Columnas

RÉPLICA

Por Fernando Ribeiro Cham

En el cielo se juega al cachibol

Lo recuerdo amable, alegre, con un semblante que expresaba serenidad, esa misma que hoy es difícil de conseguir en medio de este ajetreo diario. Lo conocí por una gestión que hizo, en aquellos tiempos en los que un servidor fungía como enlace de la Comisión de Deporte en el Congreso del Estado.

Junto a sus compañeros jubilados, se mantenía activo pasando la pelota de voleibol en ese deporte que se adaptó para el adulto mayor, para ese joven de espíritu con años a cuestas. Era fácil divisarlo desde el exterior de la cancha dando instrucciones y también adentro de ese cuadro que defendía con un guante, seguramente para proteger sus manos que ya pasaban las seis décadas de vida, años en los que sembró conocimiento y educación en generaciones de ensenadenses que tuvieron la fortuna de tenerlo como su maestro.

Me viene a la mente por ejemplo el profe Enrique Salgado y otros jubilados de la docencia que compartieron cancha con el señor de lentes, voz cálida y bigote bien recortado. En escuadras mixtas o por género, la pequeña cancha de voleibol que en aquellos años aun no contaba con techumbre, se llenó de vida en cada saque, en cada pase y en cada “picada”, pero sobretodo en cada sonrisa que las almas joviales entregaban por punto y no nos equivoquemos, la competencia existía y de muy buena manera.

Así fue como incluso representaron a Baja California en distintos eventos y tuve la fortuna de ofrecerle un desayuno al equipo que comandado por ese señor que contaba con facilidad de palabra y trato siempre amable, se había alzado con un título nacional.

La vida es ese juego en el que participamos a diario, a veces ganando, a veces empatando y otras veces con el marcador en contra, pero un juego en el que al final siempre suena el silbatazo que nos manda a descansar, parcial o permanentemente.

José Hilarión Román Miranda perdió la vida junto a su esposa de una forma inimaginable. Su ausencia deja un legado en la actividad física para el adulto mayor de nuestro municipio, un ejemplo de que la juventud del alma y el espíritu de compañerismo superan cualquier dolencia o limitación física que el tiempo haya dejado, para dar paso al juego, esa actividad de lanzar el balón por encima de una red, que en sus compañeros de cachibol, hoy debe tener un mayor significado.

Descanse en paz.

*El autor es Licenciado en Actividad Física y Deporte por la UABC. Fue responsable de deporte asociado en el Instituto del Deporte de Baja California. En la actualidad encabeza la coordinación de eduación física en el Sistema Educativo Estatal. También preside el consejo directivo del Salón de la Fama del Deporte de Ensenada.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Somos un sitio web especializado en deportes, llevamos hasta tus dispositivos información oportuna, verídica y de interés general. Como Agencia contamos cobertura fotográfica y escrita de alta calidad. Nuestras plataformas son AGP Deportes, AGP TV, AGP Net Screen, Agencia AGP.

Copyright © 2017 todos los derechos reservados para AGP Media México, powered by Wordpress VIP.Themetf

To Top