El despertar de Doncic mantiene a los Mavericks en la final; vencieron a los Celtics por 36 puntos









Dallas, Texas.- Luka Doncic anotó 25 de sus 29 puntos en la primera mitad, Kyrie Irving agregó 21 puntos y los Dallas Mavericks extendieron enfáticamente su temporada el viernes por la noche, defendiéndose de la eliminación al vencer a los Boston Celtics 122-84 en el cuarto juego de la las Finales de la NBA.

Las estrellas de los Mavs terminaron al final del tercer cuarto, y con razón. Todo fue Dallas desde el principio, los Mavs lideraban por 13 después de un cuarto, 26 en la mitad y hasta 38 en el tercero antes de que ambos equipos vaciaran las bancas.

El margen final de 38 puntos fue el tercero más grande jamás alcanzado en un partido de las Finales de la NBA, sólo detrás de Chicago que venció a Utah 96-54 en 1998 y los Celtics vencieron a Los Angeles Lakers 131-92 en 2008.

Antes del viernes, la peor derrota en las Finales de la NBA para los Celtics, 17 veces campeones, fue 137-104 ante los Lakers en 1984. Esto fue peor. Mucho peor, a veces. La mayor ventaja de Dallas en el cuarto fue de 48, el mayor déficit que han enfrentado los Celtics en toda la temporada.

Los Celtics aún lideran la serie 3-1 y el quinto partido se jugará en Boston el lunes.

La derrota, la primera de Boston en cinco semanas, rompió el récord de la franquicia de los Celtics, una racha de 10 victorias consecutivas en postemporada, además les quitó la oportunidad que tenían de ser el primer equipo en la historia de la NBA en ganar tanto las finales de conferencia como las finales en 4-0 barridos.

Jayson Tatum anotó 15 puntos, Sam Hauser anotó 14, mientras que Jaylen Brown y Jrue Holiday terminaron con 10 cada uno para los Celtics.

Tim Hardaway Jr. anotó 15 puntos, todos en el último cuarto, y Dereck Lively II anotó 11 puntos y 12 rebotes para Dallas. Fue Lively quien dio la pista de que iba a ser una buena noche para los Mavs desde el principio. Conectó un triple, el primero de su carrera en la NBA, a mitad del primer cuarto, un tiro que le dio a los Mavs la ventaja definitiva.

Y salieron corriendo de allí. Y siguió corriendo.

Estaba 61-35 en la mitad y Dallas también dejó un montón de puntos sin reclamar en los primeros 24 minutos. Los Mavs llegaron al descanso habiendo acertado sólo 5 de 15 desde la línea de 3 puntos, 10 de 16 desde la línea de falta, y de todos modos tenían el control total.

Los aspectos más destacados de Boston fueron muchos, algunos de ellos históricos:

– Los 35 puntos representaron el total más bajo de anotaciones de los Celtics en una mitad, cualquiera de las dos mitades, en las dos temporadas de Joe Mazzulla como entrenador.

– El déficit de 26 puntos en el medio tiempo fue el segundo mayor de Boston en la temporada. Los Celtics estaban detrás de Milwaukee por 37 puntos en el descanso del 11 de enero, uno de los ocho casos en sus primeros 99 juegos de esta temporada en los que estaban abajo por cifras de dos dígitos en el entretiempo.

– El déficit del medio tiempo fue el mayor de Boston en un partido de las Finales de la NBA, y la cifra de 35 puntos fue la segunda peor de los Celtics en la primera mitad de uno. Lograron 31 contra los Lakers el 15 de junio de 2010, el Juego 6 de la serie que los Lakers reclamaron con una victoria en el Juego 7.

Los equipos con una ventaja de 23 puntos o más al medio tiempo, incluso en esta temporada donde las remontadas parecían más fáciles que nunca, tenían marca de 76-0 esta temporada al comenzar el viernes por la noche.

Que sea 77-0 ahora. El número de camiseta de Doncic, casualmente.

Los Celtics seguramente estaban pensando en cómo hacer mella en la ventaja de Dallas al abrir la segunda mitad podría haber hecho las cosas interesantes. En cambio, los Mavs guardaron las cosas rápidamente; una racha de 15-7 en los primeros 4:32 del tercero empujó la ventaja de Dallas a 76-42.

Cualquier esperanza que Boston tuviera de lograr una gran manifestación y culminar una barrida se había esfumado hace mucho. Mazzulla sacó a los titulares, todos, simultáneamente con 3:18 restantes en el tercero y Dallas liderando 88-52.

Los Mavs todavía tienen el ascenso más empinado posible en esta serie, pero el primer paso ya está hecho.

Información: AP.