Columnas

RÉPLICA

Archivo




Por Fernando Ribeiro Cham

Es lo que le gusta al presidente

Escribo esto después de caminar por la pista que es rodeada por gradas que jamás han sido llenadas por quienes deberían ahogar o dejar ir el grito al ver cruzar el balón. Escribo esto recordando la negativa para dar acceso a quienes deseábamos realizar ejercicio, cuando una selección, la sub “algo”, se prestaba a enfrentar al presidente y su equipo. Escribo esto pensando en que autorizar concentraciones, pagar hoteles, poner a disposición instalaciones, restringirlas a la población en general o “crear” escuelas de ascendencia internacional, no es muy diferente al anunciar que se gestionará para que equipos de beisbol se incorporen a determinado circuito o priorizar un determinado deporte con recursos extraordinarios a través de una oficina federal.

Complejo es cuando la política deportiva no se dicta desde la oficina del titular de deporte, sino desde el gusto o preferencia del presidente en turno.

El sexenio del beisbol ha llegado con el mismo impulso que aquel trienio del futbol que tuvimos en Ensenada y no es que quien esto escribe tenga preferencia de algún deporte sobre otro, sino que el anuncio de la presidencia de la república lleva consigo una serie de matices importantes de analizar.

Los datos son como sigue.

1.- El deporte y la actividad física que promueve el gobierno federal, tiene este año uno de los menores montos de subsidio económico de los últimos doce años. En comparación con el último año del sexenio anterior, el que por cierto estuvo marcado por la permanente reducción de recurso económico a la CONADE, este año la dependencia que dirige la medallista olímpica, tuvo un recorte del 29%, unos 600 millones de pesos. Quizá esta sea una de las causas por las cuales se pondrá sobre la mesa del SINADE, la posible finalización de la olimpiada nacional a partir del próximo año. Quizá Guevara esté pensando en que la tendencia subsidiaria continúe a la baja.

2.- Según datos de la academia Alfredo Harp Helú y que fueron expuestos de manera precisa por Beatriz Pereyra para la revista Proceso, nuestro presidente desea continuar con una inversión de altísimo riesgo, puesto que, como un particular, dicha academia invirtió 225 millones de pesos en un lapso de nueve años, obteniendo de ello 700 prospectos, de los cuales 90 fueron vendidos, pero solo 5 debutaron en las mayores, es decir el 0.7% de los prospectos lograron el propósito que hoy tiene el presidente López Obrador a través de PROBEIS.

3.- Sin tener al día de hoy mayor información relativa al funcionamiento de PROBEIS (el sitio de internet es sumamente limitado en su contenido), más allá de lo que resulta obvio, lo cierto es que la creación de dicha oficina se contrapone con el décimo párrafo del apartado de introducción de las reglas de operación del programa de cultura física y deporte para el ejercicio fiscal 2019, ya que en el se afirma que “el programa…no se contrapone, afecta ni presenta duplicidades con otros programas y acciones del Gobierno de México, en cuanto a su diseño, beneficios, apoyos otorgados y población objetivo”. La CONADE tiene por función orgánica el apoyar de forma subsidiaria al deporte en todas sus disciplinas, incluido el beisbol y lo mismo hará PROBEIS, de tal suerte que sí, habrá duplicidad de funciones, de apoyos y de población objetivo.

4.- Han pasado más de 8 años desde que el beisbol mexicano se subió a un pódium en un evento del ciclo olímpico y hay que agregar que en Mayagüez 2010 no se presentó el representativo de Cuba. Tiene una mayor connotación observar que en Guadalajara 2011 México quedó fuera de las medallas al igual que en Veracruz 2014. El beisbol mexicano no es precisamente un deporte exitoso en sus representaciones recientes, sin embargo el estímulo adicional superará a lo que obtengan disciplinas con resultados recientes como el tae kwon do o el tiro con arco.

5.- Lo anunciado por el presidente López Obrador como presupuesto para la oficina de PROBEIS, aunque además del beisbol contemple la atención del boxeo y la marcha, supone prácticamente el recurso de un tercio de lo que ejerce la CONADE y subrayo, ese tercio corresponde al rubro de cultura física, no al deporte, no a la olimpiada nacional, no a eventos del ciclo olímpico, no a infraestructura técnica especializa, no, la política del presidente es que al menos en importancia económica, el producir beisbolistas con aspiraciones de jugar en grandes ligas, es igual a la tarea de mejorar la cultura física poblacional y por ende la salud pública. Repito, este año, por cada peso que se le invierta a promover el ejercicio para combatir el sedentarismo, la inactividad y los rubros que el módulo de práctica deportiva y ejercicio físico (MOPRADEF) considera como focalizados en el deterioro de la calidad de vida del mexicano, se invertirá también un peso para crear ligamayoristas.

Es un privilegio tener un alcalde, un gobernador o un presidente al que le interese el deporte y la cultura física. No lo es tanto, si el primer mandatorio, además de ser aficionado y promotor, toma las riendas y decide lo que se hace. Supongo que Ana Gabriela Guevara debe sentirse en alguna medida, como se sintió en su momento el buen Víctor González en nuestro municipio.

Play ball.

*El autor es Licenciado en Actividad Física y Deporte por la UABC. Fue responsable de deporte asociado en el Instituto del Deporte de Baja California. En la actualidad encabeza la coordinación de educación física en el Sistema Educativo Estatal. También preside el consejo directivo del Salón de la Fama del Deporte de Ensenada.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top