Connect with us



Columnas

APUNTES PERDIDOS

Published

on

Archivo




Por Marco Antonio Domínguez Niebla

Es que…

Al reportero no se le daba eso de escuchar y publicar así como así, a las ciegas, para ganar likes o exclusivas al paso del tiempo convertidas en humo. Lo que se le daba era revisar los antecedentes de quienes prometían y ofrecían proyectos majestuosos para abonar a la productividad de una ciudad a la que en realidad llegaban a hacer negocio. Fue así que recordó al reaparecido empresario promotor de una cosa llamada Silvestres de Fierro (o algo así), una década atrás, cuando aseguró que ese equipo jugaría en la liga con proyección al máximo circuito. Al final, esa franquicia cuyo nombre parecía una broma, terminó precisamente como eso, con argumentos tales como: “Es que la federación pidió… es que las franquicias vecinas se quejaron… es que…”. Nueve años después, el mismo empresario regresó con una de las franquicias aspirantes a formar parte de un nuevo circuito independiente. Le contó al reportero, a grandes rasgos, lo que eran organismo y equipo cuando se encontraron en un café de la ciudad. Recordaron lo de Silvestres y fue extendida la invitación para la cobertura de una rueda de prensa con los titulares de la nueva liga. El reportero acudió, pero durante esa comparecencia no fue entregada información siquiera suficiente para presentar material de interés, pues los dirigentes no revelaron absolutamente nada porque tendrían otra rueda de prensa (la buena) días después en una ciudad con mayor arraigo deportivo. “Es que los detalles… es que falta la confirmación de franquicias… es que…”. El propietario del equipo de la ciudad indicó aquella vez que su sede sería la misma que buscaba la década pasada, un estadio todavía a media construcción, asunto que al paso de los meses seguía sin certezas ni contratos de por medio. “Es que el patronato que lo administra… es que sólo falta la firma… es que vamos a invertir… es que…”.  Y admitió en dicha rueda de prensa que estaba en pláticas con dos figuras internacionales, ambos campeones en su momento con prestigiosos equipos, mientras que como técnico anunció a un veterano en la materia. A meses de aquello ni los jugadores ni el técnico. “Es que uno tiene un contrato con otro equipo… es que el otro no está en ritmo… es que el entrenador ya está grande y no puede viajar… es que un periodista fue quien soltó la noticia… es que mejor nos vamos con puros nacionales… es que…”. Otro capítulo mereció su escudo, con una primera versión copiada de un mítico plantel europeo y luego puesta a concurso con un ganador que luego fue rectificado para darle el triunfo a otro participante. “Es que necesitábamos presentar algo de urgencia… es que para nosotros era el mejor… es que la afición pidió el otro… es que…”. La última noticia bomba apuntaba al área deportiva de su estructura dirigencial con el anuncio de que dicha tarea estaría a cargo de un legendario seleccionado nacional. Y es que… hasta aquí la historia.

*El autor es colaborador de AGP Deportes.

Columnas

RÉPLICA (Resumen)

Published

on





Por Fernando Ribeiro Cham

Resumen

Probablemente de todos nuestros sentimientos el único que no es verdaderamente nuestro es la esperanza. La esperanza le pertenece a la vida, es la vida misma defendiéndose”.

  • Rayuela. Julio Cortázar

El 2020 ve sus horas finalizar. Año árido. Poco fecundo para la mayoría, es sin duda uno que quedará para la anécdota posterior, quizá para el relato que levantando las cejas, los nietos difícilmente les crean a sus abuelos. Es difícil escribir sobre algo, que aun con las pasiones que hace brotar, es solo un rodar, lanzar o encestar un balón, cruzar una meta, mover una pieza o lograr una destreza física para júbilo propio y ajeno, sentimiento tan opuesto al de muchas mesas, cuyas sillas se encuentran vacías de forma temporal o quizá permanente.

Por eso el Everest del deporte tuvo que esperar 365 días más para ver desde su cima a los intrépidos escaladores. 12 meses más de soportar llagas, cansancio, sudor que cae, cuando ya no habría razón de ser. Hay que alargar lo que debió culminar, que el Monte Fuji y los cerezos japoneses, aguardarán una primavera más.

