BEISBOL

Los campeones Marineros y su fórmula del éxito

Alejandro Zepeda

Ensenada, Baja California.- Nunca, desde su responsabilidad directiva, ha pensado en colgarse los arreos que acostumbra vestir cuando se acuclilla detrás de home para recibir los envíos desde el círculo en el softbol o el montículo en el beisbol.

Pepe Águila, quien desde muy joven y hasta el día de hoy ha destacado como receptor en ambas disciplinas, respeta cada función dentro de la estructura de los Marineros de Ensenada, el equipo campeón de la Liga Norte de México, del cual es gerente.

Es cuestión de ética, dice mientras hace el recuento de un año redondo para la organización en la que colabora desde el área de inteligencia deportiva.

“Tengo bien claro mi trabajo y mi posición detrás del escenario, en el escritorio, muy apegado al terreno de juego pero nunca tratando interactuar dentro; nunca me ha pasado por la cabeza ponerme el uniforme para participar como coach, manager o pelotero”, afirmó.

El doble medallista de Juegos Centroamericanos y del Caribe como catcher de la selección mexicana de softbol (bronce en Mayagüez 2010 y plata en Veracruz 2014), como ejemplo, combinó esas incursiones con su tarea ejecutiva en el equipo profesional de Ensenada.

Y sigue encontrando el espacio suficiente para desahogar su deseo de ingresar al terreno de juego, pero desde el ámbito amateur: los domingos en el beisbol, y entre semana, por la tarde, en el softbol.

“Sí se antoja (jugar mientras se desarrolla la temporada de la Liga Norte de México), pero esa ha sido mi carta de presentación dentro del trabajo”, reiteró en torno a la distancia que guarda con los protagonistas del espectáculo como una forma de “respeto para todos”.

Dicha conducta le ha permitido conjuntar los elementos necesarios para la consecución de tres campeonatos, el más reciente en agosto de 2017, cuando llegaron a su fin cinco años de sequía.

En el organigrama de los Marineros, el licenciado en informática egresado de la UABC ocupa un lugar estratégico. Y no sólo en lo operativo, también en lo familiar.

El presidente del equipo Juan Manuel Arellano y la administradora Gabriela Ledesma son sus suegros, mientras que su esposa Aly y el resto de la familia colaboran desde los diferentes departamentos.

“Somos una organización pequeña con sus departamentos: administrativo, jurídico, prensa, ventas y diseño. Cada quien trabaja en lo suyo todos de la mano en un sinfín de asuntos”, refirió.

En ese sentido, agregó: “Hay mucha comunicación y eso nos ha ayudado a estar más unidos en las buenas y en las malas. Somos familia y está la relación laboral, lo que nos ha llevado a sumar con la camiseta bien puesta”.

El campeonato

La fórmula para recuperar la supremacía de la Liga Norte de México, después de los títulos conseguidos en 2010 y 2012, consistió en “trabajar diferente a todos los años y formar un buen staff de pitcheo y una buena ofensiva con la base de jugadores extranjeros y naturalizados”.

Así, Arturo Florentino, Wanel Vásquez y Alexis Lara de abridores, así como los relevistas Luis Ramírez y Rafael Cova, todos firmes de inicio a fin de la temporada, colaboraron para que “las cosas se dieran como estaban planeadas”.

En el bateo, Alberto Querales, Édgar Durán, Uriak Márquez y Bárbaro Cañizares “cumplieron con lo que se esperaba de ellos”; los tres primeros a lo largo de toda la campaña y el último como sustituto de René Reyes, quien partió a Tigres de Quintana Roo.

Y para redondear un equipo sólido, los prospectos de Diablos Rojos del México y Guerreros de Oaxaca, “tuvieron un año redondo a la ofensiva y la defensiva”.

De ellos reconoció su madurez y recalcó que la mayoría juega esta semana la final de la Liga Invernal Mexicana sostenida entre las organizaciones hermanas, Diablos Rojos del México y Guerreros de Oaxaca.

Pepe Águila también puntualizó el trabajo de Víctor “Flamingo” Bojórquez como timonel y confió en que, aun cuando no regresará en 2018 porque dirigirá Liga Mexicana con Diablos Rojos, seguirá siendo “pieza clave” para la conformación de los Marineros.

“Es una gran persona y como pelotero fue muy disciplinado, con garra y fuerza dentro y fuera del terreno de juego,  transmitiendo esa experiencia a los jugadores. Además, mantuvo al grupo unido desde el primero hasta el último día”, describió.

Sobre la nueva encomienda del “Flamingo”, dijo: “Es un placer saber que la gente cercana va hacia arriba, ahora que ha sido nombrado manager de Diablos Rojos del México” y “vamos a seguir en contacto porque ya es cabeza del equipo de Liga Mexicana”.

Independientemente del cambio de manager en 2018, confió, “Marineros tendrá un buen nivel y estará en la pelea”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top