BOXEO Y MMA

Max Flores viaja a Filipinas con la consigna de convertirse en el primer campeón mundial nacido en Ensenada

Max Flores entrenó este jueves en el Club Guzmán, a horas de su viaje/Alejandro Zepeda




Ensenada, Baja California.- Max Flores (24-4-1, 17 KO´s) peleará por primera vez en su carrera por un campeonato del mundo el domingo 25 de agosto.

Se trata del válido por los pesos mosca de la Organización Internacional de Boxeo (IBO) contra Carlo César Penalosa (14-1-0, 6 KO´s), filipino que fungirá como peleador de local.

El boxeador de 28 años aspira a convertirse en el primer campeón mundial nacido en Ensenada, pero va “con todo en contra” y dispuesto a noquear para poder ceñirse el cinturón de una organización en la que se han coronado Andy Ruiz y Nonito Donaire, entre otros.

Antes, dos boxeadores radicados en Ensenada, Roberto “Mako” Leyva e Iván “Choko” Hernández, alcanzaron campeonatos mundiales, pero ninguno nació en esta ciudad.

“Es la mejor oportunidad que me han dado porque firmé tres meses antes para poder hacer la preparación. Es la pelea más importante de mi carrera porque el sueño de cualquier boxeador es ser campeón mundial y se me está presentando la oportunidad”, afirmó a horas de su viaje.

Max Flores se ha proyectado con peleas espectaculares en las que ha llevado la iniciativa y las cuales se han transmitido por TV Azteca.

“Ha sido una parte fundamental ya que eso ha hecho que me vean de diferentes lugares. A uno como boxeador lo buscan por su estilo, por el espectáculo que da”, afirmó.

Sus dos salidas más recordadas fue una en la misma sede, Filipinas, contra el ex campeón mundial Milan Melindo, así como una realizada a Gran Bretaña contra Andrew Selby, rivales a los que finalmente no pudo vencer.

Pero confió en que esas experiencias abonarán en su nuevo desafío.

“Nervios no hay, miedo menos, a estas alturas es más la emoción. Y eso de tener tanto en contra me da más motivación”, afirmó.

Durante tres meses, Max ha tenido el apoyo tanto de su familia como de la empresa para la que trabaja, Giconsa, misma que le ha dado el espacio necesario para concentrarse en la preparación.

 “Agradezco a mis jefes que además me patrocinan y me dan el tiempo para concentrarme al cien por ciento”, reconoció.

Y, a horas de tomar el vuelo envió “un mensaje a los muchachos que empiezan: que no pierdan el hambre porque las oportunidad tarde o temprano llegan”.

Por el nocaut

Rafa Guzmán, entrenador de Max, señaló que Carlo César Penalosa será local y además es familiar del empresario que realiza la cartelera, motivo por el cual la estrategia se ha centrado en terminar con el combate antes del límite, sin dejar espacio al juicio de quienes califiquen.

“El entrenamiento fue diferente sin tirar tantos golpes porque necesitamos potencia, fuerza, para lograr el nocaut a como dé lugar”, explicó.

En cuanto al perfil de su rival, explicó que Max “ya está enzurdado”.

“Los golpes que le entran a los zurdos son los que practicamos estos tres meses. (Penalosa) es un buen boxeador que se mueve, tiene buenos ganchos, que es con lo que ha noqueado. Es pariente del promotor, llevamos todo en contra, pero no nos importante, vamos a ganar”, afirmó.

Y adelantó que “va a ser una buena pelea, pues los estilos se acoplan”.

Boxeador y entrenador viajarán este viernes con rumbo a Filipinas.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top