BOXEO Y MMA

Omar “Pollo” Aguilar camina veloz de la mano de Zanfer

Alejandro Zepeda

Ensenada, Baja California.- Omar “Pollo” Aguilar deseaba cumplir la mayoría de edad no para salir de fiesta como sus compañeros de generación.

Para él, desde que empezó a boxear, el límite para inscribirse en el listado de peleadores profesionales era ese, llegar a los 18.

Y lo hizo con un bagaje amplio de más de 200 combates amateurs como seleccionado primero de Baja California y luego del país en el CNAR de la Ciudad de México.

En la actualidad, con mes y medio como profesional, ya ha ganado cuatro combates, todos en Tijuana.

Como respuesta inmediata, Fernando Beltrán, titular de la empresa Zanfer, no ha dudado en firmarlo ni en apuntarlo como una de las principales promesas del boxeo mexicano.

“Desde muy chico lo que quería era pelear ya como profesional, por ver el box en la tele. Me sentí bien como amateur donde hay mayor rapidez por la duración de las peleas, pero como profesional ya los golpes son más sólidos y me siento cómodo”, analizó.

A los seis años, de acuerdo al relato de su padre y entrenador Omar “Gallo” Aguilar, el “Pollo” ya quería subirse al ring para intercambiar golpes.

Pero hubo de convencer a Rodolfo Aparicio, su primer entrenador, de que lo suyo no era un juego.

Entonces inició su camino hasta llegar a ser uno de los seleccionados con mayores triunfos para el boxeo de Baja California.

“Fueron más de 200 peleas amateurs que me sirvieron mucho ahora como profesional. Todos los días voy aprendiendo cosas diferentes que he asimilado por el colmillo ganado, la experiencia que tomé como amateur”, relató el ganador de tres oros y dos bronces en Olimpiada Nacional.

Producto de esos resultados fue convocado al CNAR donde permaneció tres años, a partir de que cumplió 14, pero decidió poner fin a esa experiencia principalmente por su anhelo de convertirse en profesional, pero también por las disputas entre la federación mexicana y Conade.

“Regresé en junio de este año porque ya tenía planteado pelear profesional a los 18. Esa fue mi meta. De amateur no había nada que me llamara la atención y la gente de Fernando Beltrán se interesó en mí. Así ha empezado todo”, precisó.

Omar Aguilar junto a su padre y entrenador

En un principio, “iba a firmar con Guillermo Brito, que es cercano a Zanfer, pero no lo hice. Tenía el contrato en casa, pero, antes de firmarlo, Fernando Beltrán me vio y decidió firmarme él. Su apoyo ha sido muy motivante porque le ha gustado mucho mi trabajo, el esfuerzo que ha visto en mí”.

El 4 de noviembre fue su debut y dos semanas más tarde ya tenía dos victorias; de entonces a la fecha ya suma cuatro nocauts, todos en el primer asalto.

“La siguiente es el 27 de enero como principio de un año en el que espero pelear 15 o 16 veces para ir haciendo récord y luego disputar un campeonato regional. Estoy en las 140 libras, super ligero, una división fuerte y competitiva, así que tengo que ir madurando”, reconoció.

Ya son varios años en los que su padre tomó la dirección de su carrera, lo que “ha sido más sencillo por la comunicación que existe, es estricto en el gimnasio, pero fuera -dijo- sabemos separar lo familiar”.

Su principal arma, consideró el próximo estudiante de Ingeniería Industrial por la UABC, “es el gancho al hígado”, golpe que espera seguir perfeccionando como homenaje a su ídolo, Julio César Chávez.

Por lo pronto, el peleador nacido en el fraccionamiento Pórticos del Mar entrena junto a su padre en el gimnasio que han establecido sobre Villas del Real 4, un área vecina rumbo al sur de Ensenada.

“Miro a Omar como un futuro campeón, tiene muchas facultades y sólo tiene que disciplinarse porque está en una división muy dura”, dijo el “Gallo” en el espacio al que asisten alrededor de 80 jóvenes con deseos de aprender boxeo, entre ellos su hijo menor, Rubén, “que también será profesional”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top