Checo Pérez se ubica quinto en la segunda práctica libre del GP de Abu Dabi







Abu Dabi.- El piloto monegasco Charles Leclerc (Ferrari) lideró este viernes una accidentada segunda práctica libre del Gran Premio de Abu Dabi, en la que los pilotos apenas tuvieron tiempo para correr, y en la que el mexicano Sergio ‘Checo’ Pérez, de Red Bull, terminó quinto.

Debido a los accidentes del español Carlos Sainz (Ferrari) y el alemán Nico Hulkenberg (Haas), que provocaron dos banderas rojas, apenas fueron veinte minutos de tiempo real de la práctica.

El piloto británico Lando Norris (McLaren) y el neerlandés Max Verstappen (Red Bull) quedaron segundo y tercero respectivamente en una segunda práctica de Abu Dabi en la que el mexicano Checo Pérez terminó quinto y el español Fernando Alonso, decimoprimero, aunque ninguno de los veinte pilotos tuvo mucho tiempo para rodar por el circuito de Yas Marina.

CHOQUES

Y es que apenas se había iniciado la práctica -habían transcurrido ocho minutos– cuando Sainz chocó contra el muro al perder la parte trasera del coche, lo que provocó una larga bandera roja de 27 minutos mientras se retiró el coche y el madrileño volvía por su propio pie al box de Ferrari.

Quedaban 25 minutos para rodar, lo suficiente para probar varias situaciones de carrera, pero Hulkenberg también perdió el coche, esta vez a los 22 minutos de terminar la sesión, y el monoplaza chocó ligeramente contra el muro, por lo que el auto se quedó parado, obligando a los comisarios a volver a sacar una bandera roja que se alargaría hasta que quedaron quince minutos.

TRÁFICO

No había tiempo para rodar y algunos encontraron cómo tener más tiempo rebasando en el propio túnel subterráneo del pit-lane: el español Fernando Alonso adelantó en ese tramo a un AlphaTauri, algo que también hizo el neerlandés Max Verstappen (Red Bull) en el mismo sitio, en el que aprovechó para colocar su coche por delante del británico Lewis Hamilton (Mercedes) y del francés Pierre Gasly (Alpine).

La sesión se convirtió en una carrera al uso. Todos los pilotos querían estar en pista y, por momentos, toda la parrilla, excepto Sainz y Hulkenberg, rodaba sobre Yas Marina, porque la mayoría no había probado su monoplaza, ya que en los primeros entrenamientos libres habían dejado su asiento a los novatos o a los pilotos reserva de la escudería.

En esas, Leclerc marcó un tiempo de un minuto, 24 segundos y 809 milésimas que nadie pudo bajar, ni siquiera el imbatible ‘Mad Max’, que quedó tercero en su último intento, en el que el tercer sector le lastró la oportunidad de liderar los segundos entrenamientos libres de este fin de semana.

Con información de EFE