Connect with us



FUTBOL

El vía crucis de Blas, el paraguayo despedido del Atlético Ensenada

Published

on

Blas Aguayo durante una de las prácticas del equipo que lo despidió/Cancuntv




“Déjame que te ayude en algo, si quieres te lavo los carros, sería tu guardaespaldas, pero devuélveme a mi país”.

En ese tono fue la última súplica de Blas Aguayo a Antonio García Rojas.

Un par de meses atrás, el presidente del Atlético Ensenada había convencido al futbolista paraguayo de reactivar su carrera en el equipo de la nueva Liga de Balompié Mexicano después de dos años de retiro. La intención inicial era que el hasta entonces ex futbolista administrara academias del Atlético Ensenada en su natal Paraguay y Perú, donde radica junto a su esposa.

“Un día me llamó y me dijo que era parte del plantel principal (como jugador) y que estaba contratado por dos años y salario de 60 mil pesos mensuales, sujeto a revisión de acuerdo a mi rendimiento”, relató.

Pero a un par de semanas de haber firmado un vínculo contractual y de iniciar prácticas rumbo a la temporada que inicia el 16 de octubre, el mismo directivo que lo invitó a México, le anunciaba su baja sin intención de costear el traslado a Sudamérica.

“Vengo de dos años sin jugar y sabían que necesitaba dos meses para recuperar mi rendimiento porque vengo de un lugar con más de dos mil metros de altura. Pero no me fueron de frente el presidente y el técnico (Carlos Torres Garcés), y un integrante del cuerpo técnico fue quien me avisó el martes por la tarde que no iba más”, refirió.

Incluso, tuvo que aceptar una rebaja del salario inicial ofrecido, 60 mil pesos mensuales, a mil 500 dólares, con el compromiso de recuperar el acuerdo de origen al recuperar su nivel de juego.

Sin embargo, y aun cuando se le prometió que habría paciencia en su proceso de adaptación, el martes 25 de agosto el directivo le mandó decir que abandonara el hotel, pues ya no lo consideraba por instrucciones del técnico Carlos Torres Garcés.

Enseguida buscó a los referentes del equipo, a quienes García Rojas les reveló que la decisión era suya.

“Le hablé y me dijo que ya había gastado mucho en mí, más de dos mil dólares, y que no había llenado la expectativa. Le pedí que al menos me regresara a la Ciudad de México y me dijo que era la última ayuda que me daba, así que tomé eso y mi esposa me mandó (dinero) para volver (de Ciudad de México a Perú)”.

A punto de abordar el vuelo rumbo a Ecuador como escala a un “viacrucis” que finalizará en más de una semana hasta su destino final que es Huancayo, una población peruana donde radica junto a su esposa, el hoy ex integrante del Atlético Ensenada reveló su intención de demandar al Atlético Ensenada.

“Mi contrato está firmado por ambas partes, así que al botarme me deben pagar el 33 por ciento del salario total por los dos años, alrededor de un millón 400 mil pesos, por lo que son 330 mil pesos con los que me deben de indemnizar, porque no es justo que viniendo de tan lejos al presidente le dé la gana de decir que no voy más”, adelantó.

En ese sentido, argumentó que el contrato que estableció con el Atlético Ensenada le permitió la entrada al país.

“Presenté el contrato que me dieron para que me dejara pasar migración. El paraguayo sí o sí necesita visa, todo eso influyó para que me dieran la estadía de seis meses. Entonces si dicen que ese contrato no tiene validez, todo fue una estafa, y dejaré un apoderado para que siga el caso”, agregó.

En cuanto a la salida del ex seleccionado mexicano Ramón Ramírez, quien renunció por inconformidades con Antonio García, sostuvo que apenas tuvo contacto con él como director deportivo, pues “todo lo que he hecho lo hice con el presidente”.

“Cuando pasó lo de Ramón, y yo con la incertidumbre, pensé que si a él se le había tratado así, qué podía esperar yo”, apuntó.

Blas Aguayo, con 30 años, insistió en que él fue contratado como refuerzo y no como “un chico que sería puesto a prueba”, después de haber jugado Primera División en equipos como 3 de Febrero de Paraguay y The Strongest de Bolivia.

“Atlético Ensenada se hacía llamar el club más estructurado de la liga (de balompié mexicano) y deja mucho que desear. No soy de hablar mal, pero, por su organización y la forma de manejarse, no le recomendaría a los chicos que vengan a aventurarse y pasar momentos tan feos que no le deseo a nadie”, concluyó.

FUTBOL

Un muerto y tres heridos, producto de ataque armado en cancha de futbol rápido de Ensenada

Published

on

La cancha se encuentra en Valle Dorado/Cortesía




Ensenada, Baja California.- Un muerto y tres heridos, entre ellos una menor de edad, fue el saldo de un ataque armado registrado en la cancha de futbol rápido FURE, ubicada en bulevar Los Lagos del fraccionamiento Valle Dorado, frente a la Ciudad Deportiva.

La Dirección de Seguridad Pública Municipal de Ensenada informó que los tres heridos han sido hospitalizados.

