El misterio detrás del nombre del gimnasio Óscar “Tigre” García de Ensenada









Ensenada, Baja California.- Este sábado 22 de junio, el equipo de básquetbol Ensenada Lobos se enfrentará a los Mineros de Cananea en el gimnasio municipal Óscar “Tigre” García, un recinto deportivo con  historia y conocido como “La Lobera” durante la temporada de CIBAPAC.

Arturo Rodríguez, entrenador de voleibol, explica que este gimnasio fue proyectado a finales de los años sesentas durante la administración municipal de Guilebaldo Silva Cota. «Está construido de concreto con techumbre de lámina galvanizada», precisó Rodríguez. «Actualmente, el gimnasio tiene 864 butacas, pero durante los juegos de temporada de CIBAPAC puede albergar hasta 1100 personas al colocar sillas plegables o de plástico».

La duela de madera de pino ha sido cambiada solo una vez desde su inauguración. En enero de 1978, lluvias torrenciales inundaron el gimnasio, lo que llevó al entonces administrador, Efrén Padilla, a liderar la llamada “Operación Duela”. Con la ayuda de Luis Ortiz, su familia, y alumnos de la preparatoria Ensenada y la Diurna número 2, lograron limpiar y rehabilitar el espacio.

Alejandro Ortiz, entrenador de básquetbol y directivo de CETYS Universidad, añadió que no fue hasta 2008, durante la administración del alcalde panista Pablo Alejo López Núñez, que se decidió cambiar la vieja duela por una nueva debido a los daños acumulados.

El nombre del gimnasio, Óscar “Tigre” García, sigue siendo un misterio para algunos. Según Rafael de la Cerda, entrenador de básquetbol, Óscar García fue un destacado jugador de voleibol y básquetbol en los años sesenta, que vivía cerca del recinto, Gerardo Guerrero, entrenador jubilado de la UABC y quien presenció la junta donde se propuso el nombre del gimnasio, reconoció que era una persona altruista, que trabajaba en la Comisión Federal de Electricidad, que falleció de una extraña enfermedad. 

«El nombre fue propuesto por un grupo de entusiastas del deporte como el periodista Armando Castañeda, César ‘Loco’ Meza, Francisco Cota, Enrique Arce, José “Prieto” Soto junto con Juan Antonio González y Federico Sánchez, quienes eran muy amigos de ‘El Tigre’ y que habría fallecido en aquella época», explicó De la Cerda.

Fue durante la administración municipal de Octavio Pérez Pazuengo, que se decidio cambiar el nombre del gimnasio municipal a gimnasio Óscar «Tigre» García.