Connect with us



Columnas

RÉPLICA

Published

on



Por Fernando Ribeiro Cham

El túnel

No había intención alguna de escribir hoy domingo, por el contrario, el dilema de Winston al encontrarse escribiendo un diario que será sin duda la evidencia irrefutable de su culpabilidad, en esta sedicente compañía revolucionaria en contra del gran hermano, solo pudo ser interrumpida por la nota que recién leo y que habla de una asociación en defensa de mi profesión, esa tan venida a menos en los últimos días y menospreciada desde la tinta de mayor alcance, la que se derrama en la legislatura local. Es obvio que lo primero me es más grato que lo segundo, pues en alguna medida cualquier soledad le abre la puerta, aun con cierta incredulidad, a la compañía, aunque esta luzca llegar de forma tardía.

“A toro pasado” creo que el diputado Julio Vázquez, en complicidad para bien de él, por aquello de que es la “voluntad” del pueblo y no un gesto unipersonal, de quienes dirigen el deporte en sus municipios y en el estado, se ha roto la cabeza de forma innecesaria al momento de presentar una iniciativa de gran calado, claro, no solo lo positivo, objeto tan subjetivo, cimbra los cimientos, también aquello que se puede percibir como retrógrada lo hace. Lo digo porque lo más fácil era ahorrarse foros, análisis y cuanto ejercicio de raciocinio se empleó para trazar la reforma en mención y haber hecho, de forma más sencilla, una redacción que en mi opinión hubiese quedado más adhoc con la realidad vista desde hace meses y que en parte me recuerda a la estrechez, porque el túnel, por antonomasia, está supeditado a este límite de la arquitectura y la visión, esa forma ofuscada con la que Castel, el personaje de Sábato, persigue a su futura víctima, paralelismo que se da en la dirección general del INDE.

Decía que lo más fácil era haber escrito algo más o menos así, artículo 22 “al frente del INDE habrá un director general, que, para enmendar el daño al que puedan ser sujetos los niños y jóvenes de determinada disciplina deportiva, éste realizará de forma supletoria eventos estatales, garantizando que en ninguno de ellos se les sancionará, cumpliendo con ello con el derecho constitucional que más o menos se resume en let the children play y si es necesario, también estará facultado para que en los términos del código civil, promueva la creación de una asociación que obtendrá el registro del propio instituto, siempre y cuando se ciña a los criterios que disponga el propio director general”. Tentado estoy a enviarle una propuesta económica al honorable diputado, honorable es, pues honorable es el congreso del que forma parte y es que creo que la redacción que acabo de entregarle debería ser objeto de honorarios.

Hay algo sin embargo que me sigue causando escozor, la nota publicada en El Vigía, está titulada “alzan la voz profesionistas”, es decir, en plural, en ese plural tan deseado pero que no se alcanza a divisar, puesto que como sucedió en la demanda contra el nombramiento, aun hoy violatorio por aquello de que falta la aprobación del pleno, el plural parece ser más un singular, situación que no puedo corroborar y mucho menos poner en duda. Es plausible el esfuerzo del colega Iván Ramos, siempre es de celebrarse que se encienda una luz en medio de tanta obscuridad, especialmente en estos tiempos de ceguera argumentativa por doquier, sin embargo, si estas líneas llegan a él, me gustaría hacerle una recomendación, colega, te felicito por este esfuerzo que inicias, me hubiese gustado que no fuese hoy, sino hace meses, cuando todavía se podía evitar la afrenta hacia la profesión, pero nunca es “tarde”. Admíteme al menos el que consideres lo siguiente. Creo que para la inmaculación del organismo que presides y del que en algún momento espero poder ser parte, es preciso que renuncies a la asignación que el PRI ha dado a tu persona respecto a la promoción del deporte desde ese instituto político. Te comparto, que hice lo mismo hace ya algo de tiempo y renuncié al cargo, más no a la afiliación partidista, tan respetable como la preferencia doctrinaria religiosa o la afinidad deportiva, pero que en la delgada línea de la moralidad, se encuentra en forma perpendicular con un esfuerzo como el que encabezas. No permitas que se preste a una intención ajena a la que seguramente está descrita en el estatuto de esta asociación civil en defensa de la profesión.

