BEISBOL

Última cita de los hermanos Cárdenas en el Palacios

Alejandro Zepeda

Ensenada, Baja California.- Su cita final con el beisbol llegó de manera súbita.

Los cuerpos de los hermanos Emiliano y Antonio Cárdenas Reyes se presentaron por última vez en el deportivo Antonio Palacios.

Apenas el domingo, Emiliano se ausentó de la convocatoria de la Liga Municipal para el doble encuentro en Mexicali contra la local Liga Amateur por las semifinales del estatal de primera fuerza de la Asociación de Ligas de Beisbol. Tenía un compromiso familiar.

Horas después, a las 15:25, conducía su Honda Civic cuando se impactó de frente con una Toyota 4 Runner sobre el kilómetro 136+350 de la Carretera Ensenada-San Felipe.

Ni él ni su hermano mayor, Antonio, de 22 años, sobrevivieron. Tampoco sus sobrinos Esli, de nueve años, ni Gerardo ni Eleonor, de un año ambos.

El auto era ocupado por tres personas más: su madre que se encuentra internada en Mexicali, y dos hermanas, madres de los niños fallecidos. Una está fuera de peligro. La otra se encuentra grave, en un hospital de Ensenada.

Dos días después del hecho, los compañeros de Emiliano y Antonio -integrantes de Potros y la selección de la Liga Municipal-, junto a sus manejadores y directivos, también familiares, los despidieron de cuerpo presente.

“Estábamos empezando el segundo juego el domingo en Mexicali cuando nos avisaron de la tragedia. No quisimos comentar nada durante el juego para no distraer a sus compañeros. Fue hasta el final que se los dijimos”, explicó Daniel Garibay.

El manejador de la Liga Municipal habló en el caso particular de Emiliano, quien, a sus 19 años, se ganó un lugar en la selección de primera fuerza luego de coronarse con el representativo de Nuevos Valores en abril.

“Todos los domingos estaba convocado igual que sus compañeros, pero entiendo que no pudo hacerlo en esta ocasión por algún compromiso”, indicó.

El ex lanzador de Cachorros de Chicago describió a quien fuera su jugador como “un muy buen niño, tranquilo, de pocas palabras, pero le echaba muchas ganas cuando recibía la oportunidad”.

“No lo conocía. En principio, pensé que sólo era pitcher pero luego supe que jugaba infield, lo metí en segunda y también respondió bateando en su primer estatal de primera fuerza”, reconoció.

Con dos juegos de ventaja sobre la campeona Liga Amateur en la semifinal estatal, el manager de la Liga Municipal espera continuar esa inercia para honrar la memoria de su jugador.

“Después de lo sucedido, hablamos el mismo domingo y el grupo se comprometió a echarle todas las ganas del mundo para dedicarle a Emiliano todo lo que hagamos en el estatal”, refirió.

El presidente de la Liga Municipal, Óscar Márquez, agradeció a la familia Cárdenas por permitir la presencia de ambos peloteros “antes de su última partida”.

“En el caso de Emiliano se le convocó todos los domingos, pero éste último no llegó con la familia que acostumbraba llevarlo. Nos dijeron que no lo encontraron y horas después supimos la noticia”, lamentó.

Uno de los jugadores de la Liga Municipal, Jesús Mora, admitió que el fallecimiento de su compañero “impactará demasiado al grupo”, pero “su pérdida se convertirá en una motivación para ganar los juegos que queden, pensando en lo que él fue para el equipo”.

“Se integró al grupo de inmediato y lo hizo con humildad, primero muy tímido, hasta colaborar en juegos decisivos. Cada domingo lo disfrutaba, ya fuera entrando de cambio a correr o batear, siempre a disposición del manejador”, apuntó.

Por su parte, Melchor Reyes, responsable de trasladar a Emiliano a las jornadas de la Liga Municipal como visitante en el estatal, detalló que “este domingo el equipo Potros fue de porra a Mexicali y el plan era pasar por él para llevarlo a jugar, pero no respondió”.

“Todavía un domingo antes todavía yo lo llevé a jugar contra la Agrícola a Mexicali. Admiraba mucho a Daniel Garibay, era un ídolo para él, le pedía consejo y siempre hubo un trato muy cordial entre ellos. Lástima que las cosas pasaron así una semana después”.

Potros, legado y herencia

En ese equipo de la Segunda Fuerza, Emiliano y Antonio fueron base del plantel multicampeón por siete temporadas, cuatro de ellas junto a su padre Antonio, fallecido víctima de cáncer un par de años atrás.

“Desde nuestro equipo, Emiliano se proyectó a la selección de Primera Fuerza y había un compromiso de que después del estatal regresara a Potros”, precisó Jesús Díaz.

El jugador y patrocinador consideró que “el amor por el beisbol les fue inculcado por su padre, un muy buen jugador, cátcher…”.

“Como hermanos”

Entre los asistentes se encontraba Luis Alberto Ayala, compañero de los hermanos Cárdenas en Potros de Ojos Negros por cinco años.

“Ellos llegaron de Valle de la Trinidad a Ojos Negros para iniciar una relación de amistad tan fuerte que terminó siendo de hermanos. Eran muy positivos en el terreno de juego y también como personas, así que será difícil llenar el hueco que dejan los dos”, sostuvo.

En cuanto a sus personalidades, describió a Antonio como “muy serio, difícil de hacerlo hablar”, mientras que “Emiliano era todo lo contrario, siempre divertido, inventando payasadas para hacernos reír”.

Aun cuando rondó la idea de finalizar el proyecto de Potros, sus jugadores y cuerpo técnico rectificaron esa primera intención.

“Llegamos a pensarlo, pero seguiremos un torneo más por ellos, será nuestra forma de despedirlos. Los extrañaremos. Eran los mejores…”, expresó.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top