BOXEO Y MMA

Omar y Rubén, los invictos con proyección internacional del gimnasio del “Gallo” Aguilar

El "Gallo" Aguilar con sus hijos Rubén y Omar/Rosita Gtz.




Ensenada, Baja California.- De las decenas de boxeadores que Omar “Gallo” Aguilar tiene a su cargo en el gimnasio que atiende dentro del fraccionamiento Pórticos de Ensenada, hay dos que destacan: Omar y Rubén, el Pollo y el Pollito, ambos invictos, ambos hijos suyos.

Omar, de 20 años, recién ganó el sábado 12 de octubre el cinturón juvenil super ligero del Consejo Mundial de Boxeo al noquear en el primer round al venezolano Francisco Cuadrado. Y Rubén está considerado en la próxima función preparada en Tijuana por Zanfer, misma empresa que ha proyectado a su hermano.

“Tienen el mismo estilo, pegada, y a mí me encanta trabajar abajo, al cuerpo para mermar al rival”, explicó sobre el trabajo en el que se centra desde que empezó a formarlos.

Por lo pronto, el Pollo tiene mayor camino recorrido, dos años de un invicto en 14 combates, 13 por nocaut, el más reciente, el ya referido sobre el venezolano Cuadrado en el Auditorio Zonkeys de Tijuana.

 “Esperaba una pelea dura y para eso nos preparamos después de dos peleas seguidas en los Algodones y en Tijuana hace dos semanas, pero salió esta oportunidad. La pensamos porque no tenía descanso, lo analizamos y decidimos ir”, explicó.

Sin embargo, confió en lo desarrollado por el mayor de sus hijos desde que incursionó en el profesionalismo durante noviembre de 2017 luego de una sobresaliente trayectoria amateur.

“Conozco a Omar y sabía que iba a ganar, pero nunca esperé que en el primer round. No conocía al venezolano, solo sabía que era bueno. Lo conectó rápido y se acabó la pelea. Omar estaba motivado para brincar por cosas buenas”, apuntó.

En cuanto al futuro del ahora campeón juvenil del CMB, dijo: “Seguiremos entrenando y esperando para saber qué nos tiene la promotora. Descansamos unos días y esperamos llegar a las 16 peleas en diciembre. Omar no ha tenido desgaste y seguimos trabajado fuerte”, señaló.

La evolución también la atribuyó al equipo de trabajo conformado desde la titularidad de Zanfer con Fernando Beltrán, así como el preparador físico Raúl Robles y el nutriólogo Tony Pérez, ahora con la posibilidad de que la empresa Golden Boy Promotions “nos mueva en Estados Unidos”.

Y aun cuando Rubén, el “Pollito”, de 19 años, tiene menos peleas, ocho, todas ganadas, siete por nocaut, adelantó que, debido a su estructura física, es posible que abandone la misma división de su hermano, para pasar a welter. “Es rápido y tiene una pegada fuerte”, refirió.

Ahí mismo, el “Gallo” Aguilar trabaja con los chicos de la zona habitacional que ha crecido de 20 años a la fecha con otros prospectos como Misael “Chivita” Huerta, “un buen chamaco, disciplinado”, entre otros prospectos a los que pretende encaminar junto a Omar y Rubén.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top