BEISBOL

Consecuencias de desacatar una orden de la CAAD





Luis Fernando Jiménez Aguayo, representante de la CAAD

Luis Fernando Jiménez Aguayo, representante de la CAAD

Ensenada, Baja California.- Desde una amonestación pública y privada hasta la expulsión temporal o definitiva del Sistema Nacional del Deporte podrían ser las sanciones para cualquier directivo que desacate las resoluciones de la Comisión de Apelación y Arbitraje del Deporte (CAAD).

Freddy Armando Lugo Valenzuela insistió este sábado en la realización de un juego de desempate entre las ligas Industrial Comercial de Ensenada y Municipal de Tijuana para definir a uno de los semifinalistas del Campeonato Estatal de Beisbol.

El presidente de la Asociación Estatal de Baja California argumentó no haber recibido la notificación para avalar la clasificación directa de la Liga Industrial Comercial, como lo notificó la CAAD (CAAD-RA-98/2014).

Freddy Lugo podría ser sancionado en caso de desacato a la orden de la CAAD

Freddy Lugo podría ser sancionado en caso de desacato a la orden de la CAAD

Lo anterior con sustento en la convocatoria donde no se especifica la realización de un juego extra para desempatar, además de ajustarse a los estatutos de la Federación Mexicana de Beisbol a través de los cuales se especifica que el dominio es factor para romper cualquier paridad.

Luis Fernando Jiménez Aguayo, Miembro Titular de la CAAD, informó que desacatar un fallo de ese órgano podría derivar en sanciones que excluyan al infractor del Sistema Nacional del Deporte.

“Otorgar un castigo sin hacer un procedimiento no sólo es una violación a un derecho deportivo sino una garantía constitucional y nosotros estamos en la comisión para tutelar esos derechos”, dijo en entrevista con AGP Noticias.

Cuestionado sobre las funciones de la CAAD, explicó que “primero la comisión emite una resolución, una sentencia, y se dan instrucciones precisas de cuál es la violación y si hay un castigo ilegal. La consecuencia es declarar ilegal este castigo y dejarlo sin efecto”.

“Si la persona que causó el agravio no cumpliera con esta resolución hay una figura de desacato por desobediencia a una autoridad administrativa que somos nosotros como tribunal, con todas las consecuencias jurídicas que esto traería”, detalló.

Y las consecuencias varían de acuerdo a la falta, “eso ya es criterio de Conade (Comisión Nacional del Deporte), que es el órgano sancionador”.

“El desacato, desobedecer a una resolución de la CAAD, iría desde una amonestación pública y privada hasta una expulsión temporal o definitiva del sistema”, apuntó.

Asimismo, la CAAD dejó sin efecto las protestas en contra de la Liga Rural de Maneadero en el mismo estatal y les restituyó las siete victorias obtenidas en el terreno de juego.

Con esa resolución, la selección Rural también se coloca entre las semifinalistas del estatal.

To Top