Darwin Núñez y jugadores uruguayos pelean en la grada con aficionados colombianos









Charlotte, Estados Unidos.- Darwin Núñez y alrededor de una docena de compañeros de la selección de Uruguay ingresaron a las gradas mientras los fanáticos se peleaban en el Bank of America Stadium luego de una derrota por 1-0 ante Colombia en una semifinal de la Copa América el miércoles por la noche.

Después de un partido físico y disputado, se desató una pelea detrás del banquillo de Uruguay tras el pitido final del árbitro mexicano César Ramos.

La multitud de 70.644 personas estuvo aproximadamente 90% a favor en Colombia, pero un pequeño grupo de fanáticos uruguayos se peleó con seguidores colombianos mientras les arrojaban bebidas.

Luego, Núñez y sus compañeros subieron una escalera hacia la multitud. Un video mostró a Núñez golpeando a un aficionado con los colores de la selección colombiana.

El capitán uruguayo, José Giménez, dijo que los jugadores acudieron entre la multitud para proteger a sus familias.

“Esto es un desastre. Nuestra familia está en peligro. Tuvimos que subir a las gradas para sacar a nuestros seres queridos con bebés pequeños, recién nacidos”, dijo a TUDN. “Todo fue un desastre. No había un solo policía”.

La policía tardó más de diez minutos en llegar al lugar y restablecer el orden. El locutor pidió a los aficionados que abandonaran el estadio, pero varios seguidores permanecieron allí.

Alrededor de 100 aficionados uruguayos y miembros del personal de la federación permanecieron en el campo para su propia protección más de 20 minutos después del partido, mientras los aficionados colombianos salieron a celebrar.

La CONMEBOL emitió un comunicado después del partido diciendo que condena enérgicamente cualquier acto de violencia que afecte el juego.

“Nuestro trabajo se basa en la convicción de que el fútbol nos conecta y nos une a través de sus valores positivos”, afirma la organización. “No hay lugar para la intolerancia y la violencia dentro y fuera de la cancha. Invitamos a todos a que en los días que quedan de celebración pongan toda su pasión en animar a sus selecciones nacionales y pasen una fiesta inolvidable”.

El técnico uruguayo, Marcelo Bielsa, dijo que no vio inmediatamente lo que estaba sucediendo.

“Hubo una discusión en el centro del campo y cuando vi que eso estaba pasando, fui al vestuario. Pensé que estaban agradeciendo a los fanáticos por su apoyo”, dijo Beilsa. “Pero luego me enteré de que, lamentablemente, había algunos problemas allí”.

Información: AP.