Connect with us

 




Columnas

RÉPLICA

Published

on





Por Fernando Ribeiro Cham

Atenta solicitud

A la Deutshe Gesellschaft fur Internationale Zusammenarbeit.

A la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

A la Dirección General de Vinculación con Organizaciones de la Sociedad Civil, de la SRE.

Por este conducto expreso a ustedes mi sorpresa, mayúscula en la proporción que solo puede ser considerada en los términos que a continuación se relación, respecto al otorgamiento del premio Copilli 2020 al Instituto del Deporte y la Cultura Física de Baja California, en términos de su posible buena gobernanza, misma que claro, se entiende que al ser un objeto de estudio tan sujeto a la percepción, puede o no coincidir en opiniones, sin embargo es menester de quien esto escribe, ampliar hacia ustedes, algunos considerandos, que, al tenor de la luz que han arrojados, son muestra palpable y visible, de que la buena gobernanza está tan distante de la administración de la entidad premiada, que obligaría a una reconsideración por parte de los otorgantes.

Empecemos pues con mencionar una flagrante, clara y cotidiana violación a la norma estatal, la que rige a la entidad premiada, me refiero a la Ley de Cultura Física y Deportes del Estado de Baja California, que en su artículo 22 fracción III, establece requisitos de elegibilidad para su titular. Aquí encontrarán el citado marco normativo, mismo que el titular del INDE viola al no contar con título ni cédula profesional, https://www.congresobc.gob.mx/Documentos/ProcesoParlamentario/Leyes/TOMO_VI/22062018_LEYCULTFISICADEP.PDF, no omito mencionar que el mencionado señor González, se ha negado en al menos tres veces a presentar, aun con solicitud ante el organismo garante de la transparencia y el acceso a la información, los documentos probatorios que demuestren que cumple con lo estipulado por la ley.

De entrada premiar a la buena gobernanza, que inicia con la vulneración clara, intencionada y recurrente del marco normativo, resulta contradictorio, pero sustento adicional lo hay.

El semanario Zeta dio cuenta de un claro proceso de anomalías en la adquisición de miles de uniformes deportivos. En resumidas cuentas, la administración de la entidad galardonada, argumentando una premura y necesidad inmediata, asignó de forma directa, mintiendo sobre documentos que aún no estaban en su poder, una adquisición millonaria a una empresa que incumple los mínimos requisitos para ser partícipe de un proceso como el llevado a cabo. La investigación de la prestigiada publicación es reveladora. Había tiempo para licitar, pero no se hizo, se prefirió asignar a una persona afín. Lo mismo sucedió con otra asignación directa para la compra de suplementos nutricionales, con la justificación de ser únicos en el mercado, pero la revisión de cualquier especialista en química y farmacobiología, concluiría en la poca veracidad de lo expuesto por la dependencia. No solo eso, una institución de gobierno favoreció a un particular, no solo adjudicándole de forma anómala una compra por cientos de miles de pesos, sino que también vulneró principios de competitividad entre particulares, al otorgar un aval para recomendar los productos adquiridos. Aquí el enlace de la investigación que no deja espacio a dudas https://zetatijuana.com/2020/04/millonaria-adjudicacion-directa-para-uniformes-de-seleccionados/.

Semáforo en rojo, coincidencia de todos los titulares de los institutos municipales del deporte en torno a la no celebración de eventos deportivos (salvo entrenamientos que respeten el distanciamiento interpersonal) y la entidad galardonada, lejos de cumplir con las disposiciones de la propia autoridad sanitaria, organiza un evento que transgrede no solo el consenso de sus homólogos municipales, sino los protocolos sanitarios estandarizados para la reapertura de actividades consideradas como no esenciales. Lo efectuado por la entidad galardonada, es diametralmente opuesto a lo que sí han respetado las organizaciones de la sociedad civil que fomentan, como objeto en su naturaleza jurídica, el deporte en sus distintas disciplinas, ramas, categorías y modalidades.

Será posible que la buena gobernanza como forma de participación entre gobierno y gobernados y la incidencia social en las decisiones de la administración pública, pueda darse cuando no hay un instrumento de planeación, ejecución y evaluación de la política pública. Si la afirmación es que no, entonces es mucho más grave el fallo, pues al día de hoy, los mecanismos que por ley inciden en la participación social, se encuentran acéfalos o en tardío inicio. El Sistema Estatal de Cultura Física y Deporte y el Programa Estatal de Cultura Física y Deporte, no han visto la luz y quizá no lleguen a “nacer”, aunque por ley estén previstos como obligación de la entidad premiada.

