Apuntes Perdidos

APUNTES PERDIDOS

Alfredo Hueto durante su presentación como entrenador de Daniel Corral, en 2010/Archivo





Por Marco Antonio Domínguez Niebla

Melena por bigote

Llevaba bigote. Y era un bigote poblado, abundante, a la Freddie Mercury (tan de moda por estos días de salas de cine abarrotadas al ritmo de Rapsodia…) Su corte de pelo, podría decirse que era tradicional, corto. Faltaban entonces dos años para Londres, así que durante la presentación del “entrenador que llevará al gimnasta ensenadense Daniel Corral a sus primeros Juegos Olímpicos” todo fueron sonrisas. Las muy pocas, sin embargo, de las que habría evidencia el año y medio siguiente, de 2010 a 2011, entre gimnasta y entrenador. La mano dura de Alfredo Hueto, de tan buenos resultados con su compatriota Gervasio Deferr, a quien guió al podio en un par de Juegos Olímpicos, hizo corto circuito con el control que desde entonces, siendo un chico de 20 años, ya poseía Corral sobre su proyecto deportivo. Y un día de julio de 2011, a la redacción del periódico en el que laboraba recibí la llamada desde el entorno del gimnasta, para darme a conocer la noticia que horas más tarde sería publicada con mi firma: Daniel Corral rompe con el entrenador español Alfredo Huerto para volver con Óscar Aguirre.

Intenté presentar ambas versiones y lo busqué a Hueto con la confianza de algunas charlas y hasta alguna cena en las que más que de gimnasia hablamos de futbol, pero sobre todo del Barça en los buenos tiempos, los tiempos de Pep en Catalunya. Pese a las diferencias, las fricciones que llevaron a ruptura, me solicitó no tocar el tema “hasta que Daniel termine su proceso”. Lo entendí y nos despedimos, pensando que para siempre. Pero con nuevo look, ya sin aquel bigote y con el cabello muy crecido, lo reencontré para confirmar lo que ya se comentaba: “Andrea, la presidenta de la asociación de gimnasia, lo rescató para su gimnasio. Ahora trabaja con chicas en Tijuana”. Así, con un grupo de gimnastas femeniles, volvió a Ensenada para la disputa de la Olimpiada Nacional de 2013 y también para cumplir lo prometido un par de años antes en un mensaje escueto que encontré en mi correo electrónico. Daniel ya había terminado su proceso, aquel de los Juegos Olímpicos de Londres. Y Hueto ya podía hablar de lo de hacía dos años.

Me contó, sobre el área de aparatos adaptada en el Centro de Alto Rendimiento de Ensenada, que a su lado Daniel Corral habría disputado el concurso all around, es decir, participación en todos los aparatos, y no sólo en dos. Por eso le pareció poco el mejor de los resultados de su ex dirigido en Londres: final en barras paralelas. “… él tenía que haber luchado por todas las finales y las medallas en arzones y paralelas”. Y apuntilló: “Conmigo hubiera luchado hasta por tres medallas, porque está capacitado para ello, sin embargo las personas que dirigen ese proyecto tomaron esa decisión (de permitirle participar únicamente en dos aparatos)”.

Aquella publicación (https://agpnoticias.com/news/tenia-daniel-para-dos-medallas-en-londres-alfredo-hueto/) fue una especie de bomba que cayó en el campamento de Corral. Porque la nota, una semana después, era: “Molesto por la declaración hecha por Alfredo Hueto para AGP Noticias, sobre las posibilidades que tenía Daniel Corral de haber logrado más que una final en Londres 2012, Óscar Aguirre lo enfrentó y lo retó a golpes, mientras ambos vestían el uniforme de Baja California”.

Y más adelante, aquel texto agrega: “Saúl Castro (director del instituto del deporte de Baja California) habló con los dos entrenadores y les sugirió que “si tienen diferencias personales las arreglen en otro lado y de otra manera, pero no en un área de trabajo y con el uniforme de Baja California” (https://agpnoticias.com/news/cronica-del-enfrentamiento-entre-entrenadores-olimpicos/). Hueto zanjó el asunto: “Para mí Corral ya es historia pasada”. Y así fue, nunca más se tocó el tema. Contadas han sido las ocasiones que lo he vuelto a ver en persona. Pero sé que le ha ido bien establecido en Tijuana, según lo que he llegado a ver en par de ocasiones por televisión. Una de ellas cuando los Olímpicos de Río, dirigiendo a Alexa, la misma chica con la que se abrazaba festejando el bronce mundial apenas la semana pasada en Qatar. Sigue sin bigote y con el cabello crecido.

*El autor es colaborador de AGP Deportes.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top