Columnas

LA COLUMNA DE LOS TOROS

 

Por Armando Esquivel

“En el círculo de espera”

Con el campeonato conseguido por los Tomateros de Culiacán apenas hace unos cuantos días, llegó a su fin la temporada 2014-2015 de la Liga Mexicana del Pacífico y con eso cayó el último out de este circuito invernal, lo que dejará a nuestro territorio nacional sin pelota caliente profesional por poco más de dos meses.
Claro que a partir del lunes inicia la Serie del Caribe con el representativo mexicano buscando un título más para sumar a este lustro exitoso en el que han dominado sobre las escuadras de Venezuela, Puerto Rico, República Dominicana y ahora Cuba que ha regresado a este tipo de competencias.
Pero en México, ya no habrá más béisbol profesional y los Toros de Tijuana ya están en el círculo de espera para lo que será la temporada 2015 de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), de hecho, el próximo bateador que se pare a un lado del plato será el primer bat del equipo tijuanense, cuando el 3 de abril visiten a los campeones Diablos Rojos del México en el estadio Fray Nano del Distrito Federal.
Ya falta menos y los días pasan volando, por lo que la directiva que encabeza Carlos Orozco en la gerencia general y Jorge Campillo en la dirección deportiva, afinan todos los detalles para que la inauguración y la temporada sea todo un éxito tanto en el terreno de juego como en el espectáculo que se ofrecerá todos los días, buscando convertir en una fiesta cada cita en el estadio Gasmart.
La ceremonia inaugural ya lleva semanas gestándose en las oficinas de Toros de Tijuana que se encuentran ubicadas sobre la estación Hipódromo y desde donde se trabaja para que el 5 de abril vibre el estadio Gasmart y que se active la máquina tijuanense de sonido.
En lo deportivo, aún faltan piezas clave por contratar y Campillo sigue trabajando en cerrar los huecos que tiene en las paradas cortas y en le pitcheo abridor, posiciones a las que pudieran estar llegando reconocidos extranjeros que serían anunciados en los próximos días.
Desde las oficinas centrales de Gasmart, Don Alberto Uribe Maytorena, Presidente del Consejo de Administración y el Ingeniero Alejandro Uribe Herrera, Presidente Ejecutivo, no pierden ningún detalle desde los timones principales y bajo su dirección el trabajo de cada área se fusiona y fluye en un caudal cada vez más ancho y a mayor velocidad.
“Ya se fueron las nieves de enero” y los Toros de Tijuana ya están esperando su turno al bat en una temporada que arrancará llena de ilusiones y en la que se debe de dar un paso hacia adelante en todos los aspectos; los playoffs son lo mínimo que se requiere este año para cumplir, pero ya en esa fiesta, todo puede pasar y el que llegue a esa pachanga mejor vestido será el que baile con la más guapa.
Los aficionados ya se han dado cuenta del gran trabajo que ha estado realizando la directiva, tanto en lo deportivo, como en mercadotecnia y publicidad; una prueba de ello ha sido la aceptación que ha tenido el Torobono 2015 que con el regalo del vuelo redondo a 25 destinos nacionales a elegir, se ha convertido en una “ganga” para los tijuanenses.
Respondiendo algunas preguntas en cuanto a ese tema, les puedo comentar, de acuerdo a lo que he escuchado en la oficina de Toros de Tijuana, que los precios de los paquetes se van a mantener y no van a cambiar, aunque existe la posibilidad de ampliar la promoción de estos abonos hasta un día antes de que inicie la temporada, esto, para que nadie se quede sin volar.
Por otro lado, el que no cabe de la emoción es Román Peña Zonta, quien la semana pasada se convirtió en jugador de Toros de Tijuana.
El zurdo no ha dejado de trabajar todas las mañanas en el estadio Gasmart para llegar en mejor forma a la temporada 2015 y ha sido muy solicitado por todos los medios que cubren la fuente en la ciudad.
El domingo pasado se rumoraba que se iba a presentar a jugar pelota amateur en los campos de la Mesa de Otay, pero ayer al preguntarle si había “firmado” con alguna escuadra que participa en los torneos locales me contestó que nadie se le ha acercado para ese tema y agregó que no tiene ningún interés de poner en riesgo su estado físico y que sólo piensa en el inicio de la pretemporada con los Toros de Tijuana.