El hecho sucedió alrededor de las 16:40 horas de este sábado.

Dicha cancha es uno de los espacios deportivos que han reanudado actividades con certámenes luego de la pausa por la alerta sanitaria frente al brote de COVID-19.

Continue Reading

FUTBOL

Escándalos del Atlético Ensenada llegan a Proceso: El ex técnico Torres Garcés llamada bandido y patán a su presidente

Published

on

Proceso publicó el reportaje en su más reciente edición impresa/Proceso




Ensenada, Baja California.- La revista Proceso, a través de un reportaje del reportero Raúl Ochoa llamado “Las penurias de un club marginado”, recogió las inconformidades del técnico ecuatoriano Carlos Torres Garcés, quien renunció al no encontrar las condiciones ideales para trabajar en el Atlético Ensenada.

Durante la entrevista, el entrenador que laboró por tres semanas, antes de retirarse sin contrato y sólo con acuerdo de palabra, señala que pretende desenmascarar al presidente del equipo de la Liga de Balompié Mexicano.

Y explica que tiene en su poder un cheque que le entregó Antonio García Rojas como pago, el cual es de un banco africano, por lo que duda que tenga fondos.

El argumento del directivo para rebajar el sueldo e incumplir con lo ofrecido en un principio, fue que sufrió un intento secuestro en Ensenada, situación que ha comprometido la situación financiera de la franquicia.

“Todo fue una farsa, uno a uno nos fuimos saliendo del equipo al enterarnos de la situación. Se fueron Ramón Ramírez y Benjamín Lara; luego salimos el preparador físico y yo.

“Durante cinco meses estuvimos hablando cosas que parecían ciertas, sobre todo un proyecto. Lamentablemente nos encontramos con situaciones dispersas… que desembocaron en que ahora todos estemos en casa”, dice Torres Garcés.

De repente, explica, la oficina que le habían prometido ya no estaba disponible. “Ya no teníamos oficina ni dinero; no teníamos nada. Esa fue una parte del libreto, del guión de García Rojas, la otra fue decirnos: Bueno, ahora que ya no tenemos dinero ya no podemos pagarles lo que les ofrecimos a jugadores y cuerpo técnico”.

Ante su negativa de aceptar cambios en la negociación, por un supuesto intento de secuestro contra el propietario del equipo, el técnico exigió finalizar el vínculo, no sin antes solicitar el pago por los días trabajados y el traslado de regreso a Ecuador.

“Hay que ser bandido para hacer esto”, señala mientras narra que García los buscó en el hotel para decirles a él y a su preparador físico Duffer Alman que tenía su dinero y que los llevaría al aeropuerto, donde le entregó un cheque de un banco africano.

Eso sucedió el 1 de septiembre y dos días después metió el cheque a un banco del Ecuador. Hasta hoy no tiene respuesta. “Si el cheque es devuelto, como estoy convencido que será, me servirá para desenmascarar a este patán… fuimos engañados…”.

También denuncia casos de contagio en chicos que acudieron a la visorías iniciadas el lunes 17 de agosto y adelanta que acudirá a Conifa, un organismo al que se afilió la Liga de Balompié Mexicano, órgano cuyo destino Torres Garcés pone en duda.

Proceso incluye la versión de Antonio García Rojas, que argumenta la falta de patrocinios como detonante de la situación crítica que atraviesa su proyecto.

Y sobre el supuesto secuestro prefirió no opinar.

Continue Reading

FUTBOL

Ensenada Lobos le echa la mano al Atlético Ensenada, arreglando su cancha

Published

on

Personal de Ensenada Grass trabajó en el empastado sintético de la cancha/Cortesía




Ensenada, Baja California.- Ensenada Lobos le ha echado la mano al Atlético Ensenada.

El equipo finalista de conferencia en su temporada debut como participante del circuito de baloncesto Cibapac durante 2019, a través de uno de sus representantes, José Luis Maldonado, decidió colaborar con la nueva franquicia de la Liga de Balompié Mexicano.

Prioridad: la cancha desgastada por la falta de mantenimiento, cuyo estado no era el idóneo para iniciar actividades el 16 de octubre, fecha tentativa para la presentación del plantel ensenadense.

“Fue un cepillado con cepillo green grommer y medimos el caucho. De relleno tiene 22 milímetros, cuando debería tener 40 como mínimo, así que también evaluamos la cantidad de caucho”, explicó el sobre los aspectos técnico del trabajo el también propietario de la empresa Ensenada Grass.

En ese sentido, agregó que el empastado sintético del campo uno de la Ciudad Deportiva de Valle Dorado, hoy llamado Estadio Municipal “fue mal instalado desde un principio”, así que la labor incluyó las correcciones necesarias.

En cuanto al presupuesto, sostuvo que su empresa no cobró un peso. “Es un apoyo al equipo de Ensenada”.

El Atlético Ensenada atraviesa por complicaciones en términos financieros y al día de hoy no ha cubierto pagos, pese a que el plantel inició entrenamientos desde el 17 de agosto.

Continue Reading

Las más leidas