Si por gobernanza entendemos la eficacia, eficiencia y calidad en la toma de decisiones, cuál sería el valor cuantitativo y cualitativo de dejar a su suerte a un trabajador contagiado por COVID, enmiendo, no a un trabajador cualquiera, a uno que ha dado y pudo seguir dando méritos a la administración. Se imaginan premiar a la “buena gobernanza” de una institución que orilló a adolescentes y jóvenes deportistas a mover cielo, mar y tierra, para que su entrenador, el trabajador de la entidad galardonada, no terminara en la fosa común, sin el mínimo acompañamiento, ni la comunicación con sus allegados. Aquí la investigación de la prestigiada revista PROCESO, que da cuenta de la pésima, insensible y carente de calidad humana, toma de decisiones por parte de la entidad premiada, https://www.proceso.com.mx/632328/criticas-al-inde-de-bc-no-se-les-murio-cualquier-entrenador.

Es mi deseo, el de un bajacaliforniano preocupado por la destrucción de los cimientos de un sistema que produjo resultados a la vista de la opinión pública, el que puedan servir los elementos antes expuestos. Sostener su decisión, sería bajar enormemente el rasero del galardón.

Columnas

APUNTES PERDIDOS (¿Por qué demonios expulsaron a mi tocayo?)

Published

on





Por Marco Antonio Domínguez Niebla

¿Por qué demonios expulsaron a mi tocayo Fregoso?

Leo todo. Y cuando digo todo, es todo. Así, jugueteando con el celular, llegué a una publicación de un medio local, ilustrada con la foto de un buen amigo. Ahí estaba mi tocayo Fregoso levantando su brazo, saludador, sonriente, notándosele lo buena gente que es, aun con los colores tan cargados de la imagen (estas modas de hoy en día, de saturar todo, con filtros y publicidades y tantas cosas agresivas a la vista, tan lejanas a la elegancia de la sobriedad). El texto que acompañaba la publicación era confuso pero contundente, condenatorio. Mi tocayo Fregoso, tan buen entrenador pero tan temperamental, era expulsado de “por vida” (sí, así decía, “de por vida”) de una liga llamada Futsal Center debido a “una serie de situaciones que van en contra del reglamento de ese organismo”. Seguí leyendo, intrigado, para descubrir la osadía de mi tocayo Fregoso frente a la vaguedad de lo leído hasta ese punto. ¿Qué haría?, ¿a quién deshonraría o atacaría hasta ser desterrado de dicho espacio para la práctica de una especialidad de futbol en la que él es especialista? Y ahí fui de nuevo, de abajo para arriba, tratando de hallar el motivo de la santa quemada que dicho medio imponía a mi tocayo Fregoso. Pero nada. El único posible motivo de la defenestración -de acuerdo a ese texto breve pero lo suficientemente enredoso para terminarlo completito sin entender los por qué de reverenda zarandeada al prestigio de mi tocayo Fregoso- era que “encaró” a los árbitros después de un juego que perdió por los cuartos de final de un torneo. Pero… ¿“encarar” a un árbitro es suficiente para expulsar “de por vida” a alguien de donde sea?, ¿en qué artículo del reglamento de ese circuito se sustenta la decisión (¿existirá tal documento?, y si es así, ¿por qué no se presentó en la información?). Entonces, mal pensado que soy, recordé una entrevista que en diciembre le realicé a mi tocayo Fregoso, cuando me enteré de su positivo a COVID, y le cuestioné si había asistido a algún torneo o competencia y me dijo que sí y luego le pregunté dónde, y enseguida tuvo que decirme que en una cancha llamada Futsal Center donde fue a dirigir y a discutir con unos árbitros y días después, un par de semanas aproximadamente, dio positivo al igual que varios de sus jugadores. Me sentí responsable. ¿Mis preguntas, incisivas (y espero que no insidiosas) serían detonante de la decisión de las altas autoridades de la FIFA, perdón, de la cancha futsalera ubicada en el mero centro de Macondo, perdón, de Ensenadita? Quién sabe. Todo seguirá en el misterio, en la penumbra, mientras la pregunta persista: ¿Por qué demonios expulsaron “de por vida” a mi tocayo Fregoso?

*El autor es colaborador de AGP Deportes.

Continue Reading

Columnas

RÉPLICA

Published

on





Por Fernando Ribeiro Cham

Candados

Ya se ha dicho anteriormente que no basta con tener, hay que aplicar y mientras veo una publicación de Antonio Muñoz, trabajador de INMUDERE y miembro de la Junta de Gobierno, ahora posible candidato a diputado por la vía independiente (ojo, no es lo mismo la vía que el origen), me pregunto qué otros mecanismos pueden implementarse para que los espacios ciudadanos lo sean cada vez más y se alejen de lo que han sido hasta ahora, cuotas de munícipes o al servicio de la paramunicipal.

Fue por demás plausible la reforma que estipuló la separación entre el servicio público y la autoridad sobre el mismo, sin embargo hay líneas que al menos, obligadas por la moral, no deberían cruzarse.  

Por ello, quien esto escribe propone que además del no encontrarse en el servicio público municipal, los miembros ciudadanos de la Junta de Gobierno, no puedan ser proveedores del gobierno en turno y mucho menos acreedores a subsidios o estímulos de la dependencia de deportes, durante el periodo que dure su encargo. Qué se pretende evitar, el que una mano pegue y otra reciba o bien, que el voto esté condicionado a la utilización de espacios, entrega de medallas, trofeos, camisetas, entre otros artículos. 

