BEISBOL

#SomosToros

Cortesía

Por Armando Esquivel

“El Cantinero”

En Grandes Ligas le apodaban “El Cantinero” y aunque ya no está en la Gran Carpa, el mote se le ha quedado y no le desagrada.

En el beisbol hay buenas historias y otras no tanto, sin embargo a mí me gusta poder relatar lo mejor de la vida real; todas esas anécdotas en las que al final ganan los buenos son lo mío.

En el primer juego de la Temporada Otoño 2018 de la Liga Mexicana de Beisbol, los Toros de Tijuana estrenaron cerrador en la figura del estadounidense Tim Wilhelmsen, que siendo sinceros, muy pocos conocíamos, a menos que usted presuma como equipo favorito a Marineros de Seattle o se dedique al periodismo deportivo y tenga como su fuente al beisbol de Grandes Ligas.

La historia del imponente taponero de dos metros de altura no inicia el 3 de abril del 2011 en su debut en la “Gran Carpa” contra Atléticos de Oakland en el Safeco Field; más bien hay que regresarnos en el tiempo hasta el 2002, cuando fue tomado por Cerveceros de Milwaukee en la séptima ronda del draft.

A los 18 años Wilhelmsen ya formaba parte de una organización de Grandes Ligas y dio sus primeros pasos en 2003 en el sistema de Ligas Menores con los equipos de Beloit Snappers en categoría A, así como con los Cerveceros de la Liga de Novatos, compartiendo vestidor con jugadores de la talla de Prince Fielder, Rickie Weeks y Manny Parra.

Luego de ese 2003, no hay ningún registro estadístico del lanzador derecho, quien se perdió por cinco años y volvió a aparecer en Ligas Menores hasta el 2010, pero ya en la organización de Marineros de Seattle.

¿Qué paso con Wilhelmsen en todos esos años?

En 2003, su primer año en ligas menores, el serpentinero falló dos exámenes antidoping y fue suspendido por la organización de Cerveceros de Milwaukee y Wilhelmsen prefirió no enfrentar la situación y tomó la decisión de olvidarse del beisbol para siempre y regresar a su ciudad natal, Tucson, Arizona.

Necesitado de trabajo y sin experiencia laboral en otra cosa que no fuera beisbol, Wilhelmsen dejó su solicitud de empleo en un bar local que era operado por amigos de su familia y ahí obtuvo el puesto de cantinero mientras encontraba algo mejor.

Pasaron cinco años en la barra del bar hasta que una noche, mientras trabajaba en la cantina, vio un juego de Grandes Ligas y reconoció en la pantalla a varios jugadores a los que él había enfrentado por allá en el 2003 y decidió que lo volvería a intentar. Buscaría nuevamente alcanzar todo lo que había soñado en su infancia y adolescencia.

Esa noche apagó su último cigarro y a la mañana siguiente ya estaba soltando el brazo con su padre. Primero fue un día, luego cuatro veces por semana, hasta que fue contratado por los Toros de Tucson, integrantes de la Golden Baseball League.

En 2010 ya estaba en Ligas Menores y al año siguiente los Marineros de Seattle lo debutaron en Grandes Ligas, completando un ascenso meteórico, de un bar en Tucson, al mejor beisbol del mundo en menos de dos años.

Con Seattle jugó cinco temporadas y registró 68 salvamentos, destacando los 29 del 2012, su mejor campaña en las Mayores, además, en esa campaña, uno de sus rescates fue en un juego sin hit ni carrera combinado.

Todavía en 2017, el “Cantinero” jugó Grandes Ligas para los Diamantes de Arizona, sin embargo, los Toros de Tijuana se lo encontraron hace unas semanas en una liga independiente, jugando con Saints de Saint Paulc y lo importaron a la Liga Mexicana de Beisbol.

Tenga usted por seguro que Lino Rivera no lo utilizará en el Torobar, sino en el bullpen con la responsabilidad de cerrar las puertas.

Una gran historia, un gran regreso al beisbol y la muestra de que cuando se “imaginan cosas chingonas” se pueden alcanzar con esfuerzo y dedicación.

No lo pierda de vista, él es Tom Wilhelmsen y quizá ya está intentando un nuevo regreso a las Grandes Ligas.

¿Por qué no?

Él ya conoce el camino.

Nos vemos en la parte alta del estadio Gasmart SDQ

Goodbye Horses….!!

Comentarios:                    aesquivel@torosdetijuana.com

Twitter:                                               @paupa11

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top