Hacer muy poco durante la normalidad, se convirtió en la nueva normalidad en la administración deportiva. Asignaciones directas, millones a empresas recién surgidas, el “sinker” o la de “nudillos” en medio de un semáforo rojo, intrascendente dijeron después, y la ignorancia con labios y lengua que a la prensa retó, fue lo “más” destacado a nivel estatal. 

En el municipio otro rocío calmó la sed de la vid deportiva. El futuro gas ya dejó dividendos presentes y parece usarse nuevamente el telón del júbilo visible, para ocultar el desfalco que lo antecedió.

Han sido meses de incertidumbre, de poca racionalidad y poca argumentación. De poco o nada sirve el argumento que no encuentra compañero que devuelva la pelota. Es pelotear con la pared.

Deseo que Raúl pueda aprovechar el impulso que desde ya da el otro Raúl, para que la puerta que abrirá el mejor tenista mexicano de la historia, pueda encumbrar de forma inmortal a otros embajadores.

Decía que moralmente luce irresponsable en estos tiempos escribir sobre deporte, pero la vida que se requiere para llevarlo a la práctica es la misma que debemos honrar, quienes nos quedamos a manera de agradecimiento para quienes físicamente, pero no intrínsecamente, ya se han ido.

Que el 2021 le colme de éxitos personales y profesionales. Mis mejores deseos.

Continue Reading

Columnas

RÉPLICA

Published

on





Por Fernando Ribeiro Cham

No basta con un disculpe usted

No es la primera vez que personal del Instituto Municipal del Deporte y la Recreación de Ensenada (INMUDERE), hace uso del tiempo oficial de labor, para arengar o denostar un acto político partidista.

El 07 de septiembre del año en curso, el actual subdirector de deporte popular y delegacional, Luis Castro, compartió en horario oficial, una arenga hacia el diputado federal Armando Reyes Ledezma y en el mismo espacio, denostó la labor de otra diputada federal. Castro es la cuota del PT dentro del INMUDERE y poco se sabe sobre los ámbitos de su ejercicio público.

El hecho de que desde la cuenta oficial del INMUDERE, se haya compartido contenido sobre un acto partidista, viola las disposiciones en materia electoral y tal acción debe ser sancionada no solo por los órganos internos de gobierno, sino por la autoridad electoral. También está el caso de funcionarios del área de promotoría, quienes hicieron mal uso de recursos de la paramunicipal, sin que hubiese existido al menos un apercibimiento por tal conducta.

Fuera de la inversión que Energía Costa Azul pretende hacer en retribución por la instalación de la nueva infraestructura, es poco lo que puede percibirse como avance en la actual administración.

De poco o nada parece haber servido la visita de la directora del SINADE. Hasta donde es del conocimiento público, no ha llegado recurso federal en materia deportiva, es más, documentos en posesión de un servidor, refieren la negativa de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte para transferir subsidio a entidades federativas y municipios para el rubro de infraestructura.

Al día de hoy, se sigue sin saber el avance de la investigación contra quien resulte responsable, que se supone lleva sindicatura por más de un año por el pésimo trabajo de rehabilitación de la pista de la unidad deportiva Sullivan, rehabilitación en la que se utilizó dinero de cientos de corredores que aportaron para esa labor a través de su inscripción al medio maratón.

Tampoco se sabe en qué quedó el intento de enmienda por el “gol”, cual contratos de Felipa Obrador a Pemex, que Antonio Muñoz le “metió” a la comisión de deportes. “Ni tú lo pediste, ni a mí se me ocurrió dártelo”, parece ser el mensaje detrás del “no sabíamos que laboraba para el instituto”. Lo cierto es que hasta donde se sabe, el reglamento se sigue violando.

El instituto también ha quedado a deber durante este periodo de confinamiento. Lejos de ser un actor en la toma de decisiones para promover el ejercicio físico como instrumento de la salud pública promocional, lo cierto es que ha lucido más como un actor secundario, limitándose a acatar las disposiciones de la autoridad sanitaria y no considerándose como una de ellas. Han sido mayores las gestiones de regidores como Raúl Vera o Carmen Salazar, para promover la apertura del espacio público con fines de ejercicio físico, que lo hecho por el propio instituto. De estímulos para el asociacionismo deportivo, tan golpeado en este periodo, solo se sabe de una declaración de estímulos por parte de CONADE.

