Deportes

“La Cáscara”: 40 años de jugar futbol entre amigos

Alejandro Zepeda

Ensenada, Baja California.- Después de 40 años del nacimiento de cualquier iniciativa, sus fundadores ya pueden ser considerados sobrevivientes.

En este caso, eso son Manuel Salvador Quintero Almazán y Efrén Montes de Oca Vergara, dos de los asistentes más longevos a “La Cáscara”.

Se trata de un encuentro de futbolistas que en la actualidad asisten al campo Nueva Ensenada los miércoles entre ocho y nueve de la mañana con la intención de “hacer amigos y jugar al futbol”.

No importa si llegan más de treinta personas, o apenas una docena.

“Hay veces que nos enfrentamos 16 contra 16. En otras nos repartimos la cancha seis contra seis. Depende cuántos lleguen”.

En principio, por 1978, el escenario era el campo de futbol que se ubicaba a espaldas del deportivo Antonio Palacios, mismo que “fue arrasado por las lluvias de ese año”.

Entonces, los futbolistas, en su mayoría veteranos, se mudaron al nuevo espacio para la práctica del futbol: el deportivo Sullivan, antes de establecerse en el campo Nueva Ensenada.

“Empezábamos a las siete de la mañana, los miércoles y viernes, y venían equipos completos de las diferentes ligas; también jugadores de primera fuerza y veteranos”.

Entre ellos destacaban José Luis “Patuto” Villavicencio, Eduardo “Pichón” Buelna, José Luis “Marro” Cárdenas y hasta el jugador profesional Javier “Capi” Herrera, en su momento consolidado con los Correcaminos de la UAT en la primera división.

Hasta un alcalde, César Mancillas, pasó por la cita pactada entre “adictos al futbol”.

“Primero era un torneo interbancario y poco a poco fue llegando más gente animosa que quería jugar. Con el paso del tiempo se han ido integrando más generaciones, jóvenes que han fortalecido La Cáscara”.

En el aniversario 40 sus dos fundadores pretenden retomar los dos días a la semana, “no sólo los miércoles, sino regresar a los viernes también, y que empiece a las siete, no tan tarde”.

La cantidad de asistentes “varía de acuerdo a la época, pero la constante es armar dos equipos, llegue quien llegue. No hay más regla que venir a divertirse y convivir. Jugamos sin tiros de esquina ni fueras de lugar, tratando de evitar el contacto físico, los faules…”.

“El espíritu es hacer amigos, la convivencia, sentirte competitivo porque cuando uno entra al campo todos queremos ganar con mucho respeto por los compañeros. Ahora esperamos que esta generación retome lo que hemos hecho, para festejar otros 40 años”.

Cada jugador paga una cuota de 10 pesos que van a la directiva de la Liga de Futbol de Primera y Juvenil, administradora del campo Nueva Ensenada.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top