Deportes

Héctor, Juan Alberto y Ángel, “los tres mosqueteros” mundialistas de Ensenada

 

Ensenada, Baja California.- Tres ensenadenses representaron a México en la Copa Mundial Juvenil de Esgrima (modalidad de Florete), disputada la primera semana de enero en Tijuana.

El más experimentado del grupo, Ángel Marín, alcanzó el sexto lugar individual y eliminó a un seleccionado argentino, Augusto Cervello, considerado número uno del mundo.

Y los menores del combinado nacional, Juan Alberto Ríos y Héctor Ferniza, a sus 13 y 16 años, iniciaron su camino internacional frente a lo más destacado de la especialidad en el mundo.

“La idea era foguear a los atletas que tengan un nivel para crecer más adelante con una experiencia internacional”, informó Valodia Borges.

El técnico de origen cubano precisó que Ángel Marín “ya lleva tres años concentrado en el Cnar (Centro Nacional de Alto Rendimiento) de la Ciudad de México y los otros dos atletas, Héctor y Juan Alberto, son noveles y han crecido mucho en los últimos dos años a nivel nacional, así que por eso los invitaron”.

Los tres seleccionados con su entrenador Valodia Borges

“Los tres compitieron frente a 40 atletas de siete países, y lo hicieron muy bien pasando la primera ronda eliminatoria, lo que es muy complicado a este nivel”, indicó.

En términos individuales, subrayó el hecho de que Ángel Marín “haya logrado el sexto lugar individual, eliminando a un argentino mejor ranqueado, por 15-13, en un muy buen combate”.

“Eso nos emocionó mucho. Hay un buen potencial con él y es importante que se le dé la oportunidad de continuar su fogueo internacional para que pueda desarrollarse en este ámbito tan competitivo de manera constante”, apuntó.

Baja California aportó 11 de los 22 elementos que conformaron la selección mexicana, situación que “viene a demostrar que en el este estado hay mucha fortaleza y calidad en los atletas que viven un buen momento con resultados relevantes, también en la modalidad de sable”.

En cuanto al programa de Esgrima que ha desarrollado en Ensenada con el respaldo del Instituto del Deporte de Baja California (INDE), dijo que durante agosto cumplirá tres años impartiendo la disciplina en el Centro de Alto Rendimiento de Valle Dorado.

“Se van viendo logros gracias al apoyo del instituto y los padres de familia. En la rama femenil también tenemos niñas con un excelente nivel como Jimena Torres, así como competidores en sable que dejarán la categoría infantil, Diego Arteaga y Alberto Córdova”, líderes del último selectivo nacional.

El entrenador que forma parte del equipo técnico de Baja California, liderado por su compatriota Alain Tandron, especificó que el florete “es la base de la Esgrima por ser considerado como arma básica de este deporte”.

“Sólo se toca el dorso, pecho y espalda, y se usa una chaqueta eléctrica para determinar los puntos. No valen los brazos, no vale la cabeza, tampoco de la cintura para abajo. El arma es más pequeña en el sentido del volumen, la espada es más oblicua y el sable cubre toda la mano”, agregó.

Ángel Marín, de Ensenada al Cnar

Desde sus inicios en la Esgrima, a principios de la década, el ahora seleccionado nacional dio muestras del potencial que hace unos días lo ubicó en el sexto lugar de la Copa del Mundo.

Primero, al ser descubierto por el entrenador ensenadense Ángel Carrillo, emigró al Centro de Alto Rendimiento de Tijuana y desde hace un par de años radica en la Ciudad de México para trabajar en el Cnar.

Su sexto lugar en la Copa del Mundo contrastó con un 2016 en el que no pudo consolidar su trayectoria dentro del seleccionado nacional.

“El año pasado hubo un Panamericano y otra Copa del Mundo de Mayores y en ambas me fue muy mal. No es pretexto, pero me sentí muy nervioso en las dos competencias, no di lo que tenía que dar y eso me decepcionó”, relató.

Entonces, “perdí porque fueron errores que no pude controlar; en cambio ahora en la Copa del Mundo llegué hasta dónde creo que debí haber llegado. Me eliminó un atleta muy bueno, José Narváez, también mexicano y más grande que yo, que más tarde ganó el primer lugar”.

“Antes, eliminé a un argentino, número uno de su selección, Augusto Cervello, le di batalla al tú por tú, y ese triunfo generó muchas expectativas en mí, pero desafortunadamente me tocó enfrentar muy rápido a mi compañero de selección”, detalló.

Sin embargo, reconoció, “el haber podido ganarle a un competidor como el argentino me hace pensar que puedo llegar lejos a nivel internacional, porque a los mexicanos de mi edad, ya les he ganado a todos en algún momento”.

Sobre el desarrollo de la competencia, el estudiante de preparatoria en la Ciudad de México dentro del Cnar “hubiera querido tener más fogueo contra gente de otros países y no enfrentar a tantos mexicanos”.

Después de unos días en Ensenada, Ángel Marín regresará a la capital el martes 17 de enero para continuar su desarrollo con miras a Juegos Olímpicos, principalmente apoyado por sus padres, a quienes agradeció dicho respaldo.

Juan Alberto, mundialista a los 13

Juan Alberto Ríos ya tiene oros y bronces a nivel nacional, pero su evolución más notable se registró a principios de 2017 al ser invitado a la Copa del Mundo donde enfrentó a rivales de entre 18 y 20 años.

“Fue un honor que me invitaran a ese Mundial porque viví una gran experiencia. Pude ver diferentes tipos de Esgrima y eso siempre lo hace crecer a uno. Me fue bien porque todos tenían mucha más edad que yo. Fui número 27, que es muy bueno”, estimó.

En el futuro pretende “llegar a varios países para competir en copas internacionales antes de la meta final, que son los Juegos Olímpicos”.

El estudiante de segundo grado en la secundaria Técnica 24 recordó que su experiencia como esgrimista inició cuando tomó un curso de verano del INDE.

“Así empecé y me enamoré muy rápido de este deporte que me gustó porque hay mucha adrenalina y la competencia en sí es muy emocionante, ya que se trata de tocar y que no te toquen”, abundó.

Para 2017, “la idea es volver a ganar el oro en Campeonato Nacional y mejorar el bronce de la Olimpiada Nacional”.

Héctor Ferniza, prospecto hecho en Ensenada

El estudiante de primer semestre de preparatoria en Cetys conoció la Esgrima a los 10 años, ya hace cuatro, motivado por sus padres.

“Llegué a los 10 años y lo hice por lo que me contaba mi mamá de conocidos de ella que practicaron Esgrima, y eso me dio curiosidad. Mi papá buscó y encontró el CAR, vimos las clases, estuve dos semanas de prueba y me quedé”, mencionó.

La identificación con el deporte se dio de manera instantánea. “Me gustó todo: los entrenamientos y lo que está en juego durante la competencia”.

De su participación mundialista, evaluó: “Nos invitaron a la Copa por ser en Baja California y teníamos que ir a tirar con todo, aunque nosotros apenas empezamos en eventos internacionales”.

“La experiencia fue excelente porque nunca había estado a este nivel y me tocó enfrentar dos mexicanos y un rival de los Estados Unidos. Argentina y Venezuela”,

Más adelante, Héctor Ferniza Ávalos piensa estudiar la carrera de Medicina, sin descuidar su proceso como atleta de alto rendimiento.

“Pienso seguir mucho tiempo, quedarme en selección y poder hacer todo el ciclo hasta Juegos Olímpicos”, adelantó.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más leídas

© Julio 2017, Todos los derechos reservados AGP Media

Copyright © 2017 AGP Media México, powered by Wordpress VIP.Themetf

To Top