Deportes

Rosa Aguiar: Llegó de Ensenada, ganó la titularidad y ya hizo gol

Alejandro Zepeda
 

Ensenada, Baja California.- Para ella nunca aplicó aquella frase del cronista Ángel Fernández, que llamaba al futbol “el juego del hombre”.

Rosa Aguiar, desde los seis años que empezó a jugar contra niños, a falta de equipos femeniles en la Liga Municipal Infantil y Juvenil de Ensenada, razonaba: ¿Por qué nada más pueden jugar hombres?

Su sueño, entonces como hasta hace un par de meses, tenía fecha de caducidad.

“Acababa de cumplir 22 años y pensaba que el tiempo se me estaba yendo sin que hubiera una liga femenil profesional de mujeres como hay una de hombres”, recuerda.

Entonces, desde la Federación Mexicana de Futbol, llegó la noticia de la nueva liga femenil.

Y para completar el sueño, pensó en corresponder al llamado de la afición: “Soy chivista desde niña y quería irme a Guadalajara, pero estaba en los exámenes finales de mi carrera en la Facultad de Deporte de la UABC (Ensenada) y no pude ir a probarme a Chivas”.

Su amiga Erika Soto ya era parte de Xolos Femenil, el equipo tijuanense que participa en la Liga Femenil MX, y la recomendó con la entrenadora Andrea Rodebaugh, quien la vio y no dudó en incorporarla a la plantilla.

Rosa junto a la también ensenadense Erika Soto

“Ellas ya tenían entrenando un mes y me fui ya avanzado el proceso, por eso he ido poco a poco, además de que he tenido que adaptarme a la posición de medio por izquierda que me pidió la entrenadora, porque toda la vida jugué de contención”, explica.

La guía y la enseñanza impartidas por la ahora entrenadora y ex seleccionada nacional ha sido clave en el desarrollo de la futbolista nacida en la delegación ensenadense de El Sauzal, misma de donde son originarios Alfonso “Shaggy” Loera y Alejandro Molina, ambos con experiencia en Primera División.

“Andrea platica mucho, nos aconseja, nos recomienda modificar parando los entrenamientos las veces que sean necesarias, y en mi caso me ha ayudado mucho a entender la nueva posición.

“Es un orgullo tenerla de entrenadora, porque fue una gran jugadora y ha estado en los niveles más altos del futbol femenil”, refiere.

Rosa Aguiar, reconocida en el medio local como jugadora de futbol rápido, “ya que en Ensenada no había liga de futbol”, hasta ese momento, ya tenía algunas de sus metas cumplidas.

Pero estaba por llegar el momento que ha venido a desbancar en términos de emoción cualquier otro: su primer gol como futbolista profesional.

Su incorporación ya a punto de iniciar el torneo la hizo ver desde el banquillo los dos primeros juegos, tanto la derrota de 1-0 contra América en la capital como la victoria de 2-1 sobre Monarcas en el estadio Caliente de Tijuana.

Sin embargo, pudo jugar, como relevo, ambos encuentros.

Así salió Xolos femenil contra Pumas, con Rosa Aguiar en el once de inicio (Foto/Club Tijuana Xoloitzcuintles de Caliente)

“Contra América entré en el segundo tiempo y nos pegó mucho la altura. Es un gran equipo, perdimos por un gol y no fue un marcador tan malo. Luego contra Morelia fue la primera victoria del equipo, también entré de cambio y ya me sentí más adaptada en la posición”.

Ya contra Pachuca jugó todo el partido de la fecha tres y aun cuando “se jugó un gran primer tiempo, en el segundo hubo desconcentraciones que terminaron con la derrota de 3-0”.

Su segunda participación como titular llegó el sábado 19 de agosto. Fu la primera en Tijuana, apenas a 100 kilómetros de distancia de su ciudad natal. En la tribuna, para presenciar la visita de Pumas, “estaba toda la familia, papás y hermanos”.

“Todo fue especial, emocionante, desde la salida del túnel y los gritos de apoyo de la gente”, además de que “un día antes nos pidieron que nos visualizáramos y yo estaba segura que haría gol”.

Y no falló.

El juego estaba empatado a uno cuando Rosa vio regresar un balón que, de primera, puso pegado al palo. Era su primer gol como profesional.

“Desde que le pegué sentí que iba a entrar. Y luego, cuando dijeron mi nombre: Gol anotado por Rosa Aguiar, fue impresionante”.

Otra meta palomeada. Pero todavía hay objetivos por cumplir, sobre todo después de que Xolos dejó escapar la ventaja que tenía de 3-1 para terminar siendo empatadas por Pumas.

“Nos desconcentramos y eso dolió mucho porque teníamos todo para ganar. Ya lo platicamos y sabemos que le daremos vuelta para llegar a las semifinales y la final”, afirma.

La futbolista junto a Guillermina, su madre, y Melissa, su hermana

De su día a día, explica: “Hay que trabajar duro, no es fácil. Vivo en el CAR, ahí dormimos y entrenamos, pero desayunamos, comemos y cenamos en el estadio (Caliente)”.

Rosa, apoyada por sus padres y sus hermanos, a quienes visita en la delegación de El Sauzal los días de descanso, sabe que de seguir haciendo camino en Tijuana alcanzará otra de las asignaturas que pretende aprobar durante su proceso como futbolista profesional.

“Hubo posibilidades de llegar a selección nacional en otros momentos, pero tenía que pagar mis gastos para ir a la capital y me resultó imposible acudir a algunos llamados. Y otras veces puede haber ido, pero me avisaron muy tarde”.

Por lo pronto, quiere ir dando pasos firmes a en el corto plazo y sólo piensa “en las dos visitas seguidas que hay en el calendario; vamos a Puebla y luego a Veracruz (por las fechas seis y siete)”.

“Somos un equipo grande y ya queremos volver a jugar contra Pachuca y América para competirles de tú a tú y pelearles el campeonato. Sé que lo haremos”, confía.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más leídas

© Julio 2017, Todos los derechos reservados AGP Media

Copyright © 2017 AGP Media México, powered by Wordpress VIP.Themetf

To Top