alegría que vivió Enríquez con el equipo de Tijuana, pero el recuerdo principal que guarda en su memoria 
es el del Ascenso a Primera División, un logro que año con año se vuelve más difícil para los equipos que buscan llegar al máximo circuito nacional. 

“Aquella final contra el Irapuato, con el clima, el sol caliente, la afición en la tribuna, es lo primero que se me viene a la mente, cuando llovía se jugaba mucho mejor, porque la pelota botaba lo más natural que se podía, me imagino muchos goles, se me hace un nudo en el pecho, vengo pocas veces a ver partidos porque me guardo los recuerdos, siempre me da una impotencia muy grande el estar en este estadio y no poder jugar”, comentó. 

Era el estreno de la casa de los Xoloitzcuintles. El 11 de Noviembre de 2007 se abrieron las puertas del Estadio Caliente y ahí estaba Raúl para otra cita con la historia. Enríquez marcó aquel día el 2-0 definitivo con un remate de cabeza implacable ante Pumas Morelos, filial de la UNAM en aquellos años. 

“Recuerdo ese partido inaugural en el Estadio, ese gol de cabeza nos motivó, fue un cambio radical del equipo a cuando jugaba en el CREA, al ser dueño de una cancha el equipo tomó una personalidad diferente, realmente, ese gol me dio una alegría grande porque sabía que podíamos crecer y cimentar una institución grande, después de ese torneo me fue bastante bien, esos goles de inicio fueron fundamentales para creer en lo que buscábamos”, dijo. 

De los 81 goles que marcó, Raúl cuenta con dos grabados en la retina.

“Recuerdo ante Veracruz en la Final del Apertura 2010, la jugada estaba del lado izquierdo, y siempre había pensado que me iba a llegar la pelota, la tocaron Gilberto Mora, Mauro Gerk le abrió a Richard Ruíz, yo sabía que Richard no iba a tirar a gol, sabía que era una pelota fuerte y salió arriba, la choqué, es el recuerdo que más he disfrutado, era el primer título que ganaba yo también, se me pone chinita la piel de recordar. Otro muy especial fue en Primera División cuando ganamos por primera vez en casa. Recuerdo ese tiro libre en un partido contra Pachuca, me acuerdo que estaba parado con Leandro, vas o voy me decía, y le decía, sabes qué, le voy a tirar a su palo, recuerdo bien, y le decía déjamelo, voy a su poste, y tuve la fe, fue un tiro recto a la portería y le dimos la vuelta al marcador, es algo inolvidable”, añadió. 

EL TÍTULO DEL APERTURA 2012, ALGO IMPENSADO, PERO SOÑADO DÍA A DÍA 

“Me tocó jugar la final de ida, la vuelta todos queríamos jugar, y todos queríamos ser campeones, y cuando cae el gol de Richard, dijimos este arroz ya está cocido, todos éramos DT’s, queríamos opinar, queríamos ayudar, todos opinábamos en la banca en Toluca, y siempre tuve lo bonito de ser campeones, lo malo que me tocó doping, en el festejo me tocó estar con los de doping, me perdí una parte del festejo, fue algo soñado, en muy corto tiempo ni nosotros nos lo imaginamos, lo fuimos creciendo, nos decía el Turco Mohamed, vayan jugando día a día, partido a partido, era algo que cualquier futbolista de talla nacional e internacional quisiera haber vivido”, dijo Enríquez.

LA IDENTIDAD XOLOITZCUINTLE 

“Se me quedó grabado desde que llegamos, tuvimos la primer charla con el Presidente del Club, Jorgealberto Hank, y él nos decía que aquí en Tijuana se necesitaba un identidad que no fuera la delincuencia como sufría la ciudad en aquellos años, nos imaginamos muchas cosas y lo vimos confirmado cuando ascendimos a Primera, el equipo llenaba el estadio, sea Copa, Liga, eso es importante, ahora todo el mundo a donde voy, a las escuelitas de futbol, la gente habla de Tijuana, los niños quieren jugar en Xolos, y eso es importante para que esos niños no piensen en irse a la calle, se ha hecho un gran trabajo, ojalá que este equipo logre muchas cosas más y cumpliendo con los estandartes, las características que le lleva de ayudar, humanista, en la formación de personas, más allá de futbol, eso es el Club Tijuana”, concluyó.

Información: Club Tijuana Xoloitzcuintles de Caliente.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top