Connect with us



BEISBOL

En extra innings, los Marineros igualan la serie ante Rojos en Caborca

Published

on





Caborca, Sonora.- Los Marineros de Ensenada (14-11) empataron en la novena entrada y dieron la puntilla un inning más tarde a los locales Rojos de Caborca (10-16) para vencerlos 4-3 en la novena serie de la temporada de la Liga Norte de México.

Con dos outs, José Alfredo Fernández disparó sencillo que envió a la registradora a Julián Ornelas con la carrera del desempate en la apertura de la décima entrada.

Antes, en la novena, Alberto Querales, también con par de outs, dio el hit que produjo la anotación del empate, luego de que, en la octava, Carlos Colmenares había adelantado a los Rojos con triple impulsor de dos carreras.

Los Marineros, en lo que fue un encuentro de volteretas, estaban adelante en la séptima entrada luego de que Jesús Omar Meza conectó sencillo remolcador de dos carreras para desvanecer la ventaja inicial de Caborca, tomada gracias a una carrera de caballito en el sexto inning

Ganó Luis Ramírez con labor de dos entradas y un tercio, espació en el que limitó a un hit a la ofensiva local como relevo de Alan García, Ariel Gracia y Carlos Morales.

La décima entrada fue retirada por Rafael Cova, líder de salvamentos con el de esta noche, al llegar a siete.

Perdió Alejandro Hermosillo, con tres hits, una base y una carrera en una entrada.

La serie se desempatará este jueves en el Estadio Héroes de Caborca.

BEISBOL

Jorge Flores en ascenso y en pausa, consolidado en el beisbol mexicano

Published

on

Jorge Flores, pelotero ensenadense/Alejandro Zepeda




Ensenada, Baja California.- Está como todos. En espera. A la pausa le anteceden un par de subcampeonatos, uno en Liga Mexicana con Leones de Yucatán y el otro con Venados de Mazatlán en la Liga del Pacífico, de su participación en la selección mexicana que consiguió el pase a Juegos Olímpicos.

Jorge Flores tendría que están en Mérida o en cualquier otra plaza que visitarán los Leones. Pero tiene que estar en Ensenada, su ciudad natal, hasta conocer lo que pasará frente a la incertidumbre: ¿habrá o no temporada de Liga Mexicana?

“Es diferente y complicado por estar diario jugando y en viajes, entrenando. Trato de aprovechar el tiempo trabajando en lo físico para estar fuerte y saludable cuando se nos llame”, explicó.

El verano pasado, con Leones, el campo corto ensenadense fue parte del plantel sub campeón que experimentó un ascenso notable con la llegada del ex manager de los Marineros de Ensenada, el ligamayorista Gerónimo Gil.

“Él vino a ordenar las cosas, dejó de experimentar y jugó con un lineup, dándonos la confianza para llegar lejos, trajo buena armonía poniendo las cosas claras. Y quedamos cerca del campeonato, en el séptimo juego de la final contra Monclova, un buen equipo”, reconoció.

Su trayectoria en el invierno fue igualmente exitosa: con Mayos de Navojoa no avanzó a playoffs pero su buena temporada le valió la invitación como refuerzo de los Venados de Mazatlán, que primero eliminaron a su ex equipo, Naranjeros de Hermosillo para luego pasar sobre los favoritos Yaquis.

“Venados me dio la oportunidad de estar con ellos para ayudarles a ganar el campeonato, había buena química y nos alimentamos de los pronósticos que decían que nos dejarían fuera”, apuntó en referencia a su camino hasta la final perdida contra los Tomateros.

Sobre el hecho de dejar en el camino a los Naranjeros, el equipo que lo debutó en el Pacífico, admitió: “Lo tomé personal y me dio gusto formar parte del equipo que los eliminó. Luego contra Obregón fue una de las mejores series de mi carrera”.

Histórico

En Tokio, Jorge Flores jugó con la selección mexicana que logró el pase inédito de México a los hasta ahora pospuestos Juegos Olímpicos.

