Daniel Corral

Los Corral, completos

Alejandro Zepeda

           

Ensenada, Baja California.- Daniel Corral siempre ha reconocido la influencia de sus padres durante la carrera que por 25 años ha desarrollado dentro de la gimnasia.

Y este lunes, el médico Enrique Corral y su esposa Gloria dejaron por un momento el consultorio que atienden para encabezar la ceremonia de recibimiento dedicada a su hijo menor, tras cinco meses de ausencia a causa de su participación en el programa televisivo Exatlón.

“Lo extrañé mucho porque nos juntamos todas las noches a estudiar, a platicar, o a ver películas en nuestros sillones, así que fue difícil tenerlo lejos tanto tiempo. Pero lo seguía diario para ver el programa en la televisión o por internet cuando no llegaba a tiempo”, dijo su padre.

Y sobre la presencia de aproximadamente mil 500 personas que recibieron al dos veces olímpico en el gimnasio municipal Óscar “Tigre” García, dijo: “Es increíble, tengo el corazón palpitando, mucha emoción de ver estas muestras de cariño hacia él”.

Por su parte, Gloria Barrón de Corral admitió que “hubo varios momentos de preocupación en la familia” mientras se desarrollaba el reality de TV Azteca realizado en República Dominicana.

“Nos preocupamos mucho sobre todo cuando sufrió un golpe muy fuerte. No descansamos hasta hablar con los médicos que lo trataban, para tener la seguridad de que estaba bien”, refirió.

Además, por las características de Exatlón, “viene delgado, mal comido y tendrá que empezar la etapa de recuperación acostumbrando al estómago para volver a recibir sus tres comidas”.

“Va a hacerse exámenes y visitará a un nutriólogo para estar fuerte cuando vuelva a entrenar”, agregó.

Como responsable de promover el evento de bienvenida, señaló: “Estaba nerviosa por la posibilidad de que no viniera mucha gente, pero veo con emoción que hubo una estupenda respuesta, igual que por parte del ayuntamiento que nos apoyó con la solicitud que hicimos para recibirlo en este gimnasio”.

Siempre pendiente de la carrera de su hijo, sostuvo que esta ausencia, de octubre a marzo, fue inédita para Daniel, pues generalmente sus campamentos de trabajo han sido instalados en el Club de Gimnasia de Ensenada, sin necesidad de emigrar.

“Soy de la idea de que los hijos atletas deben estar en su entorno, eso lo aprendí de Eduardo Carmona, el entrenador de Denisse López. Para mí ha sido difícil pero luchamos para que tuviera un gimnasio con todas las condiciones, buenos entrenadores, y así ha funcionado todo bien desde Ensenada”, explicó.

Por último, confió en que los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 significarán su tercera presencia consecutiva en esa justa, en espera de subir al podio.

“Lo veo con ánimo de seguir y creo que va a lograrlo porque trae esa medalla atravesada en la mente”, concluyó.

En el evento también estuvieron Enrique y Allyn, hermanos mayores del gimnasta.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top