Aventuras de Popeye
Ir a comer con Jorge Campillo es pasar un momento muy agradable; su estancia en las Grandes Ligas la tiene fresca en su memoria y una sola pregunta basta para disfrutar de una serie de entretenidas anécdotas que hacen que el tiempo pase muy rápido.
Ayer pude enterarme de que su “coco” cuando lanzaba para los Bravos de Atlanta en Grandes Ligas fue Albert Pujols, quien le dio dos cuadrangulares cuando el dominicano jugaba para los Cardenales de San Luis.
Otro con el que batalló mucho en su estancia en la Gran Carpa fue David Wright de los Mets de Nueva York, quien también le bateó a placer, recordando un duelo en el que le dio dos batazos para la calle.
Wright era reconocido por ser un bateador de bolas bajas y esa era su ventaja, ya que Campillo fue un lanzador que acostumbraba tirar bajito por lo que la dinamita del tercera base del conjunto neoyorquino lo sorprendió en varias ocasiones.
Regresando con Pujols, cuenta el buen “Popeye”, que en uno de los jonrones que le pegó Pujols fue porque se dejó engañar y cayó en una “trampa” que le tendió en quisqueyano.
Era un martes 29 de julio del 2008 cuando Campillo abrió el juego en Atlanta contra los dirigidos en ese entonces por Tony LaRussa y en la misma primera entrada dominó a Pujols con un elevado corto al jardín derecho; luego al abrirse la tercera tanda el dominicano fue el último out con otro fly, en esta ocasión al prado central.
Mientras Pujols regresaba al dugout pasó cerca de Campillo y se hizo el sorprendido al felicitarlo por su recta diciéndole: “Oye esa recta que traes está muy dura, unas dos millitas más y vas con todo por el Cy Young”.
El tijuanense cayó en el engaño del dominicano ya que se creyó el halago y en la sexta entrada, cuando se lo volvió a topar, le quiso lanzar esa “recta dura” y Pujols ya la estaba esperando para depositársela del otro lado de la barda y muy lejos por el central.
Campillo supo luego que había caído en las redes, pero la historia terminó de buena manera, ya que al encontrarse ambos después del juego en los pasillos del Turner Field, el dominicano le sonrió y le regaló un bat con su firma como recuerdo de ese episodio.
También me dijo que se daba gusto cuando le tocaba lanzarle a Carlos Delgado, Prince Fielder o a Ryan Braun, ya que con su cambio tenía dominados a esos tres bateadores de poder.
Los estadios que más lo impresionaban sin duda eran los dos de Nueva York, bueno los tres porque a él le tocó lanzar contra los Mets tanto en el Shea como en el Citi Field; también me dijo que otro inmueble que imponía respeto era el de los Dodgers, todos principalmente por la cantidad de gente que entraba y la sensación de que estaban encima de los peloteros visitantes.
Ya habrá tiempo para más de Campillo en alguna otra ocasión, por lo pronto no hay que distraerlo porque tiene que armar un equipo ganador.


Saludos y nos vemos en la parte alta del estadio Gasmart SDQ.
Goodbye Horses…!!

aesquivel@torosdetijuana.com
Twitter: Paupa11

Armando Esquivel, Gerente de Medios de Toros de Tijuana. Licenciado en derecho por la UABC. Fue reportero de Sol de Tijuana y ESTO.  También desempeñó funciones de reportero y editor de deportes de Fronteta Tijuana, Frontera Ensenada, Frontera San Diego y La Crónica de Mexicali.

Armando Esquivel, Gerente de Medios de Toros de Tijuana.
Licenciado en derecho por la UABC.
Fue reportero de Sol de Tijuana y ESTO.
También desempeñó funciones de reportero y editor de deportes de Frontera Tijuana, Frontera Ensenada, Frontera San Diego y La Crónica de Mexicali.

Más leídas

© Julio 2017, Todos los derechos reservados AGP Media

Copyright © 2017 AGP Media México, powered by Wordpress VIP.Themetf

To Top