“Orgulloso de poder ser parte de la historia, del equipo que llevó a México por primera vez a Juegos Olímpicos. Siempre hubo buena comunicación, química, y eso nos ayudó a salir adelante. Es algo inolvidable que quedará para el resto de mi carrera”, reveló.

En cuanto a la posibilidad de cumplir con la participación olímpica, dijo: “Tengo la esperanza de ir, aunque no nos dieron el privilegio de que vaya el mismo equipo porque se hizo una preselección nueva de 80 jugadores y estamos en espera de hacer una buena temporada”.

“Ojalá esté en los planes de la directiva y los coaches”, agregó.

Grandes Ligas, cerca

 

Con Phillies llegó más lejos, pero con Toronto Blue Jays, la organización que lo reclutó en 2012, sintió que la oportunidad estaba cerca.

“Con Toronto tuve buenas temporadas, pero me estanqué en Doble A porque tenía arriba de mí a dos agentes libres. En Philadelphia ya jugué Triple A más cerca de Grandes Ligas, pero con pocos turnos y pocos juegos. Luego se puso más difícil la agencia libre y tuve que regresar a México”, recordó.

De ese trayecto rescató: “El beisbol se juega duro y con disciplina. En México no se veía tanto eso, pero ya está evolucionando el juego. La experiencia de haber jugado con gente de Grandes Ligas nos ayudó, además de jugar duro”.

Pimentoso

Jorge Flores llegó a sucursales de Grandes Ligas y a figuras en el beisbol mexicano gracias a su manera de enfrentar los desafíos, de acuerdo a sus condiciones físicas.

“Es vital ser pimentoso. Sandy Alomar me dijo que los peloteros de baja estatura tenemos que hacernos notar, llamar la atención, traer la chispa, corriendo, tirándonos por las pelotas, robando bases, y eso me sirvió”, indicó.

 

Continue Reading

Liga Norte de Mexico

Gabriela Ledesma festeja el Día de las Madres con su familia pero sin sus Marineros, y recuerda el origen del equipo de la LNM

Published

on





Ensenada, Baja California.- En esta ocasión, Gabriela Ledesma festejó en casa el día de las madres, contrario a lo acontecido desde 2005 cuando la celebración la encontraba en el deportivo Antonio Palacios ejerciendo funciones como administradora del Club Marineros de Ensenada.

Hoy 10 de mayo, la también propietaria del equipo militante en la Liga Norte de México destacó lo hecho para sacar adelante la franquicia sin descuidar sus empresas y sobre todo a su familia, mientras espera noticias para conocer el destino de la temporada 2020, detenida por el COVID-19.

“Mi relación con Juan (Manuel Arellano, su esposo y presidente de Marineros) es lo que ha dado una buena mancuerna, siempre en acuerdo para dar pasos. Tengo tres hijos: Aly, Ana Gabriela y Orlando, con quienes hemos encontrado la forma de sumarlos al equipo desde pequeños, al igual que ahora con nuestra nieta de seis años”, refirió.

En ese sentido, dijo que tiene controlada cada una de sus responsabilidades durante el periodo de abril a julio cuando se desarrolla la temporada de beisbol.

“Tengo que planear mi agenda personal, de empresa y de Marineros. En cuanto se acaba la temporada ya estamos planeando la siguiente, así que me he acostumbrado, más ahora que mis hijos ya están grandes”, señaló.

Los Marineros de Ensenada nacieron en 2005 y ya poseen cuatro títulos. Hoy son la franquicia más longeva del circuito. También la más exitosa.

“Nunca lo esperé. Me sumé al proyecto por apoyar a mi esposo porque era un gran compromiso con la ciudad y las ligas Norte y Mexicana. Las cosas se fueron dando y me enamoré del beisbol”.

Por fortuna, señaló, hemos podido integrar a los miembros de la familia, fortaleciendo esos lazos: amamos el beisbol y estamos bien comprometidos en seguir brindando este espectáculo para Ensenada.

