Columnas

RÉPLICA

 

Por Fernando Ribeiro Cham

Lo que dejó la Universiada

La imagen era entusiasta, la Universidad de Guadalajara pasaba el estandarte a la UABC como próxima sede del máximo evento deportivo. En la foto aparecía el coordinador estatal de deporte Miguel Ángel Aispuro y Abelardo Beltrán junto a autoridades del Consejo Nacional del Deporte en la Educación.

Pasado poco tiempo nos enteraríamos de la noticia en el sentido de que la máxima casa de estudios en el estado, declinaba – según documento signado por las autoridades universitarias – por cuestiones financieras, de albergar la edición 2017 de la Universiada Nacional.

La noticia en mención no solo vino en detrimento de la capacidad de dar a conocer la organización de la que ha dado muestra nuestro estado en eventos deportivos de gran alcance, sino en las posibilidades de los deportistas cimarrones de calificar en primer término a la etapa nacional y claro está, alcanzar el pódium.

Finalmente la Universidad Autónoma de Nuevo León tomó el evento y lo hizo dentro de un conjunto de acciones que buscan dinamizar aún más el desarrollo deportivo de esa entidad que se verá beneficiado con acciones como albergar la Olimpiada Nacional y la firma para que se construya un centro de investigación en materia deportiva, punta de lanza a nivel nacional.

Los resultados de la reciente edición y que acaba de concluir deja datos interesantes para su reflexión. En primer término el hecho de que los felinos alcanzaron su doceavo título consecutivo, sí, así como se lee, primer lugar durante doce años de forma ininterrumpida, lo que habla de la enorme agresividad que imprime la Autónoma de Nuevo León al deporte estudiantil y no solo eso, gana de forma apabullante, “sacándole” más de 1,300 puntos y 73 medallas totales al segundo lugar. Pentacampeones en el voleibol de sala, por ejemplo, los “Tigres” proyectan un dominio tal que nos hacen pensar en que al menos en 5 años el primer lugar no cambiará.

Después se presenta un fenómeno curioso, cuatro de las mejores ocho universidades del país se sitúan en el noroeste de México (UACH, UAS, ITSON, UES). Lo anterior solo tiene una explicación, Chihuahua, Sinaloa y Sonora aprovechan su “mercado interno” mientras que Baja California, como se ha comentado en otras ocasiones, se convierte en un trampolín para la exportación de talento deportivo en la edad universitaria.

En el medallero la grata sorpresa la dio el CETYS, la universidad bajacaliforniana mejor posicionada en el conteo de oros, platas y bronces. De estar en el lugar 27 en el año 2016, pasó a la posición 14 en la edición de este año y es que la política de la institución que tiene como rector al Doctor Fernando León García, ha sabido incentivar a los alumnos del nivel bachillerato para que se queden en su estado e ingresen a un programa académico de calidad y con interés en su formación deportiva.

Los deportistas del CETYS mejoraron en un 400% su producción en medallas de primer lugar y totales y de la mano del “Abuelo” Álvarez, Oscar Licea y sus voleibolistas, así como los atletas y un extraordinario resultado en el baloncesto femenil, están hoy en el top 15 de México. El salto que dieron este año fue enorme y el futuro luce promisorio para la institución privada.

Para la UABC el resultado resultó complejo, ya que si bien alcanzó el top 10 por puntos, el resultado por medallas quedó lejos de lo sucedido en 2016 y de estar en el lugar 16, este año se ubicó en la posición número 27, con una reducción tanto en medallas de oro como en totales.

Hay que decirlo, los deportistas cimarrones y sus entrenadores tienen un enorme valor, dadas las distintas condiciones en las que se desarrollan en comparación con otras instituciones. La plata en futbol rápido y el resultado del judoka Salgado son una muestra del talento que existe en la casa verde y ocre, pero también es cierto, que de no haberse incluido el boxeo dentro del programa de competencias, la UABC se hubiera quedado sin medalla de oro y con tres medallas menos totales.

Se dice que la competencia nos hace mejores y ojalá ese sea el caso de la UABC, a la que el CETYS ya pasó, convirtiéndose hoy por hoy en el mejor programa deportivo de Baja California y su intención de ingresar a la NCAA, solo puede hacerla mejorar.

*El autor es Licenciado en Actividad Física y Deporte por la UABC. Fue responsable de deporte asociado en el Instituto del Deporte de Baja California. En la actualidad encabeza la coordinación de eduación física en el Sistema Educativo Estatal. También preside el consejo directivo del Salón de la Fama del Deporte de Ensenada.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más leídas

© Julio 2017, Todos los derechos reservados AGP Media

Copyright © 2017 AGP Media México, powered by Wordpress VIP.Themetf

To Top