Connect with us



AGP TV

Fallece en Ensenada el productor del programa «Cops», John Langley

Published

on



Ensenada, Baja California.- John Langley, de 78 años, productor del programa «Cops» en Estados Unidos falleció este sábado en la ciudad de Ensenada, norte de México mientras corría a bordo de un vehículo de carreras en una zona conocida como San Matias, en el estado de Baja California.

 
 

El también poseedor de su estrella en el paseo de la fama en Hollywood, murió a causa de un infarto dentro de su vehículo mientras participaba en una carrera de off road local de la compañia Record. 

Según autoridades policíacas, el piloto John Langley falleció en el kilómetro 77 de la carretera federal Ensenada – San Felipe, donde fue atendido por paramédicos.

 
John Langley
 

Es recordado como el cerebro detrás del reality show de lucha contra el crimen de larga duración en FOX que se emitió 32 temporadas y más de mil episodios entre 1989 y 2020. La serie fue cancelada el año pasado en medio de disturbios sociales. después del asesinato de George Floyd .

Langley estaba bien condecorado como veterano de televisión, habiendo ganado el premio American Television Award y cuatro premios Emmy por su trabajo en «Cops». Le sobreviven su esposa, Maggie , y sus hijos.



Advertisement
       
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AGP TV

Goleada histórica del Liverpool al Manchester United: 5-0

Published

on



En el minuto 60, cientos de aficionados abandonaban Old Trafford, avergonzados por la imagen de un Manchester United que fue humillado por el Liverpool en el clásico de Inglaterra y en el que Mohamed Salah demostró ser el mejor futbolista de la Premier League (0-5: Narración y estadísticas).

Tres goles para el egipcio, uno para Naby Keita y otro para Diogo Jota, en una apisonadora que pasó por Mánchester y se llevó por delante a los ‘Diablos Rojos’ y seguramente a su técnico, un Ole Gunnar Solskjaer al que ya no le queda argumentos par aguantar en el puesto.

Salah celebra uno de sus goles al United.

Desde la previa se apreciaba que el Liverpool es mucho más equipo que un United que venía de sufrir con el Atalanta y de pinchazos consecutivos en la Premier. Sin embargo, en los Clásicos se espera que estas diferencias se acorten y que la adrenalina y la emoción de los propios jugadores igualen lo que el juego previo o los pronósticos cuenta.

 

Pero es que entre el Liverpool y el Manchester United, y más concretamente entre Jürgen Klopp y Ole Gunnar Solskjaer, la diferencia es insalvable. Sobre todo en una tarde en la que la defensa de los ‘Diablos Rojos’ es invisible, con un Harry Maguire perdido y evidenciando que los 80 millones de euros que pagaron por él fueron excesivos.

Con una facilidad pasmosa, el Liverpool se metía en el área del United, como aquellos aficionados que irrumpieron en Old Trafford hace meses para protestar por la Superliga.

IMPOTENTE DE GEA

ImagenSalah, el mejor jugador de Inglaterra en estos momentos, fue el canalizador de la humillación y antes de que se llegara al minuto diez, le sirvió el primero a Keita, que definió con la tranquilidad de un delantero ante De Gea.

Se expuso más tarde Maguire, incapaz de mostrar contundencia y con un lenguaje corporal de juvenil. Le ganó la partida Keita y le puso la pelota en el costado a Alexander-Arnold para que su pase de la muerte lo embocara Diogo Jota. 0-2 y runrun en la grada. El miércoles se había levantado este marcador al Atalanta. Esta vez solo podía ir a peor.

Y apareció Salah para complicarlo todo aún más. Pasada la media hora, Keita recogió un disparo rebotado de Salah, condujo hasta línea de fondo, una vez más, sin marcar, y le concedió el tanto al egipcio.

Imagen

Con el 0-3 explotó Cristiano, que pudo ser expulsado por varias patadas sobre Curtis Jones. Para su suerte la jugada se saldó solo con una amarilla, pero quizás hubiera deseado irse antes a vestuarios, porque justo al filo del descanso, Salah aprovechó la inexistente defensa del Liverpool para el cuarto. Asistencia de Jota, disparo raso y 0-4 que despertó la ira de Old Trafford, que abucheaba a su equipo, y de un Solskjaer que mezclaba tristeza y rabia en la banda.

 

¿Frenaría el Liverpool?. Viendo a Robertson celebrar el quinto pidiéndole a sus compañeros que no pararan de apretar, la respuesta es que no. Otra vez Salah, otra vez Maguire. El central se durmió, le ganó la espalda Salah y este la picó ante De Gea.

Manita en Old Trafford, llegaban reminiscencias del 1-6 que les metió el City hace diez años y ni siquiera el gol de la honra de Cristiano subía al marcador porque el VAR lo anulaba. El bochorno era tal que Paul Pogba, que saltó al campo en el descanso, no duró ni quince minutos, puesto que en una entrada con los tacos por delante mandó en camilla a Naby Keita y a él a la caseta, expulsado por el VAR.

Imagen

La goleada, la más dura desde que el Tottenham les metió un 1-6 en octubre de 2020 y el City otro 1-6 en octubre de 2011, provocaba el suspiro de Alex Ferguson en la grada y la risa de Kenny Dalglish. Una humillación que puede sentenciar a Solskjaer y que deja al United séptimo, a ocho puntos del líder, y al Liverpool segundo, a un solo punto del Chelsea.



Continue Reading

AGP TV

Ronald Koenam: «Hicimos méritos para obtener otro resultado»

Published

on





Continue Reading

AGP TV

Portero culpa a compañero tras recibir un gol; lo golpea y termina expulsado

Published

on



Un hecho insólito se dio en la Primera División de futbol en Irlanda del Norte durante el partido entre el Glentoran y el Coleraine, donde el portero del equipo local agredió a un compañero tras recibir gol.

Portero culpa a compañero tras recibir un gol; lo golpea y termina expulsado (Stephen Hamilton)

© Proporcionado por Milenio Portero culpa a compañero tras recibir un gol; lo golpea y termina expulsado (Stephen Hamilton)

Todo sucedió a menos de 10 minutos de finalizar el encuentro cuando el Glentoran ganaba 2-1 y con un hombre menos en el terreno de juego; por ello, los elementos que estaban en la cancha tenían la presión encima para poder mantener el marcador, algo que no sucedió.

Fue al minuto 81, cuando un jugador del cuadro local perdió el balón cerca de la media cancha, lo que produjo que el Coleraine metiera el gol del empate.

Lejos de que el festejo de Cathair Friel fuera lo que más llamara la atención, no sucedió así, ya que el portero Aaron McCarey fue a buscar a a su compañero Bobby Burns, a quien culpó del gol, pero no quedó ahí, ya que el arquero lo golpeó y una vez que cayó al césped lo tomó del cuello de la playera y comenzó a arrastrarlo, fueron los mismos jugadores del Glentoran quienes lo alejaron de Burns.

Durante la conferencia de prensa, el entrenador del Glentoran, Mick McDermott, mencionó que «Aaron McCarey le dio la mano (a Burns) en el vestuario y le ha dicho que nunca debería haber ocurrido».



Continue Reading

www.afntijuana.info

NAVA TENIS DEPORTIVOS

U Fresh | Mixes saludables para nutrir tu cuerpo

Patrocinadores

Restaurant Mariscos Bahía de Ensenada

Las más leidas