BEISBOL

Zayed Salinas, el talento del sur proyectado desde Ensenada, pretende escalar lo más pronto posible en sucursales de Padres de San Diego

Zayed Salinas es parte de Toros de Tijuana y pasará a la organización Padres de San Diego/Alejandro Zepeda




Ensenada, Baja California.- Ya sea como pitcher o fielder, Zayed Salinas pretende escalar peldaños lo más pronto posible dentro de la organización Padres de San Diego, a la cual pertenece desde el martes 12 de noviembre.

“Hace una semana estuve hablando con scouts y gerencia de Padres, y ayer se concretó la firma. Ahora sólo falta ir (a firmar el viernes en Petco Park) y luego a ver dónde me mandan”, comentó el beisbolista de 16 años.

En cuanto a su futuro, dijo que “no hay nada definido” y empezará a conocer su destino en sucursales el viernes después de que se reúna con los directivos de Padres.

“Espero a dónde me manden para empezar a subir etapas”, afirmó el jugador nacido en Guerrero Negro pero hecho beisbolista entre Bahía Tortugas, donde inició a los ocho años, para posteriormente, a los 12, establecerse en Ensenada.

“Mi primer objetivo es subir. Llegando seguramente jugaré instruccional y espero subir a Rookie lo más pronto posible”, indicó.

Aunque su preferencia personal es jugar los jardines para poder desarrollar su talento al bat, dijo que está dispuesto a subirse al montículo. “Es una difícil decisión, pero creo que me voy más por el fildeo. Depende de los resultados que dé con Padre me definirán una posición”, refirió.

En Bahía Tortugas, Zayed Salinas destacó desde que decidió jugar beisbol, y así fue convocado a selecciones estatales y nacionales. “A Ensenada llegué a los 12 años y estuve en la Liga Rural de Maneadero con Dodgers y luego me cambié a la Liga Municipal con mi padrino Francisco Moctezuma al equipo Gigantes”, relató.

En diciembre de 2017 los Toros de Tijuana lo reclutaron en un Showcase y ahí se ha desarrollado de entonces a la fecha.

Este jueves viajará a los exámenes médicos a San Diego para un día más tarde sellar el contrato con su firma.

Recuerdos familiares

Rubén Salinas tiene presente el momento en el que su hijo se motivó a jugar beisbol. Fue por la emoción de recibir un uniforme. En aquel momento no fue de Padres, sino uno similar al de Dodgers.

“Cuando Zayed empezó a jugar fue porque le iban a entregar un traje para su primer municipal. Como padre no me caía el veinte de que le gustaba el beisbol, pero le fue demasiado bien y así empezó a enrolarse a los ocho años”, contó. Y al ver la barda del campo Daniel Garibay del deportivo Sullivan vino a su memoria el primer cuadrangular conectado por el bateador de perfil zurdo cuando se enroló a Gigantes de la Liga Municipal.

Más tarde hubo un encuentro clave en El Zócalo de la Ciudad de México donde se jugaba un nacional y donde se encontraba Ismael “Rocket” Valdez. “Él me mandó llamar para decirme que era admirable el físico que mi hijo tenía a tan corta edad y que podía llegar lejos, además de preguntarnos si iba bien en la escuela, que es algo que valoran mucho”, agregó.

Jugaré Grandes Ligas

Para Yadira Hernández, madre del beisbolista, un recuerdo que demuestra lo que hoy ha logrado el mayor de sus tres hijos tuvo como escenario el deportivo Antonio Palacios de Ensenada.

“Le dije que algún día iba a estar jugando ahí, y Zayed me dijo que no, que él quería jugar pero en otro tipo de estadios porque iba a llegar a Grandes Ligas”, explicó.

“Estoy contenta, emocionada, por este, el primero de sus logros”, comentó también acompañada de su padre, Carlos Hernández, abuelo del hoy jugador de Padres de San Diego.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top