Otros aspectos que deben innovar, son los instrumentos de transparencia en el ejercicio temporal de la observancia y autoridad ciudadana. En ese sentido sería conveniente que las sesiones de la Junta de Gobierno se transmitan en vivo a través de los medios institucionales, de esa manera la ciudadanía en general y la comunidad deportiva en particular, tendríamos al alcance de la mano, información en el momento sobre ajustes en la nómina, cambios estructurales, convenios de uso de instalaciones o el propio programa municipal y no solo eso, pudiéramos conocer el sentido del voto de nuestros representantes, sus razonamientos ante una posible abstención y el debate en caso de darse.

La dependencia de Antonio Muñoz con el regidor Ramiro Orea, la cuota que el primero significó del segundo y la no saludable proximidad entre observados y beneficiarios, son muestra de la necesidad de caminar aún más en la senda de la rendición de cuentas y la perfectibilidad de la norma deportiva municipal.

P.d. En varios puntos coincido con el posicionamiento del regidor Raúl Vera, en el sentido de que es preciso que se transparente quién o quiénes contrataron los espectaculares en donde, a nombre de la Liga Municipal de Atletismo de Ensenada, se felicita a una funcionaria por realizar su labor. Aún no se entiende la razón del por qué la liga permitió que su imagen fuera utilizada a petición de particulares, especialmente cuando ésta no fue incluida en una lona, sino en espectaculares que incluso se encuentran fuera de la demarcación territorial en la que estatutariamente funge la propia liga.

Continue Reading

Columnas

RÉPLICA (Espectacular)

Published

on





Por Fernando Ribeiro Cham

Espectacular 

Justo estaba escribiendo esta columna, cuando se publicaron las declaraciones del profesor Juan de Dios Delgado, entorno a la imagen de la LIMAE en los espectaculares en donde se promueve la imagen de Laura Marmolejo. Tratando de explicar se enreda más el presidente del atletismo asociado, pues éste no representa a “un grupo de usuarios de la pista”, mismos que prefirió “omitir”. Usted no representa a cualquier persona que va y camina. Usted tan solo representa a los atletas debidamente afiliados a la asociación civil. Utilizar la imagen de la liga, requiere de la aprobación de su asamblea general de asociados, caso contrario, el presidente incurrió en una falta estatutaria al permitir que la imagen fuese utilizada más allá de la correspondencia de la liga y sus afiliados. 

Al “omitir” los nombres de quien dice fueron quienes pagaron los espectaculares, el presidente se encamina a una solicitud ante el INAI y el ITAIP BC, pues para la Suprema Corte de Justicia, “las asociaciones civiles deportivas, son particulares equiparados a una autoridad…cuando se les reclama la omisión de dar respuesta a una petición en ejercicio del derecho a la información” 

La imagen de la actual directora general de INMUDERE, aparece en diversos espectaculares no solo en la zona urbana de Ensenada, sino en los límites colindantes con otros municipios. Vaya pues, la asociación civil que promueve el atletismo en el municipio, agradece todo lo logrado por la directora del instituto, pero lo hace en una demarcación territorial que nada tiene que ver con la LIMAE.

Un espectacular tripe AAA, como el ubicado en Boulevard Costero y calle Diamante, ronda los 15 mil pesos mensuales de renta, más la impresión de la lona y la colocación de la misma, el monto para subirse al barco de esta estrategia de posicionamiento vía el apoyo de particulares de los cuales se desconoce su nombre, debe rondar los 22 mil pesos, que sumados con al menos el otro espectacular colocado, el gasto pudo llegar a los 40 mil pesos. Vaya pues, qué personas tan agradecidas son esos usuarios de la pista.

Desconozco cuáles fueron las intenciones de Juan de Dios Delgado para prestarse a este acto, pero sus declaraciones insultan a la inteligencia de cualquier persona con un grado mínimo de racionalidad. El decoro debería obligar a enmendar el acto, a solicitar de forma inmediata el retiro de la imagen de la cada vez más cuestionada y raquítica liga, pues si infringiendo las facultades de autoridad que tiene, autorizó que la imagen apareciese en una lonita, lo cierto es que quienes lo “chamaquearon”, aprovecharon su buena voluntad para montar diversos espectaculares. 

Consultando a la asociación estatal, que preside Gerardo Medina, “la asociación desconocía estos actos. Nosotros nunca nos hemos involucrado en aspectos políticos y nos circunscribimos a nuestra área, la técnica”.

Una razón más para que los grupos que por años han pedido una renovación en la directiva de la liga municipal de atletismo de Ensenada, vuelvan a alzar la voz.

 

Continue Reading

Estudillo y compañia

DESCUENTO EN PREDIAL DE 8 EN ENSENADA HASTA 28 DE FEBRERO

NAVA SPORT

LIKE A FACEBOOK

Las más leidas