Una propuesta de aumento a las cooperaciones “voluntarias” que fue rechazada por el alcalde y los regidores, la crisis de la relación con el equipo de baloncesto profesional Ensenada Lobos y ahora la intervención parcial de la dependencia en un proceso electoral, son ejemplos de yerros no menores.

Continue Reading

Columnas

RÉPLICA

Published

on





Por Fernando Ribeiro Cham

Irracionalidad

“Hay dos cosas infinitas: la estupidez humana y el universo; y no estoy seguro de lo segundo”

  • Albert Einstein

“Vamos bien, porque se ha podido domar la epidemia y en vez que de que disparara, como ha sucedido lamentablemente en otras partes, aquí el crecimiento ha sido horizontal”

  • Andrés Manuel López Obrador, 27 de abril de 2020

Don Gonzalo es médico internista. Hace poco más de un año fue su último pase de lista y  tenía unas vacaciones planeadas por el mediterráneo de Europa, mismas que tuvieron que verse aplazadas por la contingencia mundial sanitaria. A sus 64 años de edad, Don Gonzalo luce fuerte, aun con esa tos que le ha heredado, como acompañante constante, la media docena de cigarrillos que a pesar de los regaños de su esposa y su hija mayor, no ha dejado de fumar.

La actividad física del ex médico de la clínica 28, se limitaba a estirar las piernas entre consulta y consulta y es justo añadir, que debido al visible y prominente aumento de peso que ha venido a ser mayor desde que sus jornadas se extendieron, le hizo caso a su secretaria y hoy estaciona el auto a cuadra y media del nosocomio, lo que lo obliga a aumentar en 876 pasos, su cuenta personal diaria, cuya meta personal es ya de 6,000.

El día de hoy Felipe ha llegado a casa de sus padres y mientras Doña Lourdes servía el desayuno, le ha comentado a su padre que lo ha inscrito en un gimnasio situado en el fraccionamiento donde vive, ahora con la hija menor como huésped, el matrimonio Rodríguez Amezcua. “No me puedes decir que no. Pasaré por ti e iremos una hora al día. Solo aceptan a 6 personas por clase, el lugar está ventilado, te toman la temperatura, el instructor usa cubrebocas y nosotros lo usaremos también. Recuerda que Villaescusa (un colega cardiólogo), te recomendó hacer de 30 a 45 minutos de ejercicio diarios y ya no quiero volver a pasar por la angustia de ese preinfarto que puso a todos con el Jesús en la boca”.

Don Gonzalo solo respondió con un “pues a ver si me gusta”, mientras ingresaba la última de las cinco galletas que había sumergido en el café, con dos cucharadas de azúcar, pero eso bastó para que Doña Lourdes, haciendo uso de la vieja estrategia del uno dos, añadiera que se sentía tan contenta porque ahora sí, padre e hijo convivirían más.

Felipe pasó por su padre al cuarto para la hora. Tenis lavados ayer por la tarde por Doña Lourdes, Don Gonzalo subió al auto, más con el ánimo de cumplirle un par de días a su hijo, que por la prescripción de su ex compañero de piso.

No tardaron mucho en llegar. A pesar de que tuvieron que desviarse, calle y media, debido a una reparación del asfalto recién instalado hace un par de semanas, el auto se estacionó frente al gimnasio que extrañamente lucia oscuro. Felipe revisó las redes sociales del sitio y el semblante cambio en el hijo, “debido a la disposición de la autoridad, nos vemos en la penosa necesidad de cerrar (otra vez y de manera indefinida). Les pedimos comunicarse al …”

“Caray, justo llevaban unos meses que volvieron a abrir. Quién sabe cómo le harán con la renta y los gastos. Pobre gym”, comentó Felipe. Escapándose una vez más del “enorme” sacrificio que le representaba ejercitarse, Don Gonzalo le recordó a Felipe que debían llegar por el espinazo que Doña Lourdes les encargó para el pozole de la tarde.