Debo continuar con la lectura. Oceanía ha bombardeado Eurasia y Winston sigue en un dilema que lo persigue aun en sueños.

Columnas

RÉPLICA (Oda al esfuerzo)

Published

on



Por Fernando Ribeiro Cham

Oda al esfuerzo

Lo del regidor Vera es plausible y lo es, porque el esfuerzo siempre ha estado presente, visible, independientemente de los resultados, adversos en distintas ocasiones, pero ya decía el pacifista que convirtió a la no violencia en un mecanismo de transformación social, “un esfuerzo total, supone una victoria completa”. Con él he departido muy poco. La primera vez fue un encuentro casual, sin los protocolos que su envestidura representa, comentamos acerca de la relevante función que tiene y que hasta ese entonces había sido deficiente, la comisión de deporte que encabezan los ediles. De ese encuentro recuerdo principalmente la defensa férrea, como de hermano mayor a menor, que Raúl estableció acerca del también independiente de partidos, apartidista electo, regidor Orea. “Quien se mete con Mike, se mete con Raúl”, lo escucho decir, mientras termino el presente párrafo. 

Resultó tristísimo constatar que dicha mancuerna, que coincidentemente debía en forma futura incentivar el desarrollo deportivo del municipio, se viese menguada por una omisión que a cualquiera le pudo pasar, porque qué responsabilidad se le puede fincar al elector, cuando el elegido omite información crucial, vaya usted a saber la intencionalidad, si es que la hubo en ello, de tal suerte que a este blanco no deben apuntar los dardos, máximo cuando existieron otros, con igual injerencia en un proceso que de no ser por ese detalle y algunos otros, fue ejemplo de pulcritud.

Hoy, “a toro pasado”, podemos deducir que un nombramiento ilegal pedía, la legalidad en otro que incumplía. La anomalía de origen, quejándose de una posterior. Vaya enramado del que fuimos testigos, aunque de la segunda nos enteramos en el momento y de la primera, solo cuando la discordancia entre quienes hacen del morado, su prenda insignia, se hizo público en un bochornoso encuentro que incluyó el brebaje de graduación alcohólica. 

 A mí me cae muy bien Raúl, especialmente por sus ideas, las que originan otras, quizás menos lúcidas, pero igual de bienintencionadas como sus precursoras. Alejado del protagonismo que en muchas ocasiones hace de las suyas en la “cosa” pública, Raúl ha sabido, cual Odiseo capoteando temporales, encabezar temas torales que fueron olvidados en el anaquel de lo trascendente que no ha vio la luz, hasta ahora y ejemplo de ello es la venta de bebidas alcohólicas en los espacios que fomentan la salud pública a través del ejercicio físico.

Como mucho de lo que se ha escrito en este espacio, está sujeto a la percepción del lector, permítame endosar que la diferencia ideológica no es impedimento para aplaudir lo que, el distinto a uno ha realizado y es que la memoria no me falla para recordar, que nunca desde la presidencia de la comisión de deporte, se habían promovido actos como los que en esta administración se han dado. Claro que todo es perfectible, pero pedir más, cuando lo actual es mucho, en contraste con lo anterior, sería señal inequívoca de insatisfacción.

Finalmente, en el tema, tan anhelado por quien esto escribe, de rescatar el anecdotario de nuestra historia deportiva, me encantaría ver un esfuerzo conjunto entre el regidor Vera y el promotor Ayala, convencido de que los avances que seguramente se tienen desde aquella charla de noviembre a través de este portal, en la que el regidor encauzó su esfuerzo en retomar lo que otros no pudimos concretar, puedan concatenarse con la voluntad de otro sector.