Juan Manuel Arellano y Pepe Águila, gerente deportivo y yerno del matrimonio, se encargan del armado del equipo, “buscando a los mejores jugadores”, en tanto que a ella le corresponder administrar.

“Me he sabido poner de acuerdo con Pepe y Juan porque el beisbol es un deporte muy caro: pelotas, bats, sueldos, y la comunicación ha sido muy importante”, resaltó.

En un origen, cuando su marido le propuso emprender el proyecto de los Marineros “fue muy complicado”.

“Lo veía entusiasmado, él fue jugador y sabía de la pasión por el beisbol que existe en Ensenada, donde se necesitaba ese espectáculo. No quise dejarlo solo y me sumé desde donde pudiera participar con él.

“Al frente de un equipo que sumar muchas actividades: gestiones con el gobierno, comunicación, mercadotecnia, administración, finanzas. Entonces lo respaldé y le ayudé para poder dar buenos resultados”, relató.

Así resolvieron su primera experiencia, en 2005. “Fue inolvidable porque en un mes sacamos adelante toda la organización con muy poca gente trabajando en el equipo. Fue complicado poder entrar a Ensenada e involucrar al sector gobierno. Pero el esfuerzo ha valido la pena”.

A lo largo del camino destacó encuentros y amistades como las hechas con el periodista venezolano Juan Vené, a quien seguían en sus resúmenes semanales de los años ochenta, así como con Teodoro Higuera, a quien han acompañado a diversos homenajes.

“Él es nuestro compadre y nos ha hecho invitaciones a varios lugares: su entronización en República Dominicana como latino en Grandes Ligas y al Salón de la Fama de Cerveceros de Milwaukee”, completó. “El beisbol nos ha dado demasiada felicidad”.

Gabriela Ledesma contrajo matrimonio con Juan Manuel Arellano cuando ambos cumplían 18 años. “Fue una etapa complicada por él se lastimó el brazo (cuando jugaba como pitcher) y esa lesión le afectó porque tenía la ilusión de llegar a Grandes Ligas”.

Entonces, “terminé la prepa, la universidad y realicé una maestría en finanzas corporativas porque tenía que apoyarlo así, preparándome. Juan siempre me ha apoyado, igual que yo a él, de manera incondicional en casi 35 años de matrimonio, y así nacieron los Marineros”.

Además, hasta los 23 años jugó softbol a un buen nivel, hasta llegar a representar a Baja California en campeonatos nacionales. “Me gustaba jugar, pero tenía que elegir. Me fracturé el tobillo y se me complicó seguir por los compromisos. Me hubiera gustado jugar un poco más”, concluyó.

Continue Reading

BEISBOL

Damián Patrón, mientras descansan los diamantes, hace el recuento de su trayectoria

Published

on

Damián Patrón alcanzó el campeonato estatal con Tijuana Municipal, en 2019/Alejandro Zepeda




Ensenada, Baja California.- Damián Patrón fue hecho durante la práctica, el día a día. No como hoy, señala, que los chicos son formados en academias, reclutados muy jóvenes.

A los dieciséis, ya tarde, cuando el “Pescado” se estableció en Ensenada de su natal Bahía Tortugas, inició el camino formal en el beisbol.

“También jugaba futbol”. Y bien, recuerda en entrevista con AGP Deportes, como “delantero y mediocampista del Produmex en la primera fuerza y otros equipos”. También jugó básquet. 

Pero el beisbol fue el deporte en el que proyectó una carrera prolongada al más alto nivel durante 30 años.

Sonido Baja en un principio antes de hacer camino en la Liga Industrial Comercial como jugador estelar de Mariscos Bahía, el equipo de Alberto Mancilla con el que ligó campeonatos durante los años noventa.

Entonces, laborando en ese restaurant, Fernando Mancilla, hermano de su manager, le comunicó la convocatoria de Guerreros de Oaxaca para reclutar talento, así que acudió a probar suerte. Y la tuvo.

