Connect with us



Rusia 2018

Daniel Iglesias: México y el sueño del quinto partido

Published

on

Cortesía

Daniel Iglesias Castillo analiza la próxima oportunidad de México en busca de llegar al quinto partido mundialista, por primera vez desde 1986.

El periodista de Hoy San Diego considera que la talla del rival será el principal obstáculo para acabar con la racha de seis mundiales consecutivos finalizados en la disputa de los octavos de final.

“Vencer a sus propios miedos y fantasmas y hacer un juego perfecto por 90 minutos” son los factores a los que, en su opinión, deberá apelar México si quiere lograr “una hazaña de proporciones bíblicas”.

Una vez más, México se encuentra en la antesala del anhelado quinto partido. Ese partido que se le ha negado al Tri Mundial tras Mundial y se ha convertido una obsesión para todos, tanto como jugadores, directivos, prensa y aficionados del balompié nacional.

La pregunta del millón ha sido, es y será… ¿Podrá México hacer historia e instalarse en los Cuartos de Final?

Frente al Tri se encuentra nada más y nada menos que la pentacampeona Brasil. En el papel parece otra versión moderna de la historia de David contra Goliat. Y es que la verdad, vencer a los sudamericanos sería una hazaña de proporciones bíblicas.

Tomemos en cuenta como llegan ambas escuadras a esta instancia. México ha venido de más a menos. Su mejor desempeño lo vimos el primer tiempo frente a Alemania. A partir de entonces, su rendimiento ha ido en declive, logrando escapar con la victoria ante Corea del Sur y culminando en la vergonzosa derrota ante Suecia.

Por su parte, Brasil ha sido lo contrario. Su rendimiento ha venido mejorando, empezando con un empate gris ante Suiza, una agónica victoria ante Costa Rica y un contundente triunfo ante Serbia para llevarse el primer lugar de su grupo.

Anímicamente llega mejor Brasil, que para muchos es la selección favorita para levantar el trofeo el 15 de julio. Mientras que México nuevamente llega en el papel de víctima, como antes de enfrentarse a los germanos.

Sin embargo, muchos jugadores y miembros de la prensa repetirán que las maneras para llegar a estas instancias no importan, que lo importante es simplemente llegar ya que la fase de eliminatoria directa es un torneo nuevo. Este discurso es muy similar a la retórica que utilizada para referirse a la liguilla del futbol mexicano ya que hemos visto como un equipo que se clasifica en octavo lugar ha podido quedar campeón a pesar de un rendimiento irregular durante el torneo.

Honestamente, no espero que México derrote a Brasil. No es por malinchista ni pesimista, es simplemente realista. Claro que en partido de futbol todo puede pasar. Sin embargo, lo veo improbable. En lo personal, me conformo con que los jugadores se partan el alma los noventa minutos y no parezcan gallinas sin cabeza como ante los suecos.

La cuestión ya no es de técnica ni calidad, creo yo, ya que tenemos a muchísimos jugadores en las mejores ligas europeas. El tema principal sigue siendo la mentalidad. Lo dijo Maradona, México juega un par de juegos y a la hora de la verdad se achica y nos regresan a casa, lo cual nos ofendió a todos, porque siempre nos duele que un extranjero nos critique y más cuando se toca una verdad incómoda.

Los argumentos de que México se agranda ante las potencias o que es el rival incómodo de Brasil se me hacen un tanto absurdos. Esas cosas no cuentan en estas instancias. Cada partido es diferente, lo que no cambia es la mentalidad ganadora de quienes salen victoriosos.

Si México pretende hacer la hombrada tendrá que vencer a sus propios miedos y fantasmas y hacer un juego perfecto por 90 minutos y eso es lo realmente complicado ya que Brasil no se va a quedar con los brazos cruzados.

Así que dicho lo anterior, pronostico una victoria apretada por parte de los brasileños ya que cuentan con la experiencia necesaria y línea por línea cuentan con un mejor plantel.

