Columnas

PALABRA DE MEDICO

 

Por José Ramón Fernández Martínez

Hace un buen tiempo yo representaba el gol de mi equipo, semana tras semana aportaba una cuota de al menos un gol. Así qué esperaba motivado el partido del sábado, más cuando la mayoría de mis compañeros me recordaba día tras día la hora exacta del juego.

Viernes por la noche y todo estaba planeado, sábado a las tres de la tarde partido en Quimichis, se disputaba el pase a la final y yo debería terminar la guardia médica lo más descansado posible para estar entero al momento de jugar.

Por lo pronto, casi las doce de la noche seguía atendiendo las urgencias del hospital de salubridad en Tecuala, Nayarit.

A la consulta llegó una pareja de pueblerinos, la mujer con un niño en brazos, nueve meses de nacido. El niño presentaba deshidratación, desnutrición y toda la sintomatología de neumonía aguda, principalmente dificultad para respirar, aumento de la frecuencia respiratoria, fiebre, quejido y tos.

El pronóstico dependería mucho de las primeras 24 hora de tratamiento; decidí ingresarlo al hospital para canalizarlo con soluciones parenterales, administrar antibióticos, bronco dilatadores, etc. además de todas las medidas necesarias para atender lo mejor posible al enfermo.

En estos casos se debe actuar a la brevedad, los focos infecciosos a nivel de vías respiratoria bajas se desarrollan enormemente a cada hora y muchas veces es inevitable el desenlace fatal.

La neumonía es la principal causa infecciosa de muerte infantil en el mundo. En México la neumonía infantil ocupa los primeros lugares de mortalidad, el agente causal es el estreptococo neumoniae, ataca principalmente a pacientes inmunocomprometidos, infantes y ancianos. La neumonía se debe a diversos agentes infecciosos – virus, bacterias y hongos.

Las infecciones del tracto respiratorio siguen siendo el principal motivo de consulta en los hospitales de México. Aún cuando la educación de prevención de las enfermedades es mejor, continúan como causas principales de mortalidad las enfermedades de vías respiratorias bajas particularmente la neumonía.

El medio ambiente frío y contaminado es apropiado para que aparezcan este tipo de enfermedades. Cuando un niño presenta fiebre y dificultad para respirar, no se debe esperar a que aparezcan más síntomas, es necesario acudir inmediatamente con el médico, no debe perder el tiempo administrando fármacos para quitar la fiebre; por cierto, casi siempre dan lugar a que la enfermedad avance.

Una vez que determiné el procedimiento a seguir, le dije al padre del niño: “tendré que hospitalizar a su hijo, requerimos su autorización para ingresarlo a la sala de pediatría con cuidados especiales, y se administrar todo lo necesario para atacar la enfermedad”. Aún no terminaba de hablar cuando me interrumpió, “mire….mire doctor, este chamaco me lo voy a llevar, no confío en los hospitales, dele todo lo que pueda para curarlo, unas gotas, unas inyecciones o lo que sea, y fíjese bien doctor, si mi chamaco no se recupera vengo mañana mismo y lo mato a usted”. Pero señor, le dije, usted esta eligiendo de una manera que no ayuda a su hijo, no me da la oportunidad de ofrecer la mejor alternativa médica ante estos casos. Nuevamente me dijo, “mire amigo, parece que no me escuchó, el escuincle no se queda; le repito, si no se alivia, vengo y lo mato doctor”.

Entendí la situación, me dirigí con la enfermera en turno y giré instrucciones específicas; luego agregue, administre todo lo que se pueda, incluso agua bendita y de paso también me echa unas gotas a mí.

A eso de la dos de la mañana, antes de que se fueran le pregunté al señor, ¿de dónde viene? Me contestó con voz alta, soy de Quimichis, de los bragados de Quimichis… pasé saliva, el pueblo estaba muy cerca y podría encontrarme en cuanto se lo propusiera y lo más carajo… la semifinal de fútbol me la perdería.

Pasaron las horas de la mañana y llegaron exactamente las tres de la tarde del sábado; en ese instante timbró el teléfono del hospital, yo había girado instrucciones de no estar en servicio. Luego se acercó una enfermera y dijo, “doctor, llamaron los de su equipo que por favor no vaya a faltar, el partido inicia en un minuto”. En voz baja, primero dije: que me disculpen pero primero está mi vida, partidos vendrán muchos.

Pero pasaron 30 minutos y el capitán del equipo pedía el cambio, entraba el número 9, el doctor Fernández y salía el “Pichulas”.

Sí, a veces el egoísmo de una persona puede acabar con la vida de un inocente, más por su ingenuidad, egoísmo y machismo, hasta parece que sus seres queridos estuvieran por debajo de su vanidad de hombre.

Además, pueden coartar nuestra libertad, con ello nuestra pasión y felicidad. Como profesionales y seres humanos buscaremos la salud del otro, pero también la de nosotros, junto con ello completa libertad. Ser libre no es solo tener el tiempo para nosotros, sino tener el derecho a lo que nos corresponde y hacer lo que se quiere en cualquier momento, siempre respetando la libertad del otro.

José Ramón Fernández Martínez. Desempeño como médico general  en ISSSTE, SSA,  Desempeño como médico del deporte con los representativos de Pumas UNAM en todas sus categorías, Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), Universidad Autónoma de Baja California (UABC), Tecnológico de Baja California (TBC) e Instituto del Deporte y la Cultura Física de Baja California (INDE). Docente de  urgencias médicas, Fisiología del esfuerzo, Cinesiología, Biomecánica, metodología del entrenamiento  deportivo en UNAM, INBA, UABC.  Entrenador de fútbol con selecciones de fútbol rápido y fútbol asociación en las ramas varonil y femenil. Ponente en varios congresos y simposium de carácter nacional e internacional. Colaborador en concentraciones  de equipos a nivel club y representativos nacionales en fútbol, marcha y gimnasia. Médico desde hace 7 años de la selección Mexicana de gimnasia, con participación en campeonatos mundiales, copas del mundo en Estados Unidos, Sudamérica, Europa y Asia.

José Ramón Fernández Martínez.
Desempeño como médico general en ISSSTE, SSA,
Desempeño como médico del deporte con los representativos de Pumas UNAM en todas sus categorías, Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), Universidad Autónoma de Baja California (UABC), Tecnológico de Baja California (TBC) e Instituto del Deporte y la Cultura Física de Baja California (INDE).
Docente de urgencias médicas, Fisiología del esfuerzo, Cinesiología, Biomecánica, metodología del entrenamiento deportivo en UNAM, INBA, UABC.
Entrenador de fútbol con selecciones de fútbol rápido y fútbol asociación en las ramas varonil y femenil.
Ponente en varios congresos y simposium de carácter nacional e internacional.
Colaborador en concentraciones de equipos a nivel club y representativos nacionales en fútbol, marcha y gimnasia.
Médico desde hace 7 años de la selección Mexicana de gimnasia, con participación en campeonatos mundiales, copas del mundo en Estados Unidos, Sudamérica, Europa y Asia.

 

Más leídas

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

Copyright © 2017 AGP Media México, powered by Wordpress VIP.Themetf

To Top