“No sabía nada de Liga Mexicana, menos de Guerreros, pero estuve tres años”. Fue poca la participación, pero mucha la experiencia, admite desde su hogar en tiempos de pausa, de cuarentena por el brote de COVID-19.

Entre sus rivales por el puesto titular, entre otros, Óscar Robles. Y en su primera de tres temporadas, el campeonato de Guerreros. “No estuve convocado al equipo en la serie de campeonato, pero sí tuve participación durante la temporada”.

Así pasó 1999 hasta que en 2000 tuvo mayor participación. Sin embargo, en diciembre de ese año, pese a ser drafteado por Liga Mexicana del Pacífico, nunca llegó el llamado. Estando en la liga invernal del istmo, decidió el regreso. “Es muy difícil, viviendo casi todo el equipo en una misma casa”, entre otras dificultades.

A su regreso llegó la estabilidad en Ensenada, donde ha fincado una familia integrada por su esposa y dos hijos: ella de 18 años, y él de ocho.

Primero Farmacia Lis en la Liga Municipal y más adelante el contacto con el plantel que lo consolidó como figura del beisbol amateur: Pacific Maderería. “Mi compadre (el cátcher) Marco Peralta me recomendó y fueron muy buenas temporadas”, primero en la Liga Rural y luego en la Municipal durante la época donde los campeonatos se disputaban frente a adversarios de poderío como UABC, Cuervos y Publicidad Márquez.

De esos “trabucos” se formaron las selecciones campeonas estatales de 2003 y 2005. También la de 2004 cuando una batalla campal en el sexto encuentro de la final resumió la rivalidad entre la Municipal y la Industrial Comercial, ambas de Ensenada.

El título hubo de declararse desierto.

“Fue difícil, pero el señor Alberto Mancilla (manager de la Industrial Comercial) fue muy inteligente (como timonel de la selección de Baja California) para unirnos en el nacional de La Paz (al que viajaron de inmediato) después de lo que había pasado en la final”.

El campeonato muy cerca. Sub campeones, igual que en La Paz, un año después, cuando la Municipal fue como base de Baja California al vencer precisamente a la Industrial Comercial en la final.

Damián Patrón, ya reconocido aquellos días como figura del beisbol amateur, garantía en las paradas cortas, alcanzó un mayor  reconocimiento al ser contratado por los Marineros de Ensenada, el equipo de la Liga Norte de Sonora (hoy Liga Norte de México) en el que jugó tres temporadas.

No llegó el título durante ese periodo de 2006 a 2008, pero “eran grandes temporadas” bajo las direcciones respectivas de Marco Antonio Romero, Alonso Téllez y Roberto Heras.

“La liga no era de desarrollo como hoy. Venían extranjeros de mucha calidad y jugadores de experiencia”.

Su salida de Marineros fue un tanto polémica. Discrepancias. Sin embargo, éstas se limaron en 2019 cuando la directiva lo invitó a lanzar la primera bola del juego inaugural junto a otro símbolo del equipo, el también ensenadense Agustín Campa, además de Noel Montoya y Armando García.

Su vuelta al beisbol amateur no ha cesado desde entonces y entre idas y vueltas también pasó por los Mineros de la Liga Rural de Maneadero y los Tomateros de la Industrial Comercial.

De cuatro años a la fecha sus constantes visitas a jugar liga de veteranos en Tijuana, lo unieron a los Guerreros de la Liga Municipal por invitación de Homobono Briceño.

El saldo no ha podido ser más positivo: Cuatro campeonatos en la misma cantidad de años como elemento del equipo dominante en la Liga Municipal de Tijuana, además del título estatal ganado en 2019 ya con 44 años de edad.

Por lo pronto, el “Pescado” espera noticias sobre la final inconclusa, su quinta con los Guerreros, empatada a un triunfo por bando contra los Leones.

Continue Reading

Las más leidas