Para el resto de los cruces voy con Uruguay, Francia, Bélgica, España, Croacia, Suiza y Colombia. Mi favorita para ganar el torneo es España, en gran parte porque cuenta con el camino más fácil hacia la final, la mayoría de las potencias se encuentran del otro lado de la llave, y porque ha demostrado su gran talento a pesar del repentino cambio de director técnico antes del arranque del torneo.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Rusia 2018

DIARIO HASTA LA FINAL (Día 32)

Published

on

FIFA

Por Marco Antonio Domínguez Niebla

Principado sin Cenicienta

Han sido ya 32 días consecutivos asumiendo el compromiso de llevar este diario. Y llegó el último capítulo. Tantas historias por escribir después de los últimos 90 minutos y tan poco espacio para describir las emociones de una final con seis anotaciones de todo tipo: golazos, penal, autogol y hasta una cortesía, ese error piadoso del arquero campeón, para el cuatro dos definitivo, como si hubiera de corresponder de ese modo a la dignidad del rival derrotado, un gran subcampeón. Mirando hacia la banca encontramos la historia de Deschamps, el capitán que levantó la copa en 98 con la Francia de Zinedine y compañía, ahora como entrenador, el estratega de esta Francia, la de los chicos casi todos menores de treinta que siempre resolvió cuando quiso mientras consentía a los rivales más calificados del mundial ruso para atraerlos y luego rematarlos con esas saetas veloces y letales que derrumbaron una vez más el mito de que es mejor el que más tiempo posee la pelota. La de 2018 será recordada también como la final en la que Mbappe, el chico de 19, hizo gol como menor de 20 años para replicar en Rusia lo de Pelé en Suecia y lo que ni Ronaldo el brasileño (sin minutos en Estados Unidos) o Messi (suplente en Alemania) pudieron consumar durante la transición de niño a adulto. O el contraste con Kanté, la luz del mediocampo francés apagado en la final, pero rescatado por el atlético y vertical Pogba, aquella promesa por fin hecha realidad en un juego importante, ¿qué tal la final de un mundial? Y en tiempos de diversidad los muy europeos Lloris, Pavard, Hernández, Griezmann y Giroud (el delantero solidario y sin disparo a gol todo el mundial) compartiendo responsabilidades a la par de los chicos de sangre africana, tan franceses como el resto: Umtiti, Varane, Kanté, Matuidi, Pogba y Mbappe, todos unidos para dejar a España e Inglaterra con su solo título, ya como socios de Argentina y Uruguay en el principado de los que alzaron un par de copas, y sólo detrás de Brasil, Alemania e Italia. También hubo novedades: lo del VAR haciendo justicia con el penal que significó la ventaja momentánea, al final sentenciadora, con ese árbitro tan protagónico como argentino, pero inofensivo a la hora de perjudicar al uno o al otro. Sin embargo, la madre de todas las historias no llegó al alumbramiento y Croacia, la selección inspiradora de esta Copa del Mundo, por el corazón dejado en la cancha y por los antecedentes de lo vivido por cada uno de sus integrantes durante los días de infancia y de guerra civil, dejó pendiente aquello de que una Cenicienta llegará algún día hasta la final para acabar con el hechizo. Ya habrá otra oportunidad para los primerizos dentro de cuatro años en Catar. Corrijo: dentro de cuatro años y medio, en el invierno de 2022. Hasta entonces.

*El autor es colaborador de AGP Deportes.

Continue Reading

GALERÍA DE FOTOS

GALERIA Rusia 2018: FRANCIA CAMPEON

Published

on

Continue Reading

Rusia 2018

¡Francia, campeón del mundo!

Published

on

FIFA

Moscú, Rusia.- Francia ya es bicampeón del mundo.

Con la victoria de 4-2 en la final de la Copa del Mundo Rusia 2018 sobre Croacia, la selección ahora dirigida por Didier Deschamps reeditó el logro conseguido 20 años atrás cuando se coronó por primera vez, entonces como local.

Al minuto 18, Antoine Griezmann cobró una falta y Mario Mandzukic metió el balón en su arco. Diez minutos más tarde, Ivan Perisic pateó de zurda para empatar, pero nuevamente, transcurrido ese lapso, al 38, Griezmann convirtió de penal.

Para señalar la pena máxima, el árbitro argentino Néstor Pitana revisó el VAR para confirmar la mano de Perisic dentro del área.

Ya en el segundo tiempo, al 59, Paul Pogba culminó una acción iniciada por él mismo para resolver de zurda y hacer el 3-1.

Y Kilyan Mbappe pateó con potencia fuera del área para el cuatro gol francés al 65.

El portero Hugo Lloris falló en una salida y Mario Manzdzukic lo aprovechó para acercar a Croacia al 69.

Continue Reading

Las más leidas