BOXEO Y MMA

Jesús Aguilar emigró y quiere que se sepa: “Soy de Ensenada”

Alejandro Zepeda

Ensenada, Baja California.- Jesús Aguilar se sintió ignorado en su ciudad natal. Y por ello decidió partir en busca de proyección. Fresno, California, fue el lugar elegido.

Por lo pronto, en un par de años, la aventura entrega buenas cuentas.

En febrero de 2017 superó a Anthony Castrejón, prospecto de la promotora Tachi Palace. “Le gané en el primer round a su prospecto y no me han dado más oportunidades en esa empresa”.

“Tuvo que pasar más de un año para que llegara otra pelea, ahora con una empresa de mucho prestigio también, Dragon House, apenas el 24 de marzo”, refirió.

Entonces, el peleador de 22 años se impuso por decisión dividida a Daniel González.

“Le dicen El Prodigio y entrena en AKA junto a Caín Velásquez y Daniel Cormier. Me hubiera gustado tener más oxígeno para dejar las cosas en claro, pero de todos modos por decisión”, explicó.

En ese sentido, reconoció: “El camino ha sido difícil porque, al dedicarme a las artes marciales mixtas de tiempo completo, tengo que vivir al día, pero no quería quedarme, estancarme sin probar suerte fuera, sin dejar huella. Por eso quiero que se sepa: soy de Ensenada”.

“Me fui porque sentí que no había para donde crecer. Veía que desgraciadamente le hacen más caso a peleadores con tres o cinco peleas amateurs, sin sacrificios como los que he hecho de pagar mil dólares por mi licencia y que se me cayeran tres o cuatro peleas en el año”, precisó.

Según Sherdog, el “Loverboy”, como fue bautizado por su mentor Kike Luna en la Academia AVT, marcha con foja de 3-1, en base a un estilo ya definido que lo ha identificado con influencias como JT Contrestano y Mason Fowler, peleadores de Bellator y compañeros suyos en Dethrone Mixed Martial Arts.

“Me siento más cómodo a ras de lona, tratando de terminar a mis rivales, si puedo, desde el primer round. El show no me interesa, eso lo hacemos en el pesaje, en la jaula yo quiero ganar”, señaló.

Aunque sigue residiendo en Ensenada, el peleador que milita en la división de las 125 libras se concentra por periodos de dos a cuatro meses en Fresno. “Y cuando estoy aquí busco donde entrenar”, dijo.

En ese sentido, agradeció la apertura de los espacios dirigidos por ex compañeros suyos en los inicios de AVT en Ensenada, como Arafath Torres de Club Blackxicans y Kevin Amador de Victory Fight Club.

“En dos o tres semanas regreso para prepararme. Hay una propuesta para septiembre y tengo que trabajar duro estos meses, porque allá el nivel es otro, fuerte, muy competitivo”, concluyó.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top