Son ya las 4:30 de la tarde y Fabiola, la hija más pequeña, ha sorprendido a sus padres con unos boletos para la función de las 7:30 de la tarde. “Es la nueva comedia del cine mexicano que tuvo que retrasarse por esto del virus”, les comenta gustosamente, seguido de un “vamos, todo está muy cuidado y hay bastante separación entre los asientos”.

Abrigados los tres, más Don Gonzalo que las dos mujeres, hacen una breve fila de apenas 26 personas, decimos que es breve, puesto que antes la fila llegaba hasta pasando la puerta principal y hay que agregar que el otro “obstáculo”, la fila de la dulcería, está “moviéndose” también de forma rápida, especialmente porque Fabiola cuenta con esa tarjeta de cliente frecuente. Don Gonzalo optó por el combo cuatro, palomitas grandes, mitad cheddar y mitad acarameladas, soda reducida en azúcar – por insistencia de su esposa – y unos nachos pequeños con queso. La película ha iniciado. Dos horas veintiocho minutos después, van de regreso a casa.

Felipe no ha claudicado en promover en su padre algo de ejercicio físico. El gimnasio le ofreció programas en línea, pero sabe que Don Gonzalo no entiende mucho de eso que llaman las nuevas tecnologías de la información. “Vamos a la unidad deportiva, aunque sea caminar un poco, papá” y Don Gonzalo, quien recién había leído ya la sección de deportes del diario local, aceptó esta vez de forma complaciente. Una cartulina fluorescente y el taquillero, anuncian que la unidad ha sido cerrada por los que dirigen y que no se sabe hasta cuándo estará así, “ya hasta los del atletismo, ya saben que no se puede entrar”. “Ni modo, Felipe, ya no nos tocaba”, lanzó Don Gonzalo.

El atardecer luce estupendo, es uno de esos regalos que la bahía ofrece a quienes miran por su ventana entre las 4:40 y las 5 de la tarde. Don Gonzalo ha decidido ir a probar suerte – mejor que la que le representó dos salidas infructuosas a ejercitarse – y pasa ya el filtro sanitario del casino al que asiste con regularidad. Después de 10 o 15 minutos sin que la maquina elegida lance alguna combinación favorable, decide cambiarse a otra, claro, una que está a metro y medio de separación de la próxima permitida y pide, para entrar en calor, un whisky doble al mesero, quien de forma rápida aparece con la bebida que será la primera de cuatro que tomará Don Gonzalo durante su estancia. Han pasado ya dos horas y cuarenta y tres minutos desde que llegó Don Gonzalo, el cansancio empieza a aparecer, pero es aminorado por la constante circulación de oxígeno proveniente del aire acondicionado, aunque hay que decirlo, este mismo aire le hace toser un par de veces, ocasionando en que su vecina próxima, gire un poco su cabeza, solo para constatar que con cubrebocas puesto, no hay de qué preocuparse.

Don Gonzalo ha regresado a casa. Pasado mañana tiene cita, a eso del mediodía, con el cardiólogo.

P.d. De acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud de Baja California, al día de hoy no se ha registrado un solo caso de COVID 19, cuyo origen haya sido la asistencia a un gimnasio o centro de instrucción física. En el sureste de Australia, de poco más de 6 millones de visitas en 423 gimnasios, no se reportó ningún caso de COVID 19, cuyo origen haya sido la asistencia a un gimnasio o centro de instrucción física. En España, con datos los contagios por asistencia a gimnasios han representado un 0.34% de los casos totales, mientras que de acuerdo al estudio de Castañeda – Babarro y cols, el confinamiento ha aumentado en un 28.3% la disminución de ejercicio físico poblacional. 7 de cada 10 hospitalizados por COVID 19, sufren de una comorbilidad asociada al sedentarismo y a una pobre alimentación nutricional.

Continue Reading

DESCUENTO EN PREDIAL DE 12% EN ENSENADA HASTA 31 DE ENERO

NAVA SPORT

LIKE A FACEBOOK

Las más leidas