Estemos pues atentos a la próxima idea del regidor, ya que estas suelen servir de inspiración a otros. Que la idea precursora y la acción futura, logren concretarse en beneficio de la comuna. Yo seguiré aplaudiéndole, en el mayor de los casos y sugiriéndole enmiendas, en menor proporción, al estimado regidor Raúl Vera.

Continue Reading

Columnas

RÉPLICA (Historias extraordinarias)

Published

on



Por Fernando Ribeiro Cham

Historias extraordinarias.

Los campeones no se hacen en los gimnasios. Los campeones se hacen a partir de algo que tienen muy dentro de ellos; un deseo, un sueño, una visión”.

  • Muhammad Ali 

“La historia del santo milagroso, que data de 1,387 D.C., relata la hazaña de haber corrido 40 kilómetros diarios durante 700 días y en 1,585, Koun, un discípulo de So-o, completó 1,000 días recorriendo esa distancia diaria, seguidos de nueve de ayuno”. Este es un extracto del primer capítulo del extraordinario libro, “correr, una historia global”, del autor nórdico, Thor Gotaas, que narra de forma cronológica la actividad de carrera pedestre en acompañamiento al desarrollo social, económico, bélico, teológico y de esparcimiento en las civilizaciones.

Apenas llevo un cuarto del intenso trabajo de investigación, que cuenta con no menos de 350 referencias bibliográficas y la emoción de observar esta simple acción motriz de poner un pie delante del otro, a una velocidad que permite en algún momento el despegue de ambos y su impacto a través de la historia, me ha desbordado.

Correr resultó para las civilizaciones prehispánicas, un medio para la difusión de noticias y el intercambio de bienes. Los “chasquis”, representaron el sistema de mensajería del imperio inca, en el que llegaron a habitar hasta 10 millones de personas. Sometidos a un voto de silencio, llegaban a recorrer distancias superiores a los 200 kilómetros diarios, en altitudes que llegaban a los 3,500 metros sobre el nivel del mar, como en el caso del epicentro de la actividad de mensajería, Cuzco. Fue tal la importancia de este sistema de comunicación, que una vez visto por los españoles, éstos tomaron como rehenes a una parte importante de los “chasquis”, cortando el intercambio de información, crucial para la finalmente rendición de la cultura sudamericana.

El capítulo tiene un extenso desarrollo sobre la cultura detonadora de la cultura física, la griega. Ageos, nacido en Argos, fue un destacado corredor participante en ediciones de los juegos olímpicos, certamen para el que existía una preparación previa de alrededor de diez meses. Las hazañas de Filípides, personaje al que se le atribuye el recorrido que diera origen a la maratón y de quien el autor pone en seria duda su fallecimiento a consecuencia de la travesía, forman parte de la narrativa histórica en el texto, al igual que las nociones que sobre el correr tenían Sócrates, quien denostaba la importancia del ejercicio, Aristóteles, quien incluso llego a describir la importancia de una correcta técnica de ejecución y Platón, quien incluso fue luchador en su juventud, todo ello encuentra recoveco en la obra de Gotaas.

Hay también una esfera de suma importancia para el desarrollo de la carrera pedestre en su forma competitiva y fue la adopción del cristianismo como religión del estado romano. Esto fomentó una nueva visión del desarrollo corporal, dejándolo como un aspecto temporal y de una mayor banalidad en comparación con la salvación del espíritu. Lo tangible restó en mucho su importancia y por ende, las celebraciones que, importadas de Grecia y sus alrededores se tuvieron, poco a poco fueron siendo asignatura pretérita. 

La importancia de la actividad pedestre, no solo vio su expansión en el mediterráneo europeo. En el continente asiático, ya existían indicios de competencias con igual o mayor magnitud participativa que los juegos en honor a Zeus. Ejemplo de lo anterior fueron las ediciones del festival atlético Gui You Chi, cuya competencia principal es uno de los ultramaratones más antiguos que se conoce, con una distancia de 55 millones y cuyos vencedores culminaban en alrededor de 6 horas.

Carreras contra elefantes en la India, el servicio postal que representaban los Dak Harkara o la utilización de corredores para anunciar la llegada del feudal a una provincia, son solo algunos de los lapsos que sin duda envuelven de atención la lectura.

Ansío concluir algunos capítulos posteriores. Ya les compartiré.

P.d. Celebro el conjunto de charlas que ha generado la asociación civil, “Aliados por el desarrollo de la cultura física”. Bueno es iniciar, pero como en ocasiones anteriores, el desafío mayor está en darle continuidad al esfuerzo. Proponer modificaciones al programa de estudio, basadas en la integración del recurso humano en el campo laboral (propio y ajeno), es otra tarea intrínseca de la organización. 

Continue Reading

Columnas

APUNTES PERDIDOS (¿Por qué demonios expulsaron a mi tocayo?)

Published

on



Por Marco Antonio Domínguez Niebla

¿Por qué demonios expulsaron a mi tocayo Fregoso?

Leo todo. Y cuando digo todo, es todo. Así, jugueteando con el celular, llegué a una publicación de un medio local, ilustrada con la foto de un buen amigo. Ahí estaba mi tocayo Fregoso levantando su brazo, saludador, sonriente, notándosele lo buena gente que es, aun con los colores tan cargados de la imagen (estas modas de hoy en día, de saturar todo, con filtros y publicidades y tantas cosas agresivas a la vista, tan lejanas a la elegancia de la sobriedad). El texto que acompañaba la publicación era confuso pero contundente, condenatorio. Mi tocayo Fregoso, tan buen entrenador pero tan temperamental, era expulsado de “por vida” (sí, así decía, “de por vida”) de una liga llamada Futsal Center debido a “una serie de situaciones que van en contra del reglamento de ese organismo”. Seguí leyendo, intrigado, para descubrir la osadía de mi tocayo Fregoso frente a la vaguedad de lo leído hasta ese punto. ¿Qué haría?, ¿a quién deshonraría o atacaría hasta ser desterrado de dicho espacio para la práctica de una especialidad de futbol en la que él es especialista? Y ahí fui de nuevo, de abajo para arriba, tratando de hallar el motivo de la santa quemada que dicho medio imponía a mi tocayo Fregoso. Pero nada. El único posible motivo de la defenestración -de acuerdo a ese texto breve pero lo suficientemente enredoso para terminarlo completito sin entender los por qué de reverenda zarandeada al prestigio de mi tocayo Fregoso- era que “encaró” a los árbitros después de un juego que perdió por los cuartos de final de un torneo. Pero… ¿“encarar” a un árbitro es suficiente para expulsar “de por vida” a alguien de donde sea?, ¿en qué artículo del reglamento de ese circuito se sustenta la decisión (¿existirá tal documento?, y si es así, ¿por qué no se presentó en la información?). Entonces, mal pensado que soy, recordé una entrevista que en diciembre le realicé a mi tocayo Fregoso, cuando me enteré de su positivo a COVID, y le cuestioné si había asistido a algún torneo o competencia y me dijo que sí y luego le pregunté dónde, y enseguida tuvo que decirme que en una cancha llamada Futsal Center donde fue a dirigir y a discutir con unos árbitros y días después, un par de semanas aproximadamente, dio positivo al igual que varios de sus jugadores. Me sentí responsable. ¿Mis preguntas, incisivas (y espero que no insidiosas) serían detonante de la decisión de las altas autoridades de la FIFA, perdón, de la cancha futsalera ubicada en el mero centro de Macondo, perdón, de Ensenadita? Quién sabe. Todo seguirá en el misterio, en la penumbra, mientras la pregunta persista: ¿Por qué demonios expulsaron “de por vida” a mi tocayo Fregoso?

*El autor es colaborador de AGP Deportes.

Continue Reading

NAVA SPORT

U Fresh | Mixes saludables para nutrir tu cuerpo

LIKE A FACEBOOK

Patrocinadores

TEMAKY SUSHI BAR ENSENADA

Restaurant Mariscos Bahía de Ensenada

Las más leidas