FUTBOL

Raúl Gutiérrez habla de su destino a ocho años del título mundial Sub 17

Raúl Gutiérrez visitó Ensenada a ocho años del título mundial de su Sub 17/Alejandro Zepeda




Ensenada, Baja California.- Fue un central de época, convocado al Mundial de Estados Unidos 1994 y líder tanto de la defensa del recordado Atlante de La Volpe campeón en 1993 como del América goleador de Leo Beenhakker en 1994-95.

Pero más que la solidez de su trayectoria como futbolista, Raúl Gutiérrez es mayormente reconocido en su faceta de técnico gracias al campeonato mundial Sub 17 de 2011 como responsable de la selección de México.

El logro consumado en la cancha del Estadio Azteca, sin embargo, no ha sido garantía en términos de empleo.

Después de dejar las selecciones menores en 2016, el “Potro”, de visita en Ensenada para impartir una charla a técnicos de la región participantes de una copa infantil y juvenil, ha permanecido al margen de la baraja de entrenadores a la mano de las directivas de Primera División.

“Es un tema complejo. Salí de selección hace tres años después de los Juegos Olímpicos y hay veces que el compás de espera es desesperante porque hay otros técnicos, gente nueva que viene (hecha en México), además de la gente de fuera que es contratada. Son varios factores (para no ser tomado en cuenta aún por equipos del máximo circuito) y a nosotros nos queda seguir trabajando para no dejar ir la oportunidad cuando aparezca”, comentó.

De su etapa como futbolista, el también ex entrenador de Atlante en el Ascenso, rescató el contacto del que dispuso con técnicos de la talla de Ricardo La Volpe, Leo Beenhakker, Marcelo Bielsa, Jorge Solari, Alfio Basile, Manuel Lapuente y Carlos Reinoso.

“Cuando eres jugador vives el futbol de otra manera, vas aprendiendo si es que realmente tienes esa inteligencia y te vas definiendo. Ya como entrenador tomas los ejemplos de los entrenadores que te marcaron tanto para bien como para mal para ir haciendo tu propia historia”, dijo.

Lavolpismo

Sobre el técnico argentino, ex seleccionador nacional, admitió que fue protagonista de un capítulo clave tanto en su formación como en la de sus compañeros del Atlante de principios de los noventa.

“En esa generación crecimos bajo una idea que funcionó y que no había sido explotada. Esa forma de jugar, sus ideas, se te quedan como entrenador. El que diga que no está influenciado por La Volpe es un mentiroso”, sostuvo.

Ensenada

En esta ciudad, Raúl Gutiérrez preparó a la selección que meses más tarde obtendría el título en el mundial mexicano de 2011.

Su regreso se da días después del octavo aniversario de aquel logro, consumado tras superar a Uruguay en la final.

“Es una coincidencia. Hace (poco más de) ocho años estuvimos aquí (en Ensenada) con ese equipo campeón ganando un torneo contra otras selecciones. Entonces venir y recordar es lindo. Se cumple otro aniversario de un mundial que nos marca para bien, como reflejo de un trabajo bien hecho”, apuntó.

El Pollo y nada más

Del destino de los integrantes de aquella selección, la mayoría sin un paso sobresaliente en el profesionalismo y con Antonio “Pollo” Briseño como estandarte, dijo: “Uno siempre piensa que esos jugadores podían jugar en Primera División, pero cada quien va haciendo su historia”.

“Que el Pollo venga a un equipo referente es un premio a su esfuerzo y su tesón”, resaltó.

Tata

Aunque preferiría a un técnico mexicano, el “Potro” elogió el trabajo y la trayectoria del actual seleccionador, el argentino Gerardo Martino.

“Uno siempre decantaría por un técnico nacional, pero se agradece que llegue un técnico preparado, con experiencia y buen currículum. Lo que ha entregado ha sido congruente con su manera de manejar el equipo. Y ganar la Copa de Oro viene bien para que haya competencia interna”, opinó.

¿Americanista o atlantista?

Identificado con esos dos equipos, Raúl Gutiérrez podría ser ubicado como atlantista, sobre todo por su aparición en Primera División y su proyección a selección nacional.

En este caso, no obstante, ha sido decisiva la afición más temprana que el club de la primera oportunidad profesional.

 “Creo que Atlante nos ha dejado muy tristes recuerdos en muchos sentidos, y si hablo de que a los 10 años ya era americanista, lo demás se entiende solo”, confesó.

Plática

Entre las actividades del torneo infantil y juvenil Ensenada Cup, Raúl Gutiérrez impartió una charla a técnicos y padres de familia en el ex hotel Riviera.

 

El entrenador agradeció la invitación al director del Instituto Municipal del Deporte y Recreación de Ensenada, Javier Beltrán Gerardo, así como al representante de fuerzas básicas de Querétaro, Pavel Alvarado Ojeda.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top