Deportes

El eterno “Conejo”, figura de la noche





Tijuana, Baja California.- Si hubo un jugador determinante para que el marcador no se abriera la noche del sábado en el Estadio Caliente, ese fue Óscar “Conejo” Pérez.

A punto de cumplir los 40 años de edad, el portero que defendió el arco de México en los Mundiales de 2002 y 2010, dijo que el nivel que conserva, así como la longevidad de su carrera, se deben a “la disciplina y al trabajo”.

Óscar Pérez tuvo una gran noche en Tijuana

“Por el momento, me siento bien y no sé cuánto tiempo más falte (para el retiro), pero trataré de disfrutar al máximo el tiempo que siga en las canchas”, comentó después del juego en el que “sí, tuve mucho trabajo”.

Óscar Pérez coincidió con quienes dicen que se encuentra en el mejor momento de su carrera, aun cuando el retiro está cerca y ya no es la promesa que llegó a ser como arquero de las selecciones nacionales juveniles en los Panamericanos de Río de Janeiro o los Juegos Olímpícos de Atlanta.

“Cuando empiezas, las ganas y el ímpetu por mostrarte te llevan a tener desaciertos, y el tiempo te va ayudando a madurar, a saber cuándo salir, cuándo quedarte y manejar la mente porque cuidar la portería te causa mucha tensión”, explicó el guardameta de San Luis.

To Top