Columnas

HITAZOS

 

Por Homobono Briceño Félix

Liga Norte de México, ¿desarrollo u espectáculo?
A la Liga Norte le tengo un gran cariño, pero hay cosas que no se pueden ocultar. Iniciaré cuando empecé a conocer este circuito por el que han desfilado novatos que después se convertirían en estrellas del diamante.
Como nosotros pertenecíamos a los Charros de Jalisco, ésta organización era la que mejor trabajaba en sus granjas, inclusive por arriba de los Diablos Rojos y Tigres del México. Por la época de los 70’s. Charros envió a sus prospectos a Mexicali y en ellos incluía a Charolito Orta, Rudy Hernández y Pancho Barrios y ya sabe usted que después formaron parte de los Medias Blancas de Chicago. Jaime López también andaba ahí.
El cerebro era Ossie Alvarez, luego Felipe ”Burro” Hernández, Manolo Fortes, Cananea Reyes y Tribilín Cabrera, todos ellos bajo la supervisión y apoyo del doctor Alvaro Lebrija y el gerente Jesús Carmona.

Tehuacán, Puebla era donde brotaba, no sólo la magia de sus manantiales, sino de sus extraordinarios peloteros que eran buscados -la mayoría- en la zona de Los Mochis, Guasave, Hermosillo, Mazatlán y pueblos del estado de Veracruz de donde surgieron Maximino León, Francisco ”Burrito” Córdova y Tomás Armas.

En esa Liga Norte de México, los Tigres trabajaban en convenio con Ensenada, otros equipos lo hacían en Puerto Peñasco, Nogales, Caborca, donde los Rojos han escrito una rica historia, de hecho ellos formaron un patronato que logró darle muchos títulos a su afición con Vitaminas Espinoza, Marco A. Vázquez y Chapo Vizcarra. No podemos dejar de mencionar a los Mineros de Cananea con sus años dorados en el viejo parque ”Mártires de Cananea”, a los Vaqueros de Agua Prieta donde vivimos una etapa hermosa de recuerdos imborrables y en la que nos tocó convivir con gente del calibre de Memo Galindo, Papelero Valenzuela, Rubén Hurtado, Mercedes Esquer, Raúl Cano, Alfonso Paredes, Paul Herring y Mario Malvido entre otros.

Obviamente, los Membrilleros de Magdalena se cuecen aparte con aquellos dominicanos que nadie les ganaba. Posteriormente los Saraperos Saltillo formaron un gran semillero ahí con Fernando Salas, Danny Rodríguez y todos los grandes novatos que firmó José Luis ”Gato” García.

La época de los Delfines de Ensenada con Pilo Gaspar y Ramón ”Guaymas” Inzunza conquistando campeonatos a manos llenas con jugadores de los Bravos de León, y la etapa a partir de 2005 con la directiva encabezada por la Liebre Arellano y los días de gloria con Donald Cañedo y los Diablos Rojos.

En Tijuana existieron los Ponnys de Cucón Bernal y después los Yankees y los inolvidables Metros del Ingeniero Jaime Bonilla, donde empezó a dar sus primeros jonrones el zurdo Eduardo Jiménez que es material firme del Salón de la Fama. Imperdonable sería dejar fuera a los campeonísimos Algodoneros de San Luis que tuvieron diferentes épocas con Don Emilio Villaescusa, el papá de Humberto Cota, el Ing. Julio César Rodríguez y el bicampeonato más reciente con Paco Ochoa y su hermano Fausto teniendo de timoneles al Rocky Alonso Téllez y Marco Antonio el Buzo Guzmán, curiosamente ambos trabajando con los Toros y Toritos de Tijuana que arrancaron la serie final de la LNM contra los increíbles Centinelas de Mexicali bajo la batuta del piloto debutante Ricardo ”Suavecito” Sáenz que entre parétesis ha hecho un gran papel. Para eso se trabaja. Los Sultanes de Monterrey seguramente deben de estar muy satisfechos con sus novatos, porque lo hecho por el equipo grande ha sido frustrante.
Como todos los años los equipos cuando llega la recta final se arman hasta los dientes, pero sucede que antes había algunos candados en cuanto a fechas de cierre de altas, mínimo de novatos en el campo y cierta edad de los veteranos, porque esta liga supuestamente es de desarrollo, sin embargo, en la práctica sucede todo lo contrario, y en Toritos si acaso, en partidos abiertos juegan Cerda, Avila, Cañedo y Arenas, porque los demás son peloteros de la vieja guardia. Dirá usted, nosotros queremos ver pelota de buen nivel, entonces sáquele una silla a Vicente (García) para que se siente, el dueño de los Freseros de San Luis que nuevamente se quedaron en la orilla, al ser vencidos, en una tórrida serie por los Toritos de Tijuana.
Estos Toritos tuvieron antes de René Reyes, Torito Valenzuela, la Vieja Hernández, Peque Valdez, Trousset y Suero, el hermano de John Lidsey -que no se da ni solo-, a Logan Durán, Greg Golson, Yuniesky Betancourt, Alfredo Silverio que está macaneando con los Piratas de Campeche, Favio Castro, Barry Enright, Adán Amezcua, Yurendel de Caster, Chapo Aguirre, Alonso Téllez Jr. y Jesús ”Balón” Valenzuela.
Desde Hermosillo, hubo fuertes quejas del Borrego Sandoval por la disparidad de fuerzas, ”pero ya no voy a hacer corajes, porque esto está fuera de control”, indicó el manager de los eliminados Diablitos.
Lo mejor de todo esto, es que con esta final, se revive la añeja rivalidad deportiva entre Mexicali y Tijuana, que gane… el beisbol… CATCH THE FEVER.

Homobono Briceño. Colaborador y columnista de El Sol de Tijuana y ESTO de las Californias y Solo Beisbol. Analista de beisbol en el programa de PSN "Tribuna Deportiva". Manager y coach de equipos tanto del ámbito amateur como profesional.

Homobono Briceño.
Colaborador y columnista de El Sol de Tijuana y ESTO de las Californias y Solo Beisbol.
Analista de beisbol en el programa de PSN “Tribuna Deportiva”.
Manager y coach de equipos tanto del ámbito amateur como profesional.

Más leídas

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

Copyright © 2017 AGP Media México, powered by Wordpress VIP.Themetf

To Top