Connect with us



Rusia 2018

Diez años de Messi y Cristiano, pero ¿después qué?

Published

on





Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, con cinco premios cada uno, se reparten desde hace diez años el honor de ser el jugador mundial de la FIFA, y ninguno de ellos muestra síntomas de cansancio. El señalado aniversario de este duopolio nos anima a echar un vistazo a los cinco posibles herederos de esta dinastía. ¿Será capaz alguno de ellos de coronarse este mismo año en Londres?

El príncipe heredero: Neymar (Brasil)

El año pasado, el habilidoso delantero brasileño se convirtió en el futbolista más caro de la historia al ser traspasado del FC Barcelona al PSG, y tiene madera para protagonizar una carrera a la altura de las de Messi o Cristiano Ronaldo. Neymar destaca por sus regates, su visión de juego, su olfato de gol y, por si fuera poco, es un jugador capaz de levantar al público de sus asientos. Sin duda, reúne todas las cualidades para llegar a ser el mejor el mundo. Se le echó mucho en falta en la semifinal de la Copa Mundial de 2014 contra Alemania, pero guió a Brasil hasta su primera medalla de oro en el Torneo Olímpico de Fútbol Masculino Río 2016, y su objetivo en Rusia no es otro que ganar el Mundial.

© Getty Images

El meteorito: Mohamed Salah (Egipto)

Antes de su traspaso del Roma al Liverpool FC en junio de 2017, Salah estaba considerado un buen extremo, sin más, cuya mayor virtud era la velocidad. No obstante, en el sistema de juego de Juergen Klopp ha demostrado tener una definición desconocida hasta entonces. Prueba de ello es que terminó la temporada como máximo goleador de la Premier League, un hito que le ha reportado una gran cantidad de distinciones individuales. Salah, instalado ya en la élite mundial, celebra además el regreso de Egipto a una Copa Mundial tras 28 años de ausencia. Si logra recuperarse a tiempo de la lesión que sufrió en la final de la Liga de Campeones de la UEFA, completar un buen torneo en Rusia le permitiría cimentar su condición de candidato al trono del fútbol mundial.

© AFP

El rey de las asistencias: Kevin de Bruyne (Bélgica)

Aquí podría figurar también Eden Hazard, cuyo juego es a menudo más espectacular incluso que el de su compatriota y podría ser perfectamente otro candidato al trono. No obstante, los números de De Bruyne estos últimos años tanto con el Manchester City como con la selección belga en cuanto a asistencias y pases de apertura —que suelen acabar en goles o asistencias de sus compañeros— representan un fútbol de máximo nivel. Si Bélgica consolida su condición de equipo revelación en la fase final de Rusia, el nombre de De Bruyne podría aparecer en lo más alto.

© Getty Images

El que nunca hace ruido: Harry Kane (Inglaterra)

Con Kane, Inglaterra vuelve a tener por primera vez desde Alan Shearer —elegido tercer mejor jugador del mundo en 1996— un delantero de clase mundial. Carácter, garra y un grandísimo sentido del tiempo y del espacio, así como una excelente visión de juego, definen a este artillero de apenas 24 años, que mejora constantemente su juego aéreo y marca goles cada vez con mayor facilidad. Gareth Southgate, el seleccionador inglés, lo nombró capitán de los Tres Leones poco antes de la cita rusa. Además, los rumores sobre posibles traspasos hablan de cantidades similares a las de Neymar.

© Getty Images

El niño prodigio: Kylian Mbappé (Francia)

Con apenas 19 años, Mbappé es el futbolista más joven de esta selecta lista. Por este motivo, es un jugador candidato a llegar a lo más alto dentro de unos años, y no tanto en 2018. Pero, a pesar de su juventud, tiene una capacidad de definición asombrosa, de futbolista maduro, algo que demostró con creces en el Mónaco no solo en la Ligue 1, sino también en la Liga de Campeones de la UEFA. En el PSG quiere dar el salto definitivo a la élite mundial.

Rusia 2018

DIARIO HASTA LA FINAL (Día 32)

Published

on

FIFA




Por Marco Antonio Domínguez Niebla

Principado sin Cenicienta

Han sido ya 32 días consecutivos asumiendo el compromiso de llevar este diario. Y llegó el último capítulo. Tantas historias por escribir después de los últimos 90 minutos y tan poco espacio para describir las emociones de una final con seis anotaciones de todo tipo: golazos, penal, autogol y hasta una cortesía, ese error piadoso del arquero campeón, para el cuatro dos definitivo, como si hubiera de corresponder de ese modo a la dignidad del rival derrotado, un gran subcampeón. Mirando hacia la banca encontramos la historia de Deschamps, el capitán que levantó la copa en 98 con la Francia de Zinedine y compañía, ahora como entrenador, el estratega de esta Francia, la de los chicos casi todos menores de treinta que siempre resolvió cuando quiso mientras consentía a los rivales más calificados del mundial ruso para atraerlos y luego rematarlos con esas saetas veloces y letales que derrumbaron una vez más el mito de que es mejor el que más tiempo posee la pelota. La de 2018 será recordada también como la final en la que Mbappe, el chico de 19, hizo gol como menor de 20 años para replicar en Rusia lo de Pelé en Suecia y lo que ni Ronaldo el brasileño (sin minutos en Estados Unidos) o Messi (suplente en Alemania) pudieron consumar durante la transición de niño a adulto. O el contraste con Kanté, la luz del mediocampo francés apagado en la final, pero rescatado por el atlético y vertical Pogba, aquella promesa por fin hecha realidad en un juego importante, ¿qué tal la final de un mundial? Y en tiempos de diversidad los muy europeos Lloris, Pavard, Hernández, Griezmann y Giroud (el delantero solidario y sin disparo a gol todo el mundial) compartiendo responsabilidades a la par de los chicos de sangre africana, tan franceses como el resto: Umtiti, Varane, Kanté, Matuidi, Pogba y Mbappe, todos unidos para dejar a España e Inglaterra con su solo título, ya como socios de Argentina y Uruguay en el principado de los que alzaron un par de copas, y sólo detrás de Brasil, Alemania e Italia. También hubo novedades: lo del VAR haciendo justicia con el penal que significó la ventaja momentánea, al final sentenciadora, con ese árbitro tan protagónico como argentino, pero inofensivo a la hora de perjudicar al uno o al otro. Sin embargo, la madre de todas las historias no llegó al alumbramiento y Croacia, la selección inspiradora de esta Copa del Mundo, por el corazón dejado en la cancha y por los antecedentes de lo vivido por cada uno de sus integrantes durante los días de infancia y de guerra civil, dejó pendiente aquello de que una Cenicienta llegará algún día hasta la final para acabar con el hechizo. Ya habrá otra oportunidad para los primerizos dentro de cuatro años en Catar. Corrijo: dentro de cuatro años y medio, en el invierno de 2022. Hasta entonces.

*El autor es colaborador de AGP Deportes.

Continue Reading

GALERÍA DE FOTOS

GALERIA Rusia 2018: FRANCIA CAMPEON

Published

on





Continue Reading

Rusia 2018

¡Francia, campeón del mundo!

Published

on

FIFA




Moscú, Rusia.- Francia ya es bicampeón del mundo.

Con la victoria de 4-2 en la final de la Copa del Mundo Rusia 2018 sobre Croacia, la selección ahora dirigida por Didier Deschamps reeditó el logro conseguido 20 años atrás cuando se coronó por primera vez, entonces como local.

Al minuto 18, Antoine Griezmann cobró una falta y Mario Mandzukic metió el balón en su arco. Diez minutos más tarde, Ivan Perisic pateó de zurda para empatar, pero nuevamente, transcurrido ese lapso, al 38, Griezmann convirtió de penal.

Para señalar la pena máxima, el árbitro argentino Néstor Pitana revisó el VAR para confirmar la mano de Perisic dentro del área.

Ya en el segundo tiempo, al 59, Paul Pogba culminó una acción iniciada por él mismo para resolver de zurda y hacer el 3-1.

Y Kilyan Mbappe pateó con potencia fuera del área para el cuatro gol francés al 65.

El portero Hugo Lloris falló en una salida y Mario Manzdzukic lo aprovechó para acercar a Croacia al 69.

Continue Reading

Las más leidas