BOXEO Y MMA

Saúl, atrapado en el “Canelo”

Cortesía

Por Memo Valero 

No necesito ver muchas peleas para ser un conocedor, me basta con sintonizar una sola contienda al año para poder emitir un juicio contundente, no me importa que ex boxeadores de élite y analistas con años de experiencia piensen diferente a mí, ellos no saben nada, yo lo sé todo.

¡Yo los apoyo amigos!
Fue un “robo” en despoblado, Gennady Golovkin, otra vez, ha sido víctima de una injusticia en Las Vegas.
Hace un año, el “Canelo”, es cierto hizo desesperar, fallar y ver mal a “Triple G” como nunca antes nadie lo había hecho, pero eso no importa, “se la pasó corriendo” y aún así, le dieron el empate, ¡Que injusticia!
Ahora, el “Canelo”, es cierto fue valiente, se fajó, se plantó en el centro del ring toda la pelea y golpeó a “Triple G” como nunca antes nadie lo había hecho, pero eso no importa, ¡no lo pudo noquear! y aún así le dieron la victoria, ¡Que injusticia!

Saúl Álvarez debe decirle adiós al boxeo, no es digno de este deporte, no importa cuantos avances siga mostrando, ni cuán tan alto eleve su nivel, Saúl Álvarez ha cometido pecados imperdonables y sin importar que otras leyendas hayan tenido ese mismo proceso, Saúl Álvarez no será acreedor nunca de nuestra simpatía o reconocimiento, pues no tiene una historia de pobreza que contar, ni un carisma que presumir y lo que es peor, no trae el nopal en la frente, pues ¡es pelirrojo!

Si revisamos la pared del peleador tapatío, encontraremos que ahí se encuentran las cabezas de varias especies de renombre, pero cuidado, no se dejen llevar por las apariencias, todas esas fieras cazadas estuvieron siempre en “desventajas”.

* Sugar Shane Mosley, un rival muy viejo, no importa que poco tiempo atrás se haya ido a las tarjetas con Manny Pacquiao y hubiese puesto en ligeros aprietos a Floyd Mayweather.
* Josesito López, un “bulto”, no importa que viniera de noquear a Victor Ortiz y a Mike Dallas Jr. o de dar una guerra ante Jessie Vargas, al final, estos dos últimos ¿quiénes rayos son?
* Austin Trout, otra pelea a modo, nosotros queríamos que enfrentara a Miguel Ángel Cotto, no a su verdugo.
* Miguel Ángel Cotto, rival acabado, venía de perder con Austin Trout, ¡uy así que chiste!
* Liam Smith, “ya dejen de proteger al Canelo”, no importa que Smith haya sido en ese entonces el actual campeón, era un monarca de “mentiritas”.
* Gennady Golovkin, robo descarado, pelea regalada por la mafia del boxeo.

No se puede alabar, entiendan bien esto, la carrera de Saúl Álvarez, porque en su récord como ya lo dije hay “pecados” imperdonables llamados Carlos Baldomir, Ryan Rhodes, Alfonso Gómez, Alfredo Angulo, Julio César Chávez Jr. y Amir Khan, sin mencionar el ridículo que hizo ante Floyd Mayweather.
No importa que el “César del Boxeo” haya sido también muy protegido por el CMB y que teniendo récords de 70-0 y 93-1-1 haya enfrentado respectivamente a púgiles como Russell Mosley (4-3-1) y Craig Houk (51-25), tampoco importa que Erik Morales se haya hecho campeón del mundo a costas de un ‘cuarentón’ llamado Daniel Zaragoza, ni que Juan Manuel Márquez también se haya visto igual de ridículo ante el señor Mayweather.

Al final no importa, si esos legendarios boxeadores cometieron los mismos “pecados” que el ‘Canelo’, ellos si nos caían bien y en el pugilismo eso es lo único que debe valer.

Ya para cerrar el tema y dejar en claro el panorama, en cualquier otra división -aquí le doy el crédito de este comentario a mi amigo Arnold Salazar- no se han encontrado en los últimos años, peleas en donde se enfrenten los mejores contra los mejores, a excepción del Peso Mediano, ejemplo:
Mikey García no se enfrenta a Vasyl Lomachenko.
Anthony Joshua no se mide a Deontay Wilder.
Terrence Crawford y Errol Spence Jr. no se quieren ver ni en pintura.

Canelo es cierto, enfrentó dos veces seguidas a un invicto, tricampeón mundial y dominador absoluto de su división, pero eso al final no importa, porque era obvio que todo esto es “puro show”.

Si llegaron hasta este punto, quiere decir que lo han leído todo, ¿Que les pareció?, ¿Ridículo verdad?

Volviendo a la seriedad y realidad, solamente diré que de verdad no me molesta leer y escuchar la palabra “robo”, comprendo que la mayoría de las personas que utiliza ese término, no volverán a estar a la expectativa de una pelea de box en los próximos 365 días, es natural que piensen así.

En cambio, cuando leo o escucho ese término en personas que se jactan de ser conocedoras de este deporte, es cuando comprendo que el boxeo realmente sí está sumergido en una profunda crisis, pero más por lo que sucede abajo del ring que por lo qué sucede arriba.

Le explico al “aficionado de corazón” y al “aficionado de ocasión”, si usted no calificó la pelea 120-109, 118-110 o 117-111 a favor de “Triple G”, no debe usar la palabra robo, no encaja, se ve mal.
Y si usted calificó la pelea con alguna de esas puntuaciones, entonces, el boxeo en definitiva, no es lo suyo.

Saúl Álvarez es hoy por hoy un gran boxeador y el ‘Canelo’ un gran personaje mediático, pongámosles separador, para entender que no importa que el mexicano haya dado la mejor exhibición de su vida, digna de cualquier peleador azteca, el aficionado actual necesita un ídolo que ovacionar, pero necesita más, un personaje al cual criticar y precisamente ahí, radica el problema, Saúl Álvarez puede mejorar enormidades, pero está atrapado en el personaje del ‘Canelo’ y al final eso es lo único que importa.

Guillermo Valero Sosa es editor de la sección deportiva de Periódico La Crónica y conductor del programa de boxeo Cuatro Esquinas, transmitido en Canal 66 de Mexicali. gvalero